Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
    Navarra
Salud

Aparatos que miden la salud del bebé

¿Respira bien mi hijo? ¿Y cómo late su corazón? Cada vez son más los padres que compran aparatos electrónicos para medir las constantes en casa. Los pediatras critican esta práctica

Pulsioxímetros pediátricos, que miden la saturación del oxígeno, en la farmacia de Ana Monente.

Pulsioxímetros pediátricos, que miden la saturación del oxígeno, en la farmacia de Ana Monente.

Calleja
Actualizada 24/03/2017 a las 12:19

El bebé duerme en su cuna y, de repente, un pitido sobresalta a sus padres, que corren a su lado. Un aparato conectado al niño (una pinza o incluso un calcetín inteligente) les alerta de que su ritmo cardíaco ha bajado o de que no está respirando bien. Entonces, corren a urgencias y, cuando llegan, el pediatra de guardia les asegura que el bebé está perfectamente. “Es que el aparato ha pitado”, se justifican. El aparato en cuestión es un pulsioxímetro u otro dispositivo que contabiliza los latidos del corazón o la respiración y que se compra en la farmacia o por Internet.

Cada vez son más las familias que se hacen con uno de estos artilugios para estar “más tranquilas”, sobre todo con bebés recién nacidos. Los pediatras, sin embargo, advierten de que “no sirven para nada” en niños sanos y no ayudan a prevenir la muerte súbita del lactante, como erróneamente se cree. Es más, insisten, un uso indebido puede hacer saltar las alarmas y terminar en urgencias sin motivo. Así lo determina un estudio del Children’s Hospital de Filadelfia (Estados Unidos).

Y así lo corrobora también la pediatra de urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) Eva Rupérez García. “En bebés y niños sanos no tienen ningún sentido ni previenen nada”, recalca esta pamplonesa de 38 años. Y considera más útil hacer un cursillo de reanimación para saber qué hacer en caso de que el niño se atragante o se quede sin respiración. “Por mucho que pite el aparato, no sirve de nada si no se sabe qué hacer”. Sin embargo, apunta, los pulsioxímetros (aparatos que controlan la saturación del oxígeno) sí que son útiles en el caso de enfermos crónicos (como asmáticos o niños con bronquiolitis recurrentes). “Pero la medición no siempre es exacta. Los niños pequeños se mueven mucho y a veces, los resultados que arrojan los aparatos domésticos no son fiables e inducen a error”.

MONITORES EN LAS CASAS

En los hospitales, explica, se utilizan unos aparatos “mucho más sofisticados” (pueden alcanzar los 800 euros) y que son más fiables a la hora de medir las constantes de un bebé. “Aunque, a veces, hay que repetir las mediciones porque los niños pequeños no colaboran”. En el caso de que haya ocurrido un episodio cercano a la muerte súbita del lactante (que se da, sobre todo, en bebés menores de tres meses pero puede extenderse hasta que cumplen un año) sí puede utilizarse un monitor en casa, apunta Rupérez. “Cuando ha ocurrido lo que se llama un ‘episodio atemorizante para la vida’ pero el bebé ha salido adelante, con o sin secuelas, los padres están aterrorizados”, confiesa. En ese caso, se les ofrece una monitorización domiciliaria (que no tienen que pagar) que mide la frecuencia cardíaca, respiratoria... Estos aparatos también están indicados en bebés sanos con antecedentes familiares de muerte súbita. “A los padres se les enseña cómo se usa y se les instruye en maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar). Lo que les va a salvar es la reanimación. No la máquina”.

La farmacéutica pamplonesa Ana Monente Mozaz explica que cada vez los padres preguntan más por aparatos para usar en casa (oscilan entre 60 y 130 euros). “Antes apenas se vendían”, apunta esta boticaria que ofrece consejos sobre salud y crianza en un blog. El pulsioxímetro, señala, viene bien en casos de bronquiolitis. “Así lo padres saben cómo está el niño, si tienen que darle más o menos dosis de ‘ventolín’, o si deben o no acudir a urgencias”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra