Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Isabel y Fernando, sin corona

  • "Felipe es un salvaje, un guerrero, un militar, un animal", apunta Rodolfo Sancho, que da vida al monarca

Imagen de la noticia

Michelle Jenner y Rodolfo Sancho encarnan a los Reyes Católicos en la serie. ARCHIVO

Imagen de la noticia

Jenner, caracterizada como Isabel la Católica.

1
Actualizada 24/10/2011 a las 01:03
  • EFE. MADRID

Isabel era una niña que el destino convertirá en reina de Castilla, y Fernando un hombre de acción en el reino pobre de Aragón, pero de su sinergia nació lo que hoy conocemos como España, un proceso que TVE rueda con todo lujo de detalles e intrigas en su serie más ambiciosa, Isabel.

Michelle Jenner y Rodolfo Sancho se convierten, bajo la dirección de Jordi Frades, en los Reyes Católicos, pero desde ese punto de vista en el que no saben el lugar que ocuparán en la Historia de España. Así lo mostraron en el adelanto del primer capítulo en pleno Festival de San Sebastián el pasado septiembre.

Esta lujosa supreproducción televisiva de Diagonal TV, cuya primera temporada tendrá 13 capítulos, ha hecho viajar al equipo desde el Alcázar de Segovia al Castillo de Arévalo, en Ávila, pasando por Madrid y Cáceres, donde se rodó la coronación de la reina acaecida en 1474.

"Estamos explicando una parte de su vida que no es de la que más se ha hablado en sus libros. Es todo el proceso hasta que llega a ser reina, toda la intriga política", explica Jenner quien, como buena fan de Los Tudor, se muestra encantada entre los terciopelos, las enaguas y los suntuosos peinados palaciegos.

Jenner, que prosigue su carrera ascendente en televisión tras Los hombres de Paco y quien en cine ha destacado este año con No tengas miedo, la película del navarro Montxo Armendáriz, llena a Isabel de candor, pero también del brío que le abrió paso en la Historia.

Hija de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, hermana del infante Alfonso y hermanastra de Enrique IV, Isabel de Castilla tuvo que sobrevivir en un mundo de hombres y someter su vida personal a la responsabilidad de un pequeño reino que acabaría desembocando en el imperio más grande del siglo XV.

"Mi documentación histórica ha sido mucha, pero hay cosas que no se explican en los libros de historia. Me lo he tomado como si me sucediera a mí", explica Jenner.

Un Enrique IV interpretado por Pablo Derqui, una Juana de Avis con el rostro de Bárbara Lennie y un Juan Pacheco con la vileza de Ginés García Millán, harán lo imposible para interrumpir su acceso al poder.

Pero si el conflicto de Isabel era el de hacerse respetar como reina, su futuro marido sufría más bien de lo contrario.

"El conflicto de Fernando es que Aragón es pobre, entonces el reino muy tocado, muy amenazado por Francia. Él no quiere casarse, lo hace por sus padres y por el reino. Es un tipo de acción, que le dice a Isabel: "Me voy a una batalla, quédate con estos locos aquí, que a mí la intriga de palacio no me va nada"", asegura Rodolfo Sancho.

Sin lecciones de historia

Su Fernando no es tan engolado como el de los cuadros de la época. "Es un salvaje, un guerrero un militar, un animal. Inteligente y manipulador, muy político", asegura quien intentará repetir en la pequeña pantalla el éxito de La señora y Gavilanes. Para ello, Sancho reconoce que la propuesta de TVE no pretende aleccionar en los histórico. "No es didáctica, más bien intenta divertir al espectador con partes de la Historia", resume. Así, el amor será un elemento prioritario a los hechos históricos. "Se supone que, a pesar de que era un matrimonio de conveniencia, con el tiempo se enamoraron. Más Isabel por lo que tengo entendido", se ríe.

Pero Sancho reconoce que, aunque depende del éxito de audiencia, está deseando que la serie siga hasta muy avanzado el reinado. "La conquista de Granada habrá que enseñarla y Colón saldrá en algún momento", bromea. Aunque recuerda que, pese a la espectacularidad de las localizaciones y de la recreación, todo tiene un aroma de intimidad, de un tiempo "en el que las cosas no iba tan rápido" y de un imperio naciente pero todavía ajeno a la que sería su grandeza.

"Se tuvo en parte la destreza y la suerte de descubrir América. Pero Fernando muere en el 1516, no sé si ellos llegaron a sentir que eso iba a ser un imperio. Era solo el principio", concluye.



  • Historiador
    (28/10/11 21:28)
    #1

    Fernando no era solo el rey de Aragón, también lo era de Cataluña, de Valencia y Baleares, entre otras posesiones. Fernando era la cabeza de una Corona rica y poderosa que dominaba el Mediterráneo. Por otra parte su boda con Isabel de Castilla no es la fundación de España, ya que los territorios cuatribarrados siguieron teniendo un solo rey, Fernando, y sus propias leyes e instituciones soberanas.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra