Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
verano_2011
Verano 2011
MAGREB

Los bereberes reivindican su lengua y su identidad en las revoluciones árabes

  • Los bereberes de Libia y Túnez, reprimidos durante décadas, han aprovechado las revoluciones en sus países, donde han tenido destacada presencia, para reivindicar su lengua y su identidad en una "revolución cultural"

0
Actualizada 09/09/2011 a las 18:12
Etiquetas
  • EFE.RABAT
Los bereberes de Libia y Túnez, reprimidos durante décadas, han aprovechado las revoluciones en sus países, donde han tenido destacada presencia, para reivindicar su lengua y su identidad en una "revolución cultural" con la que quieren ganar más espacio político.

La gran mayoría de los bereberes son musulmanes y representan uno de los mayores grupos étnicos del norte de África, con unos 30 millones de personas. Considerados por muchos regímenes árabes como una amenaza, de entre todos ellos, los de Libia (10% de la población) han sido los más perseguidos y oprimidos.

En los 42 años que el coronel Muamar El Gadafi estuvo en el poder, se les prohibió utilizar su lengua (tamazight), sus nombres y su alfabeto (tifinagh). Por ello, cuando empezó la guerra, los bereberes llevaron a cabo una doble batalla: derrocar al dictador y comenzar su propia revolución cultural.

Combatieron en la zona oeste del país, cerca de la frontera con Túnez, contra los carros blindados y artillería pesada enviada por el sátrapa libio, y al mismo tiempo crearon una emisora de radio, enarbolaron su bandera, levantaron carteles en tifinagh y comenzaron a enseñar el tamazight en las escuelas. Unos hechos impensables meses atrás y que también habían sucedido en Túnez, en menor medida.

"Es esencial que ahora el Consejo Nacional Transitorio (CNT) reconozca la diversidad cultural y lingüística, y esa integración pasa por la Constitución. Si impera la ideología islamista y se les margina, se crearán nuevas tensiones, y todo se puede esperar de un pueblo armado", explica desde Rabat Rachid Raha, directivo del Congreso Mundial Amazigh (CMA), que defiende los derechos bereberes.

Por el momento, el borrador de la Constitución para la etapa de transición elaborado por el CNT indica que "el árabe es la lengua oficial que preservará los derechos lingüísticos y culturales de todos los componentes de la sociedad libia".

Descontentos, los bereberes ya han comenzado a exigir la integración de su lengua en el texto fundamental.

Según Fathi Benjalifa, miembro bereber del CNT libio y contactado por teléfono, antes de finales de este mes habrá un encuentro nacional en Trípoli "en el que se debatirá la legitimidad de esta lengua", y agregó que "en estos momentos el primer objetivo es conseguir una Libia libre y unida en la que todos quepan".

La identidad lingüística se presenta como una pieza clave del puzzle de la nueva Libia, pero también en Marruecos y Argelia, donde habitan un gran número de bereberes, y en Egipto y Túnez, países donde el éxito de las revoluciones animan a este pueblo a exigir sus derechos.

En Marruecos, pese a los recelos históricos hacia este grupo y a la oposición de los islamistas, reticentes a fragmentar la comunidad islámica, el pasado 1 de julio el tamazight pasó a ser lengua oficial del Estado en la nueva Constitución, algo inédito en el Magreb.

"Hemos ganado una gran batalla porque por primera vez en la historia se ha reconocido nuestra lengua", sentencia Raha, quien destaca que, sin embargo, todavía falta que una ley en el Parlamento traduzca en los hechos este reconocimiento.

En 2003, Rabat introdujo de forma limitada la enseñanza de la lengua bereber en las escuelas, en 2010 lanzó una cadena de televisión únicamente en lengua bereber y autorizó el uso de sus nombres, aunque asociaciones en defensa de este grupo alegan que las prohibiciones continúan.

En Marruecos representan, según el CMA, el 60 % de la población (aunque otras estimaciones les dan un 30-40 %), y mientras a comienzos de los años 90 existían unas seis asociaciones bereberes, hoy hay más de 600 en todo el país.

También en Argelia, donde su presencia es de entre un 20 a un 30%, su cultura está integrada en la enseñanza, tienen un canal de televisión y numerosas asociaciones, pero, sin embargo su lengua solo ha alcanzado el estatuto de "nacional" y no oficial.

Con Libia como espejo, nuevas protestas han sido convocadas en Argelia para finales de septiembre contra el Gobierno de Abdelaziz Buteflika.

El triunfo de las revoluciones alienta a esta minoría a una posible unidad, pero como apunta en su libro "Bereberes" el investigador Gabriel Camps: "Hoy en día no hay una única lengua bereber en el sentido en que ésta fuese el reflejo de una comunidad consciente de su unidad, ni un pueblo bereber, ni mucho menos una raza bereber (...), y, sin embargo, los bereberes existen".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual