Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SÍNDROME DE DOWN

Inclusión detrás de la barra

Una campaña en comercios del Casco Antiguo de Pamplona visibilizó este martes el Síndrome de Down

Hazel Loinaz Urdaci sirve un pincho con la ayuda de Isabel Arias Pino, en La Mandarra de la Ramos, en San Nicolás.

Hazel Loinaz Urdaci sirve un pincho con la ayuda de Isabel Arias Pino, en La Mandarra de la Ramos, en San Nicolás.

Calleja
Actualizada 24/03/2017 a las 12:33

Con esmero, Raquel Ferreras Arambillet clasificaba este martes a eso de las diez y cuarto de la mañana un montón de polos de distintos modelos en el interior de la tienda Confecciones Madrileñas, en la calle Zapatería de Pamplona. Los grises en este montón, los negros, en este otro. Su preferido, el rojo, confesaba con timidez la joven, que experimentaba por primera vez la sensación de estar al otro lado del mostrador. Los primeros clientes del día se estaban haciendo los remolones, pero Arantxa Arraiza, socia del establecimiento, no tenía duda de que la respuesta sería positiva. “Hay que dar oportunidades a estos jóvenes, ayudarles a que se suelten, que estén con la gente”, sostenía. Por este motivo y mil más, la tienda había decidido sumarse este año por primera vez a la actividad impulsada por la Asociación Síndrome de Down de Navarra y los comercios y bares del Casco Antiguo, que en Día Mundial de las personas con esta alteración genética buscan darles visibilidad y reivindicar su integración laboral y social.

Tal es el éxito de la campaña, que este martes alcanzó su sexta edición, que este año, igual que el anterior, el medio centenar de establecimientos adheridos superaba a los 38 jóvenes con Síndrome de Down con los que la asociación trabaja en la búsqueda de empleo. “Cada año se suman más comercios, es una gozada”, reconocía Araceli Echaide, coordinadora del proyecto Ítaca de la entidad. “La experiencia de otros años es muy positiva para todos”, añadía.

La zapatería MBT fue una de las tiendas a las que no llegó este martes el empleado ‘de refuerzo’ pese a haberlo solicitado. “Llevamos varios años participando, pero esta vez nos han dicho que había más comercios que chicos, y aquí de momento no llega nadie. Es una pena pero es muy buena señal”, se resignaba la encargada, Inma Pérez Álvarez de Eulate. En la tienda de juguetes Eurekakids, en Chapitela, Ainhoa Martínez Perales, la responsable, se había llevado “una alegría” cuando había visto aparecer a Marijose Maquirriain Barbería. “Estuvo el año pasado, y no sabía que iba a poder repetir ella otra vez”, sonreía. Marijose, mientras, recordaba alguna de las tareas que ya hizo y este martes le iba a tocar retomar. “Envolver regalos, ordenador juguetes, atender clientes... un poco de todo”, resumía. Y todo “sin ninguna vergüenza”, defendía esta pamplonesa de 43 años, que ya había hecho prácticas como administrativa, y a la que le gustaría “encontrar un trabajo”.

Un poco más cohibido estaba Fermín González Rodríguez, vecino de Barañáin de 22 años, al que le habían asignado el puesto en la tienda de ropa Código, en Pozo Blanco. “No soy muy presumido, no me gusta mucho ir a comprar ropa”, se sinceraba el joven, más aficionado al fútbol que a la moda, y que atendía con igual franqueza a los clientes. “Casi me frustra una venta, le ha dicho a la clienta que no le gustaba nada el conjunto”, se reían abiertamente Fernando Sáenz y Tamara Nieto, del establecimiento. La clienta en cuestión se lo tomaba con humor. “Sinceridad total”, reía la también vecina de Barañáin, de 46 años. Más en serio, no dudaba en apoyar la campaña. “Me parece muy positivo, enriquecedor para todos. Hace falta normalizar”, enfatizaba.

Cerca de allí, en la calle San Nicolás, Hazel Loinaz Urdaci se afanaba detrás de la barra de La Mandarra de la Ramos en aprender a servir un pincho usando las pinzas. “Es un poco complicado, pero voy bien”, valoraba. Isabel Arias Pino, empleada, le daba algunas indicaciones. “Igual de complicado que el primer día para cualquiera”, le quitaba hierro. “Hay que apoyar estas cosas”, coincidía.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra