Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Se reaviva la leyenda de Ned Kelly

  • La comparación entre los restos atribuidos al mítico "Robin Hood australiano" y una muestra del ADN de un bisnieto de su hermana confirman la identidad del bandolero que ha servido de inspiración para el cine y la literatura

Imagen de la noticia

Se reaviva la leyenda de Ned Kelly

Arriba, retrato de Ned Kelly. Debajo, sus restos sin cabeza. REUTERS

0
Actualizada 02/09/2011 a las 01:00
  • ROCÍO OTOYA . EFE. SIDNEY (AUSTRALIA).

LA leyenda en torno al bandolero Ned Kelly, el Robin Hood australiano ejecutado en la horca en 1880, se reaviva con la identificación de sus restos encontrados en una antigua prisión de Melbourne.

La identidad de Ned Kelly, descendiente de irlandeses que encarnó para muchos la lucha contra la opresión y la injusticia durante la colonización británica, fue ayer confirmada tras el resultado de las muestras de ADN facilitadas por un bisnieto de su hermana Ellen. Casi la totalidad de los huesos de Ned Kelly, a excepción de la calavera, se hallaban en un ataúd de madera en una de las fosas comunes localizadas en 2008 en la que otrora penitenciaría de Pentridge.

Estos restos pertenecían a más de una treintena de presos de la antigua cárcel de Melbourne, en la que fue ejecutado Kelly, fueron exhumados en 1929 para ser nuevamente enterrados en Pentridge. Pero al parecer quienes participaron en el traslado guardaron para sí, de recuerdo, varios huesos del mítico bandolero cuyas andanzas han servido al mundo del cine para hacer películas sobre su vida y cautivado aMick Jagger o a Heath Ledger, quienes interpretaron el papel de Ned Kelly.

Para muchos la leyenda de Kelly refleja el conflicto entre los descendientes de convictos, entre ellos muchos irlandeses, y la por entonces clase dominante formada mayoritariamente por ingleses. Y es que el destino de Kelly estuvo marcado por el infortunio. Él quedó huérfano a los 12 años después de que su padre muriera a manos de la Policía en circunstancias extrañas. Por ser el mayor asumió el rol de cabeza de una familia que atravesaba serias dificultades para evitar perder la tierra concedida por la Corona.

En un mundo en que los pobres robaban a los ricos y compartían el botín entre los vecinos, Kelly fue detenido por este delito cuando apenas contaba con 14 años.

Pero su vida como prófugo comenzó en 1878 cuando fue acusado de disparar a un agente de la policía que entró en el hogar familiar para detener a uno de los hermanos menores, Dan. En la clandestinidad, Dan y Ned se unieron a otros dos amigos y juntos robaron bancos y burlaron a la policía.

La fugaz vida criminal de Kelly terminó en 1880 cuando su banda llegó a la localidad de Glenrowan, cortó los cables del telégrafo y forzó a los trabajadores del ferrocarril a serrar los rieles. Allí se libró un largo enfrentamiento a tiros con la Policía que acabó con la vida de tres bandoleros y dejó herido a Kelly, quien después de ser detenido, fue enjuiciado y condenado a morir ahorcado.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual