Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MÚSICA SANTI ECHEVERRÍA

Esencia sencilla y bella

Imagen de la noticia

Esencia sencilla y bella

El grupo Zambra en la actuación en el patio de Civican. S.E

0
Actualizada 01/09/2011 a las 00:03

C ONTABA el chiste como aquel soldado que estaba en el fuerte le pide su oficial que derribe de un disparo al piel roja que se iba acercando a caballo desbocado desde tremenda lejanía. Y el tirador no hace caso y deja que se acerque y se acerque a pesar de las requerimientos de su mando superior que finalmente le increpa "pero hombre mátelo ya" a lo que su subordinado le contesta "¡mi capitán como le voy a matar si le conozco desde que era así" y le hace un gesto apoyando el dedo pulgar con el índice en alusión a lo pequeñito que le había conocido. la verdad es que no se si a alguien le resultará graciosa esta historieta. Sin duda el que escribe siente lo mismo que el soldado respecto a aquel al que tenía que abatir. Pero no porque le haya visto crecer en edad y arte, que talento siempre lo tuvo y lo ha ido desarrollando, sino porque es un orgullo el hecho de que no se haya rendido a los sinsabores y se haya unido a proyectos que le han ayudado a crecer como artista. Me refiero a Ángel Ocray. A él -y a una buena cosecha de jóvenes músicos navarros- llegué a acompañar hace ya un buen puñado de años a Madrid, cuando Ocray todavía era un chaval y se presentaba en una conocida sala de fiestas de la capital española. Ángel había logrado deslumbrar como cantautor flamenco. Y el tiempo le ha dado la razón. Su trayectoria le ha llevado a grabar no hace tanto un buen disco en solitario titulado Cositas que nunca te dije.Pero también le ha enseñado a ser abierto de miras musicales para ingresar en proyectos en grupo. Y/en ese sentido Zambra se ha sabido cocer despacio y a fuego lento. Es un proyecto de flamenco fusión, de puro buen gusto, bien defendido e interpretado en una esencia tan sencilla como elegante. Es la confluencia de inquietudes musicales como la de Pedro Planillo que demuestra un gusto irreprochable en la composición de melodías agradables y cercanas, de excelencias interpretativas como las de ese pedazo de profesional y de maestro que es el bajista Txo Pintor. También la de ese cimbreante y cadente percusionista que es el "tabernero" Iñaki Vázquez, de apreciable pulso y quiebro en los palos trazados. Una pareja que sabe entenderse y que se pone a prueba cada vez que tiene su espacio. Y a ello hay que añadir la juventud y las ganas de Claudia en el violín y de Mari Tere en la voz que emuló a la Niña Pastori en el tema Acaríciame. Presencia en el escenario y entendimiento para que Angel Ocray zurza y cruce de este a oeste con su timbre vocal emocionado y emocionante. En Civican Zambra evidenció que le tiene cogido el pulso al hechizo de lo sencillo pero bien vestido, al diálogo instrumental entre violín y guitarra en la melodía y entre el bajo y el cajón en la rítmica, pero que por su exuberancia y su suficiencia se convierte en diálogo melódico de puro quiebro sincopado. Además las letras de las canciones tienen estilo y suficiente delicadeza como para cerrar temas redondos. Al margen de los méritos propios, el sexteto tuvo detalles al hacer suyas versiones de diferentes artistas como Manzanita o Antonio Vega. Colores que se zimbrearon con elegancia entre el flamenco y el pop. Hubo tiempo también para recordar un tema maestro como es Entre dos aguas de Paco de Lucía, que comenzó con una original intro de la sección rítmica. Minucias para un concierto que supo crecer y que terminó en calidad y unánime ovación del respetable con el Noches de bohemia, de Navajita Plateá. Fueron muchos los méritos y pocas las dudas para creer en un proyecto al que se le ve desde este estreno ante una nutrida audiencia con capacidad para hacer camino y mundo, sin complejos y con la seguridad de que gusta y gustará. Intérpretes: Grupo Zambra son Angel Ocray, voz y cantes; Pedro Planillo, guitarras; Claudia Osés, violín; Mari Tere Acosta, voz, palmas y jaleos y coros; Javiertxo Pintor "Txo", bajo e Iñaki Vázquez, cajón flamenco y percusiones.
Programa: Segundo concierto del Ciclo Sonidos del Mundo dentro del Escena 2011.
Día y lugar: Celebrado el lunes 22 a las 20.30 horas en el patio de Civican. Llenazo y alrededor de 900 personas congregadas. Una hora y treinta minutos con bises incluidos y afectuosa ovación final.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual