Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
ESTUDIO

El frío provoca muchas enfermedades

Pamplona ha amanecido este miércoles con temperaturas bajo cero y una fina capa de hielo en distintas zonas de la ciudad. Algunos ciudadanos se han visto obligados a emplear rasquetas para eliminar el hielo de sus vehículos. En algunas zonas, las temperaturas han sido de -3 grados.

Hielo y temperaturas bajo cero en Pamplona

G.M.A.
8
Actualizada 31/12/2011 a las 18:02
Etiquetas
  • EFE.MADRID
Muchas enfermedades o dolencias están directamente asociadas a la estación del año, y en invierno el frío es el principal responsable de algunas de ellas, sobre todo las relacionadas con las vías respiratorias, pero también agrava otras patologías, especialmente las cardiovasculares y reumáticas.

"Cuando salgas a la calle, tápate la boca". Aunque la hemos oído tantas veces, no por repetitiva la advertencia deja de ser válida.

Así lo ha señalado la doctora Pilar Román, vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), quien ha explicado que en invierno el aire no se calienta y llega frío a los pulmones, lo que favorece la multiplicación de microorganismos.

Además, con la bajada de las temperaturas, los pelillos de la nariz se paralizan y dejan de actuar de barrera frente a los virus y las bacterias.

Gripe, catarro, neumonía, bronquitis, faringitis y otras afecciones víricas del sistema respiratorio son muy comunes durante el invierno.

Pero también el corazón se resiente cuando desciende el termómetro.

La Fundación Española del Corazón (FEC) ha alertado de los perjuicios del frío sobre la salud cardiovascular, especialmente en las personas de edad avanzada o en aquellos que sufran diabetes, hipertensión o que ya padezcan alguna cardiopatía.

Muchos infartos se producen al salir de casa y toparse de frente con el frío, ya que éste provoca espasmo de las coronarias, ha señalado la doctora Román, quien ha precisado que aunque era algo que se sabía de manera empírica no se ha demostrado científicamente hasta hace poco.

Un reciente estudio realizado por investigadores del London School of Hygiene & tropical Medicine, publicado en la revista British Medical Journal, concluye que la reducción de un grado centígrado en las temperaturas está directamente relacionado con un aumento del 2 por ciento en el riesgo de ataque al corazón.

La FEC ha apuntado que la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares aumenta más de un 20 por ciento debido a las bajas temperaturas.

Esta organización aconseja vacunarse del virus de la gripe y del neumococo (microbio que produce la neumonía) a las personas que padecen algún tipo de cardiopatía, una recomendación a la que se une la doctora Román.

Mientras que la vacuna de la gripe está muy extendida en España, sobre todo entre los mayores, la del neumococo aun no está arraigada, quizá por desconocimiento.

A la bajada de temperaturas hay que sumar el hecho de que en invierno la gente se mueve más en ambientes cerrados, mal ventilados y muy concurridos, lo que también favorece la multiplicación de microorganismos.

Abrigarse bien, sobre todo, proteger con una bufanda la boca y la nariz para que el aire que llega al interior del cuerpo sea más cálido y obstaculizar la entrada de virus, así como evitar en lo posible los lugares más frecuentados y airear las casas son algunas de las pautas que se deben seguir frente a las enfermedades del frío.

En invierno no sólo disminuyen los grados sino también las horas de sol, una de las principales fuentes de vitamina D, sustancia esencial para el hueso.

Esta vitamina aumenta la absorción de calcio y ayuda a mantener la densidad mineral ósea, por lo que ayuda a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que afecta especialmente a las mujeres mayores de 50 años.

Según un estudio reciente, un tercio de la población española no tiene un nivel adecuado de vitamina D, pese a ser nuestro país uno de los más soleados de Europa.

A este respecto, la doctora Román ha explicado que los análisis que se realizan a las personas mayores ingresadas concluyen que la mayoría de ellas tiene un déficit de esa vitamina, lo que trae consigo debilidad ósea y muscular y, por consiguiente, un mayor riesgo de caídas.


  • posyokese
    (02/01/12 14:23)
    #8

    ....ostras pedrin...¡....Alberto ,,eres un crack....!..¡¡¡ bienvenidos al Club de la Comedia..!!

    Responder

  • Fermintxo
    (01/01/12 18:20)
    #7

    Sobre el tema de la Vitamina D y la absoción del calcio, no me estraña, cada vez tomamos más el sol... y menos leche. Los programas de leche escolar han desaparecido por completo y eso que estudios recientes demuestran que previnen en un 30% el riesgo de padecer cancer de colon, a parte de lo ya dicho. Creo que (aunque no me gustan en general lo que hacen los americanos) deberiamos de emular en estos casos los modelos de consumo de leche y derivados lácteos de los EEUU y del norte de Europa.

    Responder

  • marta
    (01/01/12 13:54)
    #6

    claro que el frio provoca enfermedades, para eso están las ropas de abrigo, las estufas en las terrazas, etc.. desde tiempos inmemoriales el ser humano utiliza el fuego para entre otras cosas calentarse, en la prevención está el remedio. Esta noticia no aporta nada que no se supiera, si no combates el frio primero enfermas y después te mueres, es evidente, igual que pasa con otras tantas cosas, incluído el calor.

    Responder

  • martin
    (01/01/12 13:48)
    #5

    no se que tendra de malo el frio porque bien sabido es que en los países del norte de europa sacan a sus recien nacidos a la calle con temperaturas de hasta -10ºC para que sus organismos se hagan resistentes. Hay una regla bastante evidente de la naturaleza sobre este tema, el calor consume y el frio conserva, algo tendrá que tener de cierto.

    Responder

  • innsvruckevic
    (01/01/12 13:46)
    #4

    #1 si el ser humano estuviese diseñado xa vivir en el tropico, no sufririamos tanto con esas temperaturas, del frio te puedes proteger abrigandote lo que sea necesario, del calor no salvo que uses aires acondicionados, que es algo muchisimo peor que cualquier invierno ruso.

    Responder

  • ABUELITA PAZ
    (01/01/12 13:46)
    #3

  • Pinguino
    (01/01/12 13:18)
    #2

  • Alberto
    (01/01/12 10:57)
    #1

    Si los seres humanos estuvieramos diseñados para el frío, tendríamos plumas o pieles. El ser humano está diseñado para vivir en el trópico.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra