Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MÚSICA SANTI ECHEVERRÍA

El arte y el duelo

Imagen de la noticia

El arte y el duelo

Estrella Morente, durante su actuación en el Baluarte. JESÚS GARZARON

0
Actualizada 30/08/2011 a las 00:02

C ON 31 años de bella y serena madurez, Estrella Morente se ha labrado un lugar importante en el cante flamenco por sus actuaciones y por el éxito de sus tres discos. Ahora prepara el cuarto en el que su malogrado padre llevaba la producción. La "hijísima" del gran cantaor Enrique Morente y de la bailaora Aurora Carbonell, más empapada que nunca de las esencias de su tierra granadina, demostró en Baluarte que además de tener bien apuntalado su estilo , que funde la tradición ortodoxa con líneas más contemporáneas, ha heredado algunos de los cantes que su padre revolucionó. No le importa innovar y en su valentía podemos considerarla también como una renovadora. Estrella domina buena parte de los palos flamencos, la seguiriya, soleá, malagueña, la taranta y sabe acercarse con finura a las bamberas, granainas, los tangos gitanos, la zambra y adornarse hasta en la copla.

El ejercicio de seducción que desarrolló en Baluarte fue tremendamente intenso, con perlas que deslumbraban y borbotones de emoción, en una voz que bordó casi la perfección en el control de los volúmenes del quejío, del melisma que bebe de la elegancia y no cae en el dramatismo voluptuoso. El ataque perfecto, la emoción. seducen por su elegancia, por su sentido del compás, por su versatilidad, por su ajustado toque de sentimiento y por el color de su voz revestido de un coqueto y fino punto ronco que parece herencia directa de su padre.

Desde la salida a escena en esa emocionante taranta el desgarro del mensaje estuvo presente, letra incluida. Esa sensación perduró toda la velada. Porque, no nos engañemos, Estrella está pasando el duelo. No lo arrastra, sino que gracias a su talento lo ha convertido en arte. Ha reinterpretado y reconvertido letras que ya conocíamos en algo que es puro y emocionante homenaje. Estrella cantaba esos versos de "Si yo encontrara la estrella que me guiara", lo que cantaba su padre Enrique en Despegando. El vello se erizaba y la emoción golpeaba con fuerza porque éramos conscientes de que Estrella tiene la estrella que le guía, le ha guiado y le guiará. La mujer de la belleza antigua y serena ceñida en preciosos moños se soltó el pelo para que sus rizos ondearan llenos de pasión. Hondura, profunda hondura, para desbrozar fandangos, tangos, soleares, tarantas... y una tremenda seguiriya que desgarró en la descripción de cómo se fue el padre de este mundo.

Tuvo además tiempo para acordarse del embrujo de La Alhambra y para hacer un homenaje en sevillanas y colombianas a los Flores, a la faraona Lola con A tu vera y a Antonio con un aire y unas letras del No dudaría. Fue un flash en el que parecía que el espíritu de Lola se había hecho presente en su pose, en su estar y en los pasos de baile a borde de escenario. Con ese pelo suelto fue ganando en sensualidad, en hechizo, haciendo a su manera La noche de tu amor (de Chavela Vargas). La velada dejó también hermosos esbozos instrumentales en la rondeña que interpretó Montoyita y su guitarra, y lo que desgranó su hijo José Carbonell Serrano Monti en un precioso aire de influencia del blues.

En las pocas palabras que pronunció hizo referencia expresa a lo que le debía y el cariño que le tiene a esta tierra. No olvidemos que Estrella comenzó a cantar acompañada por su tío Sabicas. En la noche de Baluarte Estrella demostró que entre el dolor ha sabido rescatar el recuerdo más bello, y que ve la luz. Y que crece en ese un ejemplo de medida y de desgarro de temple y de bien plantá. Día y lugar: Concierto de Estrella Morente celebrado el jueves 25 a las 20.30 horas en la sala principal de Baluarte de Pamplona. Lleno con más de 1.600 personas. Una hora y 35 minutos de recital con dos bises y una gran ovación final con el público puesto en pie.
Músicos: Estrella Morente, cante. Le acompañaron José Carbonell Muñoz Montoyita, guitarra flamenca; José Carbonell Serrano Monti, segunda guitarra; Soleá Morente, Antonio Carbonell, Ángel Gabarre y José Enrique Kiki Morente en las palmas, jaleos y coros y Pedro Gabarre Popo en la percusión flamenca.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual