Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Gobierno de Navarra

El Gobierno reconoce que llevar el Canal de Navarra hasta la Ribera es la mejor alternativa

Plantea la fórmula del "tubo enterrado", que según el Ejecutivo, permitiría abaratar el coste de los trabajos en un 40%

Los terrenos que riega el Canal de Navarra multiplican por cinco su precio de alquiler

Imagen del Canal de Navarra a su paso por Artajona.

DN
Actualizada 12/01/2017 a las 13:57
  • M. Carmen Garde /DN.ES

El Ejecutivo foral ha hecho público este jueves su plan de desarrollo para la Segunda Fase del Canal de Navarra. La propuesta que plantea para resolver las necesidades de agua es la de desarrollar esta infraestructura hasta la Ribera, empleando un modelo constructivo similar al utilizado en la ampliación de la Primera Fase. Según el estudio de alternativas “la propuesta técnica nos habla de una superficie potencial de entre 9.000 y 10.000 hectáreas que, unida a la demanda de agua de boca e industria, haría necesario una red de distribución con una capacidad de transporte de entre 10 y 15 metros cúbicos por segundo”, ha exlicado la consejera Elizalde.

Elizalde ha aclarado que Navarra con su actual concesión de la solución Itoiz-Canal de Navarra -con una dotación de 6.400 metros cúbicos por hectárea- podría atender 15.300 hectáreas de regadío. “La concesión actual y la propia capacidad del embalse nunca podría garantizar el riego para las 21.522 hectáreas de las anteriores previsiones para la segunda fase del Canal”, ha asegurado Isabel Elizalde.

En ningún caso se contempla la posibilidad de un canal a cielo abierto,  sino la fórmula del "tubo enterrado". Según ha afirmado la consejera Elizalde, ello abaratará considerablemente, en torno a un 40%, el coste previsto de los trabajos.

El vicepresidente Ayerdi y la consejera Elizalde han asegurado que la concreción de la solución definitiva deberá, además, considerar los siguientes elementos: asegurar los recursos disponibles en la Ribera, la posición que adopten los futuros usuarios ante las alternativas que se plantean y la concreción definitiva de hectáreas al proyecto, la mejora del modelo económico financiero en comparación a la situación actual, el planteamiento claro de financiación de la alternativa, las variaciones posibles de las zonas regables, el intercambio posible de concesiones de agua y la adaptación al cambio climático. Por tanto, la decisión definitiva se tomará en julio de 2017 tras un trabajo de contraste con comunidades de regantes y con entidades locales afectadas.

 

ESTUDIO ALTERNATIVAS DE AGUA

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, y la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, han presentado esta mañana en Pamplona las conclusiones de los estudios de alternativas realizados por las empresas públicas INTIA y NILSA. Estos estudios responden “al compromiso y la voluntad mostrada por el Gobierno de Navarra de satisfacer las demandas de agua de boca de calidad y riego para la Ribera”, según han manifestado.

El análisis realizado concluye que “con cierta frecuencia se detectan deficiencias en la aptitud del agua suministrada para consumo humano en la Ribera”, y que la misma “viene derivada de la mala calidad del agua de las fuentes de suministro provenientes del Ebro-Canal de Lodosa, canal Imperial y aguas de pozo”.

La solución a estos problemas pasa por “utilizar agua de buena calidad para sustituir los orígenes de agua de mala calidad”. El estudio manifiesta que la alternativa recomendable sería sustituir estos suministros por agua de calidad de Itoiz, manteniendo el actual suministro de Yesa para Arguedas, Valtierra y Cadreita, y los pozos para el polígono industrial de Buñuel.

Según ha indicado el vicepresidente Ayerdi en rueda de prensa es “responsabilidad de este Gobierno garantizar el derecho a consumir agua de boca de calidad a todos los navarros y navarras. Con esta alternativa se solucionan los problemas de calidad ya que todo el suministro de agua para abastecimiento urbano e industrial se realiza desde fuentes de alta calidad, disponemos de concesión de agua para este uso y la infraestructura puede proyectarse y ejecutarse en un plazo relativamente breve”.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra