Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
    Navarra
BALANCE DEL PRIMER AÑO DE GOBIERNO

Barkos reconoce que en verano se "revisarán" las jefaturas de Gobierno

La presidenta del Gobierno foral ha comparecido en rueda de prensa tras una sesión extraordinaria no deliberativa celebrada este viernes por el Gobierno en el Museo de Navarra para hacer balance del primer año de legislatura

Barkos, durante la comparecencia ante los medios de comunicación para hacer balance del primer año de legislatura.

Barkos: "Hemos demostrado que se puede gobernar de otra manera”

Barkos, durante la comparecencia ante los medios de comunicación para hacer balance del primer año de legislatura.

CEDIDA
Actualizada 22/07/2016 a las 23:31
  • efe. pamplona
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha destacado este viernes la "solidez y estabilidad" del Ejecutivo foral, aunque ha reconocido que, durante el verano, se va a realizar una "revisión" de los equipos, también de la labor desarrollada por las jefaturas de la Administración.

En un acto institucional celebrado en el Museo de Navarra con presencia de todos los consejeros del Gobierno foral, la presidenta ha asegurado que, "como en cualquier equipo de trabajo, se impone una reflexión", al cumplirse el primer año de mandato del Ejecutivo.

No se trata, ha precisado, de una "crisis de gobierno", sino de una "revisión" de "las estructuras heredadas en la Administración" y una "reflexión conjunta y global" sobre el resultado de las decisiones tomadas al comienzo de legislatura, por ejemplo sobre las nuevas jefaturas.

Barkos, que ha agradecido el trabajo "duro y exigente" de los consejeros, ha hecho un balance positivo de este primer año de Gobierno, aunque ha admitido que también se han cometido "errores", fruto muchos de ellos de la "inexperiencia" de los nuevos equipos.

También ha admitido que en ocasiones "no se ha sabido explicar bien algunas medidas que han podido generar incertidumbre en ámbitos muy sensibles".

En su balance de la acción de gobierno del último año, Barkos ha subrayado que se ha tenido que tomar algunas "decisiones complicadas", como la reforma fiscal, aunque ha considerado que "el tiempo nos está dando la razón".

Incluso entre quienes han apoyado el nuevo Gobierno del cuatripartito, ha agregado, puede haber "decepciones" a las que no quiere hacer "oídos sordos", aunque a estas personas les ha pedido "paciencia", porque "el cambio es una carrera de fondo, no es un esprín".

Al respecto, tras recordar que este Gobierno de Navarra es fruto del "acuerdo entre diferentes", la presidenta ha agradecido a las cuatro fuerzas que apoyan al Ejecutivo (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) su "altura de miras, responsabilidad y generosidad", porque ha habido "espacio para las diferencias" que sin embargo "no han puesto en entredicho la estabilidad ni la solidez del Gobierno".

"Pactar es ceder", ha resaltado la presidenta, que ha admitido que el último año "no ha sido fácil en el ámbito partidario", sobre todo por la coincidencia de varias convocatorias electorales, pero en esa situación, ha insistido, "la acción del Gobierno de Navarra no se ha visto paralizada".

Barkos, que ha reiterado su vocación de un "acuerdo a 33", contando con los escaños del PSN, ha subrayado que esta nueva etapa ha servido también para superar "varios años de puentes rotos" y en ese sentido ha aseverado que ahora hay unas "relaciones fluidas y engrasadas" del Gobierno de Navarra con el Parlamento.

La presidenta, que ha hecho un análisis pormenorizado de la acción de gobierno por departamentos, ha aludido también a los "problemas estructurales" que asumió al acceder al cargo, como el incremento de la aportación de Navarra al Estado (que ha pasado de 485 millones en 2010 a 591 en 2015) y que ha calificado como "una situación absolutamente perversa".

También se ha referido al "aumento exponencial" de la pobreza severa o el hecho de que Navarra "fuese la tercera comunidad con más recortes sociales", a lo que se unían unas listas de espera en el sistema sanitario público que "se duplicaron durante la anterior legislatura", la dificultad de acceso a la vivienda, las "amenazas" a la garantía del derecho universal a la atención sanitaria o el "grave deterioro" de la red de carreteras.

Pese a los "mensajes apocalípticos" que se lanzaron al comienzo de la legislatura, ha declarado la presidenta, un año después de la formación de Gobierno "comprobamos que hay otra manera de hacer las cosas y que hemos puesto en marcha un cambio sereno pero profundo", también en el ámbito económico, en el que los últimos datos de la AIReF revelan que Navarra está en "situación de estabilidad, de seguridad".

Barkos ha adelantado algunas de las principales acciones previstas, entre las que se encuentra la aprobación de siete nuevas leyes forales: Salud, Inclusión Social y Renta garantizada, Contratos Públicos, Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre el Juego, Inversiones locales y la Ley foral general tributaria.

También emprenderá el Gobierno la revisión del modelo de Atención Sanitaria Primaria rural, un estudio para conocer las necesidades reales de agua en Navarra, el análisis para optimizar el uso del aeropuerto o un estudio sobre las posibilidades y el interés de una banca pública en Navarra, junto a acciones de planificación estratégica que abarcan todas las áreas de la Administración.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual