Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Tudela

Un joven zaragozano muere en un atropello múltiple en Tudela

La novia del fallecido y una amiga de esta también resultaron heridas al ser arrolladas por el vehículo en el camino de las Norias en el día del Ángel

Imagen de los agentes de la Policía Foral, en el lugar del atropello de Tudela.

Efectivos de la Policía Foral, en el lugar del atropello de Tudela.

Actualizada 20/04/2017 a las 12:13
  • DIARIO DE NAVARRA

Carlos Pellejero, un joven zaragozano de 20 años, falleció este domingo tras ser atropellado en el camino de las Norias, en Tudela. En el suceso resultaron heridas su novia y una amiga de esta. El conductor, A.L.P.C., natural de Milagro de 28 años, que se dio a la fuga tras el atropello múltiple, se entregó poco antes de la medianoche a la Guardia Civil de esa localidad. El siniestro se produjo en torno a las 20 horas en el camino de las Norias, por el que decenas de cuadrillas de jóvenes regresaban a la capital ribera tras una jornada festiva con motivo de la celebración del Día del Ángel.

Según las declaraciones de distintos testigos, un Citroen C4 negro que también volvía hacia Tudela arremetió a gran velocidad a un grupo de seis jóvenes, cinco chicas y un chico, que se encontraban junto a una curva, a unos dos kilómetros del casco urbano de la ciudad. Al percatarse por el sonido del motor revolucionado de que un coche se abalanzaba hacia donde se encontraban, se apartaron del camino como pudieron. Tres de ellos saltaron hacia el lado derecho del camino mientras que otras tres jóvenes saltaron hacia el izquierdo. Sin embargo, los tres del lado derecho de ellos no lograron esquivar del todo el derrape del vehículo, que les golpeó. Como consecuencia, uno de ellos, Carlos Pellejero, vecino de Zaragoza de 20 años, murió en el acto. Su novia, la tudelana Claudia Carrilero Cebrián y una amiga de esta, Mayte Royo Pérez, de 20 y 21 años, respectivamente, sufrieron múltiples contusiones y fracturas.

En la confusión inicial (se habló de que el coche había caído al Ebro o de que había una segunda víctima mortal entre los jóvenes) el copiloto y un tercer varón que viajaban en el coche implicado en el siniestro abandonaron el vehículo y se bajaron, acudiendo a atender a los heridos y colaborar en lo ocurrido. No reaccionó así el conductor, que se dio a la fuga a gran velocidad.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos sanitarios de Tudela, una ambulancia medicalizada y dos convencionales, así como agentes de la Policía Municipal de la capital ribera y de Policía Foral. Un equipo de atestados de este cuerpo policial quedó a cargo de la investigación. El suceso causó gran conmoción en los jóvenes presentes en el lugar y, además de recoger manifestaciones de testigos, se prestó asistencia psicológica a varios de ellos.

Las dos heridas fueron trasladadas con diversos politraumatismos (una de ellas fue desplazada varios metros por el golpe del coche) al hospital Reina Sofía de Tudela, donde en pocos minutos acudieron familiares y amigos. Se encontraban en estado de shock por lo ocurrido. Sus heridas son graves, pero su estado era estable y ninguna corría riesgo vital.

La noticia del suceso se extendió rápidamente por Tudela, conmocionando a la ciudad. Con el revuelo llegó la difusión de numerosos rumores sin contrastar. La Policía foral ha pedido asimismo no difundir los bulos que en las redes sociales se están generando en torno al suceso.

El alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, lamentó en Twitter el suceso. El Ayuntamiento, asimismo, difundió un comunicado en el que lamentó el suceso y decretó día de luto oficial en Tudela el lunes.

El mismo lunes, las amigas del fallecido convocaron por redes sociales una concentración en la plaza de los Fueros de Tudela en homenaje a Carlos Pellejero y las dos jóvenes heridas. Unas 1.500 personas asistieron al homenaje, donde se leyó un comunicado y se guardó un minuto de silencio.

Compañeros de la Universidad de Zaragoza de Carlos Pellejero, donde cursaba tercero de Enfermería, arroparon el martes a los familiares del joven con un sentido homenaje al que también se unió la institución académica.

 

EL CONDUCTOR, UN JOVEN DE MILAGRO DE 28 AÑOS

El domingo, varios agentes de la Guardia Civil localizaron un vehículo sospechoso en el garaje de una vivienda en Milagro. Tras varios intentos, consiguieron hablar por teléfono con el joven, que salió de la casa y se entregó de forma voluntaria en el cuartel de la Guardia Civil de Milagro, a las 23.40 horas. Una horas más tarde, a las 00.40 horas, la Policía Foral, que investiga el caso, se hizo cargo del arrestado.

El conductor del vehículo, un vecino de Milagro de 28 años, dio positivo en cocaína en un análisis de saliva practicado de madrugada por la Policía Foral. En ese mismo test, el arrestado, A. L. C., arrojó un resultado negativo de alcohol. Le constan al menos dos antecedentes previos relacionados con el consumo de drogas. Hace tres años fue denunciado por tenencia y consumo de marihuana por la Policía Foral y, más recientemente, el pasado 2 de abril, había sido denunciado nuevamente por consumo de THC (derivado del cannabis) al volante.


EL MISMO "COCHE NEGRO"

Tras conocerse el atropello mortal y saber que la policía buscaba un “coche negro”, un tudelano de 26 años, comunicó la situación que había vivido esa misma mañana. El joven pasaba el día en una huerta en la zona de las Norias y fue testigo de cómo un coche negro golpeó y derribó a una joven, que perdió el equilibrio y cayó al suelo. "También es verdad que ella había bebido, pero se veía que la situación era un peligro", afirma el testigo.

 “A ver, a la chica no es que le hubiera pasado por encima ni nada por el estilo, pero lo mismo le ha salido ahora un buen moratón y no sabe que fue por eso”, relata.

El miércoles, la Policía Foral difundió unas imágenes en las que se observaba el estado en el que había quedado el vehículo tras el atropello múltiple en Tudela.
 

PRISIÓN SIN FIANZA

La juez de guardia de Tudela decretó el martes el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el conductor acusado del atropello mortal en Tudela, quien declaró que "no se apercibió de haber atropellado a personas". El joven indicó que se topó con una furgoneta y dio un volantazo por el que el coche derrapó. Algo que la cuadrilla tudelana que sufrió el accidente ha negado contundemente. Nadie más, aparte del detenido, vio la supuesta furgoneta que circulaba en sentido contrario.

La juez señaló en el auto que "se hace necesaria la medida cautelar a adoptar sobre el detenido, de prisión provisional, dada la gravedad y la pena por los hechos cometidos".

La juez destacó que en el atestado policial se pone de manifiesto que el conductor del coche iba a excesiva velocidad. "Ha de ser reseñado, que consta en dicho atestado policial que una de esas jóvenes en el momento de ser atropellada por el investigado había quedado en el capó de dicho vehículo y aquel, para 'quitarse el cuerpo', dio un volantazo, cayendo aquella al suelo", continuó la juez.

Además, del atestado y averiguaciones policiales se infiere que el investigado "siguió conduciendo hasta parar en un campo donde quitó cristales de la luna delantera, la cual había quedado desquebrajada del siniestro, y una vez realizada dicha actuación, siguió su ruta, previsiblemente, hasta Milagro, lugar de su residencia". "Llegó al domicilio familiar, metió el coche en el garaje, así como intentó limpiar los restos de sangre del mismo", añade.

Finalmente, la jueza apuntó que, de lo actuado hasta el momento del juicio y a la espera de lo que digan las pruebas, se va a imputarle cuatro delitos: homicidio por imprudencia grave, castigado con pena de prisión de uno a cuatro años; un delito contra la seguridad vial, entre otros castigado con pena de prisión de dos a cinco años, un delito de omisión del deber de socorro castigado con pena de prisión de seis meses a cuatro años, y un delito de imprudencia grave.

La resolución no es firme y contra la misma cabe interponer recurso de reforma ante el juzgado en el plazo de tres días y subsidiario de apelación o recurso de apelación en el plazo de cinco días.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra