Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Paragüero multicolor... otro tipo de arte

  • Los viandantes se paraban ayer para ver el espectáculo: una marcha de paraguas reciclados, coloridos y bajo un sol muy agradable. El proyecto de la artista polaca Kasia Ozga quiso elevar a categoría de arte este objeto tan cotidiano.

Imagen de la noticia

Paragüero multicolor... otro tipo de arte

Participantes de la Marcha de los paraguas colectivos en la Avenida del Ejército. BUXENS

Imagen de la noticia

Paragüero multicolor... otro tipo de arte

La artista Kasia Ozga, rodeada de paraguas reciclados. BUXENS

0
Actualizada 27/08/2011 a las 00:04
  • MICHELLE UNZUÉ . PAMPLONA

FUE una reunión atípica de paraguas. Unos eran chillones y desplegaban su colorido con desparpajo. Otros, más discretos, intentaban disimular una varilla torcida o un pequeño remiendo. Pero todos celebraban lo inusual de la cita: una soleada tarde de verano en la que la lluvia no tenía intención alguna de aparecer. Ayer, el centro de Pamplona fue testigo de la Marcha de los paraguas colectivos, un proyecto participativo que invitó a todo el que quiso a pasear con paraguas unidos con velcro por la ciudad. Fue obra de la artista polaca Kasia Ozga, que lideraba la marcha con un carrito de la compra lleno de paraguas plegados, sin arte. "Quería una obra participativa y lúdica, una experiencia especial que sea un regalo para la gente. El paraguas pasa de ser un objeto particular a un ente colectivo", aseguraba antes de comenzar la marcha.

Arte volátil

El proyecto se enmarca en el ciclo La muralla nómada, que pretende transformar las murallas de la ciudad con el arte. "Es una propuesta de arte público, en vez de desplazarte a una galería lo encuentras en la calle. Porque cuando transformas el sentido de un objeto hay una intención, es arte. Los paraguas son algo efímero, volátil y colorido que contrastan con la muralla pétrea y rígida", explicaba Alexandra Baurés, la comisaria del ciclo.

Los alrededor de cuarenta participantes de esta marcha-paragüero formaron una culebra multicolor que recorrió la plaza del Castillo, el paseo de Ronda y el parque de la Taconer, entre otras calles. Josune Ruiz Garúes estaba encantada con la iniciativa y con el paraguas azul que había escogido. "Los paraguas me parecen preciosos, sirven para la lluvia, el sol, para esconderte.... Me gustaría tener uno que pueda llevar en la bicicleta", comentaba. Por su parte Mª José, que había elegido un paraguas con una varilla rota porque "lo viejo y lo roto siempre son reutilizables", felicitaba a los organizadores de la iniciativa. "Que Pamplona sea algo más que los navarricos, y que venga más gente de fuera porque nos enseñan mucho", opinaba.

Entre los transeúntes la reacción variaba de la sorpresa a la media sonrisa o el comentario jocoso. "¿Pero esto que es?", preguntaba un ciclista con cara de asombro. "¡Yo también me voy a poner la bici encima!", decía entre risas mientras los participantes se alejaban en el inmenso paragüero urbano.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual