Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CON EL MANDO EN LA MANO JAVIER MARTÍN DOMÍNGUEZ

PRUEBA DEL NUEVE

0
Actualizada 20/12/2011 a las 01:00
  • TELEVISION@DIARIODENAVARRA.ES

E N el campo de la física, que rige nuestro mundo, el Principio de Carnot establece que "la energía ni se crea, ni se destruye, solo se transforma". Más allá del deseo de los políticos, esa misma regla es la que rige nuestro mapa televisivo. Aunque Zapatero y sus brujos de la Moncloa quisieron desafiar tales principios, las televisiones han vuelto a donde estaban: un duopolio desequilibrado únicamente por el factor de lo público. No es mero azar que el final del mandato coincida con la unión de la 3 con la 6, como ya pasó con la 5 y la 4. Curiosamente ambas sumas dan 9, como si quisieran pasar la prueba matemática que mantiene inalterable el producto final. Bien es verdad que el número de canalillos se ha ampliado de forma exponencial por el reparto de frecuencias digitales. También es verdad que apenas si son testimoniales ya que su influencia en el mercado Y en la opinión pública es prácticamente nula.

La clave debería estar en una división más clara entre quien produce y quien emite, tal y como rige en un mercado abierto y liberal como es el norteamericano. Solo así el desarrollo y la competitividad del mercado audiovisual estarían asegurados. Con el cambio de poder, las reglas del juego televisivo volverán a reformularse. De entrada ha quedado expedita la vía para cambios en la pública que está descabezada y la mayoría absoluta del PP permitirá la rápida elección de nuevo presidente. No debería ser el único cambio, ya que los altos costes del Consejo de Administración y el de los grandes derechos (cine americano y Champions), deberían ser atajados en este momento de lucha contra el déficit. Todas estas reformas deseables chocarán una vez más con el desequilibrio que crean las públicas entre ellas mismas, la estatal con su función vertebradora del país y las autonómicas con su espurio respaldo de poderes locales y gasto descontolado. Esa será la otra prueba del nueve para el nuevo Gobierno: unas televisiones más libres y más competitivas, que generen una mayor producción con capacidad de exportar.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra