Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FRANCIA

El expresidente Chirac, icono pop para adolescentes

  • Su carisma parece ser la clave: "Tiene un lado Instagram anticipado", reconocen artistas

Chirac ya fue protagonista de los guiñoles de la televisión francesa.

El expresidente Chirac, icono pop para adolescentes

Chirac ya fue protagonista de los guiñoles de la televisión francesa.

Actualizada 02/02/2016 a las 10:41
  • EFE. PARÍS
Una imagen descontextualizada renueva su significado y adquiere otra identidad. Le está ocurriendo a Jacques Chirac, presidente entre 1995 y 2007 a quien se recuerda internacionalmente por su oposición a George W. Bush en la invasión de Irak, y reconvertido ahora en símbolo de moda juvenil.

El personaje, desposeído de su marco histórico y recuperado por generaciones ulteriores, ha abandonado la enjundia política que le hizo reconocible y se está transformado en un icono "mainstream" en Francia, una de las placas tectónicas de la moda.

Chirac suma su nombre a la lista de famosos que terminan convertidos en un reclamo generalista con su efigie impresa en productos de consumo, como le ha ocurrido a Albert Einstein, Nikola Tesla o Yuri Gagarin.

Lo saben Elvis Presley, que baila al son del limpiaparabrisas de ciertos coches, y Bob Marley, tuneado en pipas y ceniceros. La imagen del Che Guevara con boina calada ilustra hoy una marca de vodka y la reina de Inglaterra es una leyenda viva del "vintage" en forma de muñeca de plástico que saluda incansablemente con la mano, como un gato de la suerte en una lavandería china.

El pop vulgariza, difunde y convierte en icono ciertas imágenes desplazadas de su cotidianeidad. Pero no es la experiencia pública del expresidente conservador francés, de 83 años, la que le ha llevado a las perchas de tiendas de París y a catálogos de venta en internet. "No hay identificación política en esta fascinación actual", analiza el sociólogo Michel Fieze en la cadena "BFM TV".

La clave del éxito icónico reside en su carisma y su cercanía con el pueblo, dispuesto siempre a tomarse un vino acariciando una vaca junto a un agricultor, cuando la salud se lo permitía. "Tiene un lado Instagram anticipado: le vemos fumar, beber, bailar, dormir... con una elegancia y una grandeza física que no se ha vuelto a ver desde entonces", explica a "Le Parisien" Mathieu Dozol, autor de un blog en el que colecciona imágenes "vintage" del expresidente.

El primero en recurrir al magnetismo textil del expresidente fue Pierre Blanc. Un día, cuando jugaba al rugby en el sur de Francia, se fijó en los gritos de ánimo que lanzaban unos chavales: "¡Esto es la Corrèze!" (departamento del suroeste francés).

Pensó que la frase podría funcionar, si la apuntalaba con un correzino amado por el pueblo. Buscó una imagen de Chirac libre de derechos de autor y añadió el eslogan. Corría 2014 y fue un éxito inmediato. "¿Por qué Chirac? Tiene un capital de simpatía enorme que supera las discrepancias políticas. Está despolitizado", se explica Blanc en su web.

Lejos de quedarse en una broma, esa moda -de marcado acento patriótico- parece haber creado tendencia, y otros incipientes diseñadores también juegan a convertir a Chirac en un clásico contemporáneo.

La marca F.A.U.X. (falso) le recupera en diferentes actividades de su vida pública: dando en un mitin, fumando un cigarrillo, posando para una revista, colándose en el Metro, ataviado con un tocado de flores...

"Tenemos muchas imágenes de Chirac en diferentes situaciones graciosas", comenta a "BFM TV" el ideólogo de una travesura dirigida a un público de entre 15 y 30 años, Antoine Delomez.

En su Atelier Amelotese imprimen las camisetas, que se venden a 20 euros la pieza en algodón y a 40 la sudadera de manga larga.

Pero si Chirac tiene personalidad suficiente como para colocar su presidencial rostro en una camiseta, nadie duda de que su inseparable esposa, Bernadette, también dispone de sobrado carácter para hacerse hueco en roperos "fashion victim à la française".

Bien posando junto al presidente y a Mickey Mouse, en su extinto rol de primera dama, o bien como busto solitario, serigrafiada sobre una camiseta sin mangas que el diseñador Marc Delattre concibió en 2010 para su ya desaparecida firma "Comme Marc".

Caprichos del destino, la pareja de ancianos Chirac, que suma 165 años, sigue orbitando alrededor de las hogueras de las vanidades que frecuentan parejas como David y Victoria Beckham o Kanye West y Kim Kardashian, que podrían ser sus nietos.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual