Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
sociedad

Un carnaval al son del mosquito

  • La amenaza del zika y la posibilidad de que se contagie por vía sexual o por la saliva marcan el inicio de la gran fiesta de Río de Janeiro

El carnaval de Río de Janeiro celebró su segunda noche de desfiles, en la que las escuelas de samba escarbaron en sus raíces africanas e innovaron usando drones para dar un toque tecnológico a la fiesta del sambódromo.

Carnaval en Río de Janeiro

Carnaval en Río de Janeiro

EFE
Actualizada 08/02/2016 a las 08:56
  • colpisa . madrid
Los bailes, los desfiles y la fiesta podrán celebrarse como cada año, pero sobre una de las tradiciones del carnaval de Río de Janeiro sobrevuelan un mosquito, un virus y dos preguntas sin respuesta: ¿Se puede transmitir el zika por la saliva? ¿Y por mantener relaciones sexuales sin protección? Como todavía no hay una respuesta científica clara, algunas autoridades brasileñas han llamado a sus compatriotas a extremar las precauciones. A moderar su costumbre de besarse a espuertas durante los días de celebración y a usar preservativos si la ocasión lo requiere.

"La recomendación de evitar los contactos íntimos tras hallarse el virus del zika en la saliva divide a los juerguistas", aseguran en un artículo dos periodistas del diario brasileño O Globo. "Un carnaval sin besos en la boca es como una playa sin sol o como un disfraz sin brillo: no tiene gracia". El mismo día que empezaba la fiesta, un informe de un laboratorio brasileño alertaba de que habían encontrado restos del virus tanto en las bocas de los infectados como en sus fluidos sexuales. Y aunque esto no significa que sean contagiosos por esas vías, desataron la preocupación en todo el país, donde creen que el contagio está relacionado con el aumento de casos de nacimientos de niños con microcefalia. Hasta ahora, el único vector de infección identificado es el mosquito Aedes aegypti, pero puede que no sea el único.

En circunstancias normales, la recomendación iría solo a evitar el contacto directo con los fluidos de personas sospechosas de estar infectadas porque muestran síntomas. Pero el carnaval desata las ganas de besos de los brasileños hasta el punto de que puede dejar una recomendación así en agua de borrajas. "Estoy segura de que la gente va a preferir arriesgarse y pensar en las consecuencias cuando haya acabado el carnaval", confesaba Amanda Almeida, una comerciante de Río a las periodistas de O Globo. Otro entrevistado propone, entre risas, usar preservativos para la lengua.

En definitiva, ni siquiera la amenaza del virus zika puede rebajar las ganas de fiesta de los brasileños. Por si acaso, el Ayuntamiento de Río de Janerio ha puesto en marcha una campaña en la calle de sensibilización frente al patógeno y el mosquito que, cómo no, también presentaron al ritmo de la música.
"El carnaval es una fiesta carnal, y para divertirse físicamente. Una fiesta de liberación sexual, la más erótica del año. Es imposible un carnaval sin beso en la boca", reconoció otra entrevistada. "Yo prefiero besar y tener zika".

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual