Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
LOS NIÑOS DE LA LOTERÍA

La voz de hijos de inmigrantes que cantará la suerte en España

  • Todos ellos viven en la residencia-internado de San Ildefonso, una institución asistencial gestionada por el Ayuntamiento de Madrid que acoge a menores procedentes de familias con dificultades socio-económicas
  • El benjamín tiene 8 años y el mayor 13, una edad en la que, sobre todo en el caso de los chicos, la voz empieza a cambiar y a manifestarse incontrolada

Dos niñas del colegio de San Ildefonso durante un ensayo del Sorteo de la Lotería de Navidad

Dos niñas del colegio de San Ildefonso durante un ensayo del Sorteo de la Lotería de Navidad

EFE
0
21/12/2011 a las 17:39
  • EFE.MADRID
Algunos eran bebés cuando llegaron a España pero otros han nacido aquí, de padres ecuatorianos, peruanos, senegaleses...Se llaman Magette, Janet, Johan, Camila, Joel o Nayeli y este jueves pondrán voz a la suerte en el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, que otro 22 de diciembre llega fiel a su cita anual.

Aproximadamente el cuarenta por ciento de los 35 niños y niñas de San Ildefonso que a partir de las nueve de la mañana participarán en el Sorteo de Navidad, que de nuevo se celebrará en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid, son de origen inmigrante. Un porcentaje similar al de años anteriores.

Todos ellos viven en la residencia-internado de San Ildefonso, una institución asistencial gestionada por el Ayuntamiento de Madrid que acoge a menores procedentes de familias con dificultades socio-económicas, y cuyos orígenes hay quien asegura se remontan al reinado de los Reyes Católicos.

Situada en el castizo barrio de Palacio, en el Madrid de los Austrias, la residencia se separó del colegio del mismo nombre a mediados del siglo pasado, y de allí han salido, desde 1771 y sin apenas interrupciones, los niños y niñas que semana tras semana, ahora los jueves y sábados, y en los sorteos extraordinarios como los de Navidad o el Niño, reparten suerte y millones de euros con la Lotería.

Treinta y cinco de los internos en San Ildefonso, alumnos de siete colegios públicos del centro de Madrid, son los "elegidos" este año para participar en el Sorteo Extraordinario de Navidad, pero sólo cuatro de ellos, los señalados por la diosa Fortuna, sacarán y cantarán el Gordo, que por vez primera premia con 400.000 euros la posesión de un décimo con tan deseado como desconocido número.

El benjamín tiene 8 años y el mayor 13, una edad en la que, sobre todo en el caso de los chicos, la voz empieza a cambiar y a manifestarse incontrolada.

Del total, veintiuna son niñas -ellas vuelven a ser mayoría- y el resto, catorce, niños, si bien sólo dieciocho -catorce chicas y cuatro chicos- cantarán, con ese soniquete que les es tan característico, números o premios; protagonismo solo reservado a aquellos cuyas voces, además de sonar claras y firmes, resisten la tensión y los nervios.

Los 35 elegidos llevan más de dos meses ensayando hasta el más mínimo detalle del sorteo, a las órdenes de cuatro profesores. Sobre el escenario del salón de actos de la residencia han repetido, semana tras semana, cómo sacar, con mano firme, las bolas de los bombos y a cantar, con igual firmeza, números y premios.

Y a mantener la calma ante situaciones imprevistas, como que una bola acabe rodando por el suelo, la más temida por todos, o que los números bailen a la hora de cantarlos.

Las niñas son mayoría porque "son ellas las que más se apuntan a esta actividad extraescolar", asegura el director de la residencia de San Ildefonso, Esperato Fernández, quien advierte además de que son los alumnos de origen latinoamericano los que más interés muestran. "Les encanta", insiste.

"Del mismo modo que hay chavales que se apuntan a un deporte o a informática, como actividades extraescolares, hay quienes optan por la Lotería", continúa Esperato Fernández. Ahora bien los "elegidos" para el Sorteo de Navidad son solo aquéllos cuyo comportamiento y rendimiento escolar son los adecuados.

"Sí, es un premio, una estrategia educativa", reconoce el director de la residencia, que este curso tiene bajo su responsabilidad a 58 chavales. Treinta y cinco de ellos, seguro, se irán esta noche a la cama con los nervios a flor de piel.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra