Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MICOLOGÍA

Los bosques de Bohemia, un paraíso para los buscadores de setas

0
20/08/2011 a las 11:07
  • EFE. Praga (República Checa)
La temporada de setas se adelantó este año en la República Checa por las continuas lluvias caídas desde finales de julio, lo que unido al calor estival ha convertido a los bosques en lugar de ensueño para los amantes de los hongos.

No suele ser hasta finales de agosto, coincidiendo con las precipitaciones otoñales, cuando suele comenzar la época de las setas, pero este año se ha iniciado un mes antes.

Setas de abeto (boletus edulis) y de pino (xerocomus badius), amanitas vinosas (amanita rubescens), rúsulas comestibles (russula vesca) y carboneras (russula cyanoxantha), parasoles (macrolepiota rhacodes) y, si hay suerte, algún leccinum versipelle comestible, son las tipos que más atraen a los buscadores.

Raros son los bosques de coníferas cercanos a poblaciones, o las espesuras mixtas de haya y pino, donde no aparezcan estos días los buscadores de setas, con sus cestas de mimbre, navajas y botas de agua, por si ha llovido y para vadear pequeños arroyos.

Se dan cita desde tempranas horas del día, ya que es una actividad en la que pueden recorrerse distancias considerables, siempre en estrecho contacto con la naturaleza.

Otra de las razones para esos madrugones es que llegar tarde a la cita a menudo supone encontrarse la zona esquilmada por otros adictos a esta actividad.

Se encuentran buscadores de setas no sólo cerca de poblaciones, sino en lugares más recónditos, como los parajes de veraneo alejados de la civilización.

Y es que esta actividad de ocio y gastronómica es una de las más populares, practicada de forma asidua por más de la mitad de los checos, y ha sentado las bases de una gran tradición micológica.

El buscador de setas es también celoso de los lugares donde descubre los mejores ejemplares, que tienden a reproducirse año tras año en esos mismos sitios.

Eso sí, siempre que no se produzcan alteraciones en el biotopo, debido a una tala de árboles, o a una plaga del escarabajo de la corteza, algo frecuente en muchos bosques viejos del país.

La reina de las setas, o al menos la más apreciada y fotogénica, es el "boletus edulis", que se puede conservar en vinagre, o como ingrediente principal de un revuelto con otras setas más blandas, huevo, cebolla y cominos.

El secreto de un buen revuelto es, precisamente, la variedad de los tipos utilizados, ya que la textura relativamente fuerte del "edulis" y del "badius", así como de la carbonera se complementa con la blandura de la "amanita vinosa" y de la seta de carne amarilla.

También es importante no exagerar con el huevo, utilizando un par por sartén a lo sumo.

La "amanita vinosa", que llegar a tener un gran sombrero, es una seta muy delicada que debe consumirse rápido, habitualmente frita en mantequilla o rebozada, aunque algunos la prefieren en manteca, a pesar de que de esta manera no se aprecia todo su sabor.

Los "boletus", secados convenientemente, en un proceso trabajoso, es el ingrediente de la sabrosa sopa de setas, tan popular entre los checos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual