Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Declaración de la Renta

Navarra: Veinte tipos de ingresos que no hay que declarar en la renta 

Tenemos la idea de que hay que declarar por todos los ingresos percibidos en el año 2016 pero existen un buen puñado de ingresos que los legisladores han considerado exentos de tributar en la renta

Una oficina para realizar la declaración de la Renta.

Una oficina para realizar la declaración de la Renta.

Actualizada 20/04/2017 a las 15:41
  • Diario de Navarra. Pamplona

Estamos ya en tiempo de la campaña de la renta. Una campaña que arranca con toda su fuerza la próxima semana, ya que el  día 18 se abre el plazo para presentar las declaraciones en las oficinas de Hacienda y en las entidades colaboradoras. En principio, tenemos la idea de que hay que declarar por todos los ingresos percibidos en el año 2016. Sin embargo, existen un buen puñado de ingresos que los legisladores han considerado exentos de  tributar en la renta.  Muchos más de los que a simple vista pudiera parecer. Se incluyen desde algunos tipos de pensiones o indemnizaciones a determinadas   ayudas públicas o prestaciones familiares. En este texto se repasan y diseccionan un total de veinte tipos de ingresos que la ley establece que no se incluyen en la declaración de la renta. Son los principales, pero no los únicos. Y son los siguientes:

Incapacidad permanente absoluta o gran invalidez. Están excluidas de cotizar en el IRPF las cantidades que paga la Seguridad Social por incapacidad permanente absoluta o  gran invalidez. La primera es la pensión que  se concede cuando el trabajador se encuentra inhabilitado por completo para toda profesión u oficio (normalmente por accidente o enfermedad).  La gran invalidez se produce cuando además el trabajador, por pérdidas funcionales o anatómicas, necesita la asistencia de otra persona para las funciones más esenciales tales como vestirse, desplazarse o comer y a su pensión de incapacidad permanente se le añade un complemento para pagar a una persona que lo atienda. Si la cuantía percibida por estos conceptos es mayor que la pensión máxima (35.941 euros brutos anuales en 2016), el exceso tributará como rendimientos del trabajo. Por el contrario, sí que pagan IRPF todos los tipos de pensiones restantes que abona la Seguridad Social (jubilación, incapacidad, viudedad, etc..).

Pago único del paro. El paro sólo está exento de figurar como un ingreso en la renta cuando se cobra como un pago único y se dedica además este dinero a la instalación de un negocio como autónomo, la adquisición de capital de cooperativas, sociedades laborales o de una sociedad mercantil. En Navarra no existe ningún límite económico a esta exención. Eso sí, existe una exigencia de mantener durante cinco años las participaciones adquiridas. El resto de las prestaciones por desempleo se consideran ingresos que hay que declarar en el IRPF.

Indemnizaciones por despido. Las indemnizaciones recibidas por despido o cese de un trabajador no se incluyen en el IRPF con el límite de la cuantía establecida como obligatoria por el Estatuto de los Trabajadores o reconocida en una sentencia judicial. El resto de la indemnización, con las cantidades que no sean obligatorias, si están sujetas a declaración como rendimientos del trabajo.

-En el caso de los   despidos improcedentes, colectivos y por causas objetivas, para los contratos realizados a partir del 12 de febrero de 2012, están exentas estas indemnizaciones hasta la cuantía que no supere los 33 días de salario por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.

-La indemnización obligatoria por despidos en el caso de los contratos con fecha anterior al 12 de febrero de 2012, se calculará a razón de 45 días de salario por año de servicio anterior a esta fecha  y a razón de 33 días de salario por año a partir de ese momento y con un máximo de 42 mensualidades.

-En cualquier caso, el límite de indemnización exento de tributar es de 180.000 euros (es el mismo límite que rige en el resto de España).

-Tampoco están exentas del pago del IRPF las indemnizaciones por la extinción de un contrato temporal.

-Las indemnizaciones por la muerte o jubilación del empresario están exentas en lo que equivalga a un mes de salario, pero no el resto. 

-Y no están exentas, a juicio de Hacienda, las indemnizaciones por despido o cese del personal de alta dirección.

Prestaciones por nacimiento. Están exentas de pagar en el IRPF todas las prestaciones públicas (tanto las de la Seguridad Social, las de Navarra y cualquier otra Administración) por nacimiento, adopción, hijos a cargo, acogimiento de menores, orfandad, parto o adopción múltiple, cuidado de hijos menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave. También todas las ayudas concedidas mediante las correspondientes convocatorias en materia de familia como medidas complementarias para fomentar la natalidad y conciliar la vida laboral y familiar de las personas trabajadoras. Además, la ley establece como novedad que los contribuyentes podrán reclamar con efecto retroactivo las exenciones de las ayudas y prestaciones por cuidado de hijos menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave y que hayan sido percibidas desde el 1 de enero de 2011.

Anualidades por alimentos para los hijos. No se incluyen en la declaración las cantidades recibidas por los hijos de sus padres en concepto de anualidades por alimentos en virtud de una decisión judicial

Ingresos en el extranjero. Están exentos los rendimientos del trabajo obtenidos por servicios en el extranjero hasta un máximo de 30.000 euros (hasta el año pasado eran 60.000 euros) y con determinadas condiciones

Planes de Ahorro a Largo Plazo.  También están exentos los rendimientos de los Planes de Ahorro a Largo Plazo, un nuevo instrumento de ahorro, siempre y cuando la inversión se mantenga 5 años y se inviertan menos de 5.000 euros al año.

Venta de vivienda por mayores de 65 años. Si una persona mayor de 65 años vende su vivienda habitual, el incremento de patrimonio que obtenga está exento  del IRPF. Lo mismo ocurre  si lo hace una persona en situación de dependencia severa o de gran dependencia (siempre de conformidad con la Ley 39/2006). Hacienda recuerda que el límite de esa exención es de 300.000€  y el exceso de esta cantidad sí se considerará sometido al impuesto. Tampoco se consideran renta cuando estas personas (mayores de 65 año o personas en dependencia severa o gran dependencia) perciban  cantidades  como consecuencia de las disposiciones que hagan de su vivienda habitual  como constituir  una  “hipoteca inversa”  (crédito con garantía de vivienda), una “hipoteca pensión” (crédito hipotecario con cuyo importe se constituye una renta vitalicia) o una “vivienda pensión” (venta de la nuda propiedad conservando el usufructo, y con el importe percibido se constituye una renta vitalicia) o la cesión para alquiler.

Transmisión de vivienda por deudor y dación en pago. La ley recoge también que no tributa el incremento de patrimonio que se produce con motivo de la transmisión de la vivienda habitual realizada por el deudor hipotecario en el curso de un procedimiento judicial instado por una entidad financiera, siempre que dicha vivienda sea la única de la que el contribuyente sea titular. También queda exenta de tributar la venta extrajudicial de la vivienda habitual por medio de notario prevista en el Art. 129 de la Ley Hipotecaria, así como a la dación en pago derivada del acuerdo con la entidad financiera como medida sustitutiva de la ejecución hipotecaria (también debe ser la única vivienda de la que es titular).

Devolución por cláusulas suelo. Navarra ha adoptado también como propia (mediante una ley foral) la normativa del Estado para las cláusulas suelo. Así,  la devolución de las cláusulas suelo , en efectivo o través de otras medidas compensatorias, así como sus intereses indemnizatorios, no se incluyen como ingresos en el IRPF. Con una excepción. Si las cantidades satisfechas por estas cláusulas han formado parte de la deducción por inversión en vivienda habitual de ejercicios no prescritos, se regularizarán las deducciones indebidamente practicadas en el periodo impositivo en que se celebre el acuerdo o se obtenga la sentencia o laudo arbitral, sin incluir intereses de demora. Por su parte, no se regularizarán las cantidades que se hubieran destinado a reducir el principal del préstamo hipotecario. Respecto de las cuantías que hubieran tenido la consideración de gasto deducible o disminución del patrimonio en ejercicios anteriores no prescritos, se rectificará, sin sanción, ni intereses de demora, ni recargos, las declaraciones de esos ejercicios, para anular el gasto o disminución del patrimonio.

Pensiones por mutilación en la Guerra Civil. Las pensiones reconocidas a personas que sufrieron lesiones o mutilaciones durante la Guerra Civil (años 1936-1939) no se incluyen en la renta.  La exención afecta solamente a la parte de pensión de mutilación, pero no a otros conceptos que se pudieran percibir. Así, los mutilados tienen derecho a una retribución básica (que está sujeta al pago del IRPF) y a una pensión de mutilación (que está exenta de pago). Las pensiones de viudedad generadas por personas que murieron en la guerra civil sí están sujetas al IRPF.

Ayudas por el VIH. Están exentas las ayudas de cualquier tipo de las personas que padecen el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) reguladas en el real decreto de 1993

Renta Garantizada. Este año, como novedad, se incluye como exento del pago del IRPF la Renta Garantizada que ofrece el Gobierno foral

Prestaciones por entierro. Las prestaciones percibidas por entierro o sepelio, con el límite del importe total de los gastos efectivamente realizados.

Ayudas a dependientes. Están exentas las prestaciones económicas públicas que se perciban para el cuidado de familiares y de asistencia personalizada a las personas en situación de dependencia según la Ley de 2006.

Premios literarios y científicos. Los premios literarios, artísticos o científicos declarados exentos en un acto formal por la Administración Tributaria. Están expresamente declarados exentos los premios Príncipe de Viana del Gobierno foral y los Príncipe de Asturias.

Algunas becas. Determinados tipos de becas públicas y las concedidas por fundaciones como las bancarias para estudios reglados, las de la administración foral para investigación o la formación de tecnólogos  y las becas Navarra para cursar master en universidades extranjeras

Ayudas a deportistas de alto nivel. Están excluidas de la declaración las ayudas a los deportistas de alto nivel hasta el límite de 60.100 euros anuales que sean financiadas por las administraciones públicas y federaciones deportivas y olímpicas

Determinadas ayudas a agricultores y empresarios. La ley permite no tributar por la percepción de las siguientes ayudas de la Política Agraria Comunitaria: abandono definitivo  de viñedos; arranque de plantaciones de manzanos, melocotoneros y nectarinos y por abandono definitivo de la producción lechera. También están exentas la percepción de ayudas al abandono de la actividad de transporte por carretera; la percepción de ayudas públicas que tengan por objeto reparar la destrucción, por incendio o inundación de elementos patrimoniales de actividades empresariales; las subvenciones de capital concedidas a quienes exploten fincas forestales gestionadas de acuerdo con planes técnicos de gestión forestal  aprobados por la Administración forestal competente, siempre que el período de producción medio sea igual o superior a 30 años y las indemnizaciones percibidas por quienes colaboren en las estadísticas de respuesta obligatoria a que se refiere el artículo 23 de la Ley  de Estadística de Navarra.

Indemnizaciones por terrorismo y violencia de género. Las prestaciones extraordinarias pagadas por el Estado para paliar los daños producidos por actos de terrorismo. Están también exentas las indemnizaciones a que se refiere la  ley foral de ayuda a las víctimas del terrorismo, la Ley 32/1999, de solidaridad con las víctimas del terrorismo y la Ley 29/2011, de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo. También están exentas las prestaciones económicas procedentes de instituciones públicas concedidas a las víctimas de la violencia de género, así como las ayudas concedidas a las víctimas de delitos violentos a que se refiere la Ley  de ayudas y asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra