Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EDAD DE HIELO

El frío puso el mundo patas arriba entre los años 536 y 660

  • Esta pequeña edad de hielo coincide con un periodo de gran convulsión en Europa y Asia

El emperador Justiniano en la iglesia de San Vital de Rávena.

El frío puso el mundo patas arriba entre los años 536 y 660

El emperador Justiniano en la iglesia de San Vital de Rávena.

CEDIDA
09/02/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
La decadencia de la parte oriental del Imperio Romano coincidió con una bajada drástica de las temperaturas. Entre los años 536 y 660 Europa y Asia experimentaron convulsiones que pudieron estar influidas por el enfriamiento del clima. En todo caso fue un periodo agitado: China fue presa de grandes transformaciones, Europa fue invadida por varios pueblos de las estepas, los turcos entraron en Anatolia y se empezó a cuajar un incipiente poder islámico. Las inclemencias estuvieron ocasionadas por erupciones volcánicas que dieron lugar a que se malbaratasen las cosechas. Este factor propició que se desatasen hambrunas y estallasen revueltas.

Un grupo de investigadores del proyecto internacional Past Global Changes asegura que han identificado un largo periodo de frío en el hemisferio norte hace 1.500 años. Al descenso de las temperaturas, que cayeron hasta los cuatro grados en verano, le siguió una intensa actividad volcánica que aconteció en los años 536, 540 y 547 después de Cristo. La expulsión de pequeñas partículas volcánicas causan en ocasiones olas de frío, dado que los aerosoles de sulfato bloquean los rayos solares. En los cinco años que siguieron a los que los científicos llaman ‘pequeña edad se hielo’ hubo una pandemia en la era de Justiniano. La plaga se extendió por el Mediterráneo entre los años 541 y 543 y golpeó Constantinopla, lo que originó la muerte de millones de personas en años sucesivos.

En las nuevas regiones frías muchas tribus huyeron del hambre y la escasez de pastos y se adentraron en el este de China, un fenómeno que azuzó las luchas entre los grupos nómadas y los poderosos gobernantes chinos. Una alianza entre estas poblaciones de la estepa y los romanos de Oriente contribuyó a la caída del Imperio sasánida en Persia. Ulf Büntgen, del Instituto Federal Suizo de Investigación y coator del estudio, arguye que el trabajo ilustra cómo los cambios repentinos del clima pueden modificar los sistemas políticos- Büntgen es climatólogo y emplea los patrones de crecimiento de los anillos de los árboles para deducir la temperatura. «Podemos aprender algo de la velocidad y la magnitud de las transformaciones que tuvieron lugar en ese momento», dice.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual