Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Humor con chorizo con Álex de la Iglesia

  • El spot de Campofrío que ha rodado Álex de la Iglesia se estrena hoy precedido por un éxito arrollador en Internet. Es un canto al humor, y cuenta con parejas emblemáticas como Martes y Trece o Pajares y Esteso.

0
Actualizada 24/12/2011 a las 01:00
Etiquetas
  • FRANCISCO APAOLAZA . COLPISA. MADRID

EN la historia de la publicidad se han emitido spots históricos, unos por divertidos otros por irónicos o inteligentes, beligerantes, sexistas, emocionantes... Nunca se había hecho llorar tanto vendiendo chorizos y jamones cortados en loncha. El anuncio de Campofrío de estas navidades se ha convertido en un sonoro pelotazo en internet. En las redes sociales se pueden leer comentarios de los usuarios más propios de un concierto de un ídolo del rock que de un anuncio publicitario: «Se me acaban de saltar las lágrimas», «es lo más maravilloso que he visto nunca» o «bravo, bravo, bravo» son algunas de las expresiones que se han vertido después de la onda expansiva de la campaña de la empresa española de embutidos, que ha juntado en un spot a parte del olimpo del humor español en una mezcla de bomba del marketing y clase de filosofía con homenaje a Miguel Gila incluido.

El anuncio se resume en un tributo a la forma de ser latina, al humor, a la carcajada como salvamento vital en los momentos más difíciles del hombre. Habla una pesarosa voz en off (Santiago Segura) y se acuerda de «esos días en los que tienes la sensación de que el mundo ya no está para bromas». Aparecen entonces los actores del spot: el propio Segura, Forges, Millán Salcedo, Josema Yuste, Fofito, las hermanas Hurtado, Los Morancos, Juan Luis Cano, Chiquito de la Calzada, Florentino Fernández, Bigote Arrocet... Así hasta 20. Suena la base melódica del Canonde Pachelbel. Todos se acercan a un lugar en el que se reúnen, se abrazan y se encuentran alrededor de una mesa con unos bocatas de chorizo en un curioso ritual fúnebre. El paraje resulta ser la tumba de Miguel Gila, en un cementerio en mitad de un bosque. «Maestro -le preguntan- ¿Se puede ver el lado bueno con la que está cayendo? En ese momento, comienzan a sonar todos los móviles. Descuelgan. Al otro lado, el desaparecido cómico comienza a interpretar su famosa llamada telefónica, aquel chispazo de genialidad que se encendió cuando Gila llamó a la guerra.

Se hace el silencio. «Que nada nos quite nuestra manera de ver la vida». Al fin y al cabo, si Gila consiguió reírse de la guerra, ¿quiénes somos nosotros para no echarle un poco de humor a la crisis de la deuda, la prima de riesgo, los cinco millones de parados, los recortes y los cinco goles que le han metido a nuestro equipo? Cada uno que lo ha visto termina con un nudo en la garganta.

Chiquito y Flo, abrazados

Cuando se lo proponen, los humoristas son únicos haciendo llorar. En ese camino argumental hacia el atragantón (esperanzador, eso sí) con que termina la pieza, todos se reconcilian, al estilo de aquel spot en el que el repartidor de Coca Cola se abrazaba con el de Pepsi. La cámara se recrea en algunos armisticios como el de Chiquito de la Calzada y Flo, Josema Yuste y Millán Salcedo o Andrés Pajares y Fernando Esteso (los cuatro últimos juran que no estaban enfadados).

Álex de la Iglesia, que ha dirigido el corto, le pidió a Gregorio Sánchez (Chiquito) que fingiera un desprecio a Flo. A nadie se le escapaba que ambos cómicos habían llegado a los tribunales por la imitación de Fernández a Chiquito en Esta noche cruzamos el Mississippi, cuando interpretaba a Lucas Grijander. Luego le pidió que lo abrazase: «¿Qué iba a hacer yo? ¡Abrazarlo! Y ya nos hablamos... Una mala tarde la tiene cualquiera», explica Chiquito. El cómico malagueño recuerda del día, a primeros de este mes, «la emoción tan grande» y el frío que hacía en la finca de El Escorial en la que se grabó la pieza. La jornada le dejó un catarro que aún le dura.

«No nos costó darnos el abrazo», explica Millán Salcedo, separado profesionalmente desde hace once años de Josema Yuste. El integrante de Martes y Trece detalla que ni están ni estaban peleados sino que se alejaron «por saturación». Salcedo, que trabaja actualmente en la obra Los sobrinos del Capitán Grant en el Teatro de La Zarzuela, lo tiene claro: no solo es posible reírse en la crisis, sino que «el humor es el único oxígeno respirable en estos tiempos». El rodaje debió de ser de traca. Millán define la situación así: «Parecíamos una familia de descerebrados».

«Hasta en los momentos malos, como los que vivimos ahora, hay espacio para la sonrisa -explica Andrés Pajares, desde el hospital donde se recupera de una operación de cervicales-. Si el gran Gila se reía de la guerra, que es lo peor que puede pasarle a una sociedad, ¿cómo no nos vamos a reír nosotros de la crisis?», reflexiona el cómico.

Transmitir «un mensaje positivo, un homenaje a la manera de ser española entre tanta crisis» fue lo que propuso en verano para la campaña de Campofrío la agencia publicitaria McCann Erickson, que ya firmó otro hit el pasado año con un corto navideño. Unos hijos hacían regalos a sus padres ciegos y los despertaban con el Nessun Dorma interpretado por una orquesta de cuerda en directo. Este año quisieron repetir.

Todo quisque habla del corto antes de que se haya pasado por televisión. Sucederá hoy, rondando el mensaje navideño del rey y se mantendrá el resto de las navidades. Para entonces, gran parte del trabajo de promoción estará hecho. El spot se estrenó el martes en las redes sociales y esa misma tarde se propagaba en 11.000 tuits.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra