Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
DIRECTORA DE "INFORME SEMANAL"

Alicia Gómez Montano: "El cambio de gobierno no debería afectar a la manera de informar de TVE"

  • "Los informativos de TVE gozan de un reconocimiento como no lo han tenido nunca"

Imagen de la noticia

Alicia Gómez Montano, sonriente, durante el coloquio en el Condestable. J.A.GOÑI

0
Actualizada 19/12/2011 a las 01:01
Etiquetas
  • AINHOA PIUDO . PAMPLONA

Alicia Gómez Montano es la máxima responsable de Informe Semanal(TVE)desde 2004, después de ocho años como subdirectora. Mantiene unos vínculos especiales con Navarra, porque dio sus primeros pasos profesionales en el Centro Territorial de TVE en Pamplona, en el que permaneció ocho años y del que llegó a ser directora. Además, está emparejada con el navarro Pedro Zaratiegui. El jueves estuvo en Pamplona para participar en un coloquio que organizó la Asociación de Periodistas de Navarra sobre la salud (o la falta de ella) de la que goza la profesión.

¿Qué le parece la polémica que suscitó la entrevista a la madre del Cuco en La Noriay la posterior fuga de anunciantes?

La Noriaes un programa típico de lo que llamamos géneros mixtos. Por un parte, es un talk show, pero también hay otra parte de información pura y dura, por donde ha desfilado gente importante de la política. No puedo despreciarlo como programa en sí. Respecto a la polémica, creo que las redes sociales han contribuido a censurar que se entrevistara a la madre de El Cuco cobrando por ello, y después ha habido un proceso de blanqueado de imagen de Telecinco que me parece que es un poco hipócrita por parte de la cadena. Me da un poco de apuro ver en La Noria anuncios de Mensajeros por la paz, por ejemplo. Esta especie de arrepentimiento ha tenido obedece a una estrategia para recuperar anunciantes y, lo que es más importante, para no perder un solo espectador.

Es decir, que es una cuestión de rentabilidad y no de conciencia.

Ya me gustaría que fuera una cuestión de replanteamiento ético. Pero me da la impresión de que son otras cosas las que han influido. Esa es mi opinión, a lo mejor me equivoco.

¿Qué balance hace de este tiempo sin publicidad en TVE?

Yo era de las que pensaba que prefería una tele sin publicidad, pero cuando la quitaron me asusté porque pensé que a lo mejor no íbamos a estar suficientemente financiados. Hacer televisión es caro, aunque al ciudadano le resulte muy barato: creo que cada uno pagamos al año treinta y tantos o cuarenta euros. Estoy encantada de no tener anuncios, y ahora me cuesta, cuando zapeo, zamparme un bloque de publicidad.

¿Hay inquietud en TVE por el cambio de gobierno?

Hay una ley que se hizo precisamente para que estuviera protegida de los vaivenes políticos. Pretendía demostrar que el dueño de la televisión pública no son los partidos políticos, ni siquiera el que tiene más representación parlamentaria, sino el ciudadano. Pero esa ley es reciente y es la primera vez que se produce un cambio de color político desde que se aprobó, así que es ahora cuando tendremos que comprobarlo. No debería.

¿Rodará alguna cabeza?

¡No quiero ni pensarlo! Se supone que te tienen que quitar o poner por razones profesionales, por razones de confianza o de falta de ella. Que yo sepa no ha habido elecciones en Televisión Española. Los informativos de TVE gozan de un reconocimiento ciudadano como no lo han tenido nunca, en épocas de tutela política del PSOE, del PP o de la UCD. Creo que no deberíamos romper esto.

Con las fusiones entre Telecinco y Cuatro, y La Sexta y Antena 3, el panorama queda dividido en dos grandes bloques. ¿Cree que al haber menos competencia habrá menos calidad?

No lo sé. Yo siempre he pensado que a más competencia, más calidad. Pero cuando se rompió el monopolio y salieron las privadas, comprobé con un poco de estupor que ni había necesariamente más calidad, ni más pluralismo, ni más imaginación. ¿Ahora van a repercutir las fusiones? No lo sé. Todo esto es un misterio. Lo que sí pienso es que son fusiones que corresponden sobre todo a razones económicas. Ha sido una necesidad empresarial, para poder sobrevivir, más que ideológica.

¿Es optimista o pesimista respecto al estado de su profesión?

Todo depende de cómo mires la botella, si medio llena o medio vacía. Yo lo que soy es una convencida de que en este momento, en el que hay tantísimos flujos informativos, los periodistas somos más necesarios que nunca. Somos los que procesamos, tratamos y verificamos la información. Wikileaks no es nada si no hay detrás un periodista. Además, las mejores democracias son las que tienen buenos medios.

¿Qué necesitamos mejorar?

Si hay precariedad, la información también será precaria. Por otra parte, hay muy malas prácticas en esta profesión que tenemos que corregir, que a veces no son lo suficientemente censuradas por nosotros mismos. Estoy hablando de ciertas tertulias televisivas, donde no hay expertos sino personas que van a ofrecer contenidos repugnantemente atractivos. O estoy hablando del uso periodístico que se hace a veces de los confidenciales, que intoxican muchas veces lo que es este noble oficio.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra