Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Medio Ambiente

Descubren cinco nuevas mariposas en Navarra

Además de las cinco especies nunca vistas, la asociación Zerynthia ha registrado otra que no se había hallado en 40 años

Foto de Kike Vergara, Yerai Monasterio y Ruth Escobés, fotografiados ayer en Pamplona.

Kike Vergara, Yerai Monasterio y Ruth Escobés, fotografiados ayer en Pamplona.

Actualizada 27/01/2017 a las 10:52

Encontrar una mariposa nueva depende muchas veces de sutilezas. La blanca de Mann, por ejemplo, apenas se distingue de la blanquita de la col, una especie muy común y abundante. Apenas se diferencian porque una de las venas de sus alas, esas líneas que parecen darles un armazón, en un caso se bifurca y en otro no. No es fácil descubrir una blanca de Mann. Hay que contar con la suerte de encontrarla y el conocimiento para saber verla. Y eso fue lo que tuvieron los miembros de Asociación Española para la Protección de las Mariposas y su Medio (Zerynthia), que han descubierto que en Navarra también vive la blanca de Mann y otras cuatro especies de mariposas que hasta ahora no se habían encontrado en la Comunidad foral: la blanquiverdosa menor, el sertorio de las rosas, la petropolitana y el boabdil. Además, han hallado otra especie, la Zygaena ephialtes, de la que no había registros en Navarra desde hace 40 años.

“No es habitual encontrar este número de nuevas especies. Recorrimos La Rioja durante tres años y sólo salieron tres especies nuevas”, señala Yeray Monasterio León, el vecino de Logroño de 32 años que preside la asociación Zerynthia (nombre también de un tipo de mariposa) y uno de los firmantes del artículo que da cuenta del descubrimiento. “No es fácil que en una comunidad autónoma te salgan especies que no hubiesen aparecido antes, aunque sea en un rincón”.

Esas nuevas especies son, en todo caso, rarezas en un hábitat como el navarro, donde se han registrado bastantes de las 232 especies que existen en España. “Navarra tiene muchas especies, porque cuenta con hábitats muy diversos, desde la Ribera hasta la zona de influencia cantábrica, donde hay dos o tres especies muy interesantes, pasando por el clima pirenaico. Larra, por ejemplo, es un terreno pequeño pero allí viven especies que son reliquias de la glaciación”. Una de las nuevas especies, la petropolitana, precisamente se ha hallado en Larra, cuando hasta ahora sólo se había visto al este de Huesca.

VOLUNTARIOS

Los descubrimientos de estas especies, además de por el trabajo de los miembros de la asociación, se deben a la labor de sus voluntarios. Uno, por ejemplo, es Kike Vergara Jiménez, vecino de Pamplona de 48 años. Trabaja en el Centro de Recuperación de fauna del Gobierno de Navarra y siempre ha sido un amante de la naturaleza y los animales. Lo de las mariposas ha sido su flechazo más reciente. Él vigila una trampa para descubrir especies de mariposas nocturnas en el Valle de Aranguren, donde hay organizados grupos de voluntarios que cada quince días, entre abril y octubre, hacen un recorrido concreto con la vista puesta en las mariposas. “Conocen bien el terreno y de vez en cuando salen especies que no se habían visto antes”, explica Ruth Escobés Jiménez, logroñesa de 32 años y bióloga de la asociación.

En todo caso, el descubrimiento de una especie no siempre depende del azar. “También se buscan. Como sabemos qué plantas comen sus orugas, recorremos los lugares donde crecen estas plantas. Otras veces te topas con ellas, las detenemos con el cazamariposas y las identificamos. También puede ser que un voluntario las vea, le llamen la atención y las fotografía..”

Su trabajo, defiende Yeray Monasterio, va más allá de la curiosidad de conocer una mariposa más o menos. “Es una información fundamental para elaborar estrategias de conservación, que es a lo que nos dedicamos en la asociación. Si conocemos bien cuáles existen, podemos definir bien cuáles son raros y trabajar para protegerlas. Además estas especies notan muy bien cambios muy ligeros, sean por el cambio climático, los usos de suelo...“ Por eso los miembros de Zerynthia suelen reunirse con las entidades locales para buscar soluciones que ayuden a la preservación de una especie. “Muchas veces basta con vallar una zona donde crece determinada planta para evitar que la coma el ganado. Y se puede llegar a acuerdos sobre eso”, explica Ruth Escobés.

“Por ejemplo, en Lapoblación, en el monte del Castillo, hay una gran concentración de especies raras. Esos lugares pueden ser incluso un atractivo para turistas aficionados a las mariposas”, explica Monasterio. “Además, los insectos suponen más de la mitad de la biodiversidad del planeta. Son algo muy importante”.

 

BLANQUIVERDOSA MENOR


Euchloe tagis, una mariposa de calizas Como la blanca de Mann, esta mariposa sólo vive en terrenos calizos, donde crece la Iberis carnosa, la planta que comen. En este caso, no se han visto ejemplares adultos, pero sí buscaron y se descubrieron huevos plantados en esa planta en Lapoblación y en Monreal.

 

BLANCA DE MANN


Pieris Manii, tan parecida pero diferente Muy similar a la blanquilla de la col, esta es una mariposa mucho menos común. Como la blanquiverdosa menor, se alimenta de la planta Iberis carnosa, que crece en terrenos calizos. En este caso, se han visto en Lapoblación, Irañeta, Uharte Arakil, Ergoiena, Monreal y Cabredo.

 

BOABDIL



Arethusana boabdil, entre Granada y el norte. Bastante similar a otra especie (Arethusana arethusa), con la que puede confundirse, se encuentra en Granada y la cornisa cantábrica. Habita laderas donde predomina el brezal o el helechal atlántico y los autores del estudio han inferido su presencia en el noroeste de Navarra.

 

PETROPOLITANA


Lasiommata petropolitana, una especie de las alturas Hasta ahora sólo se conocía su presencia mucho más al este, en la mitad oriental de Huesca y el valle de Arán. Se ha podido ver en Isaba, en el macizo de Larra, y en Ansó, en el Roncal. Vive en pendientes rocosas y arboladas de media y alta montaña, en claor de bosques de coníferas y hayedo.

 

SERTORIO DE LAS ROSAS


Spialia Rosae, la mariposa más reciente La especie no se conocía en todo el mundo hasta el año pasado, debido a que es idéntida en aspecto a otra especie, Spialia sertorius. Les distingue el ADN y que se alimentan de distintas plantas. El estudio descubrió sus orugas en Fitero.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra