Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JAPÓN

Un juez libera de la cláusula de celibato a una cantante

  • La justicia japonesa ha rechazado la prohibición de mantener una relación sentimental a una cantante de AKB48

Miembros del grupo de música pop japonesa femenino AKB48.

Un juez libera de la cláusula de celibato a una cantante

Miembros del grupo de música pop japonesa femenino AKB48.

EFE (ARCHIVO)
0
20/01/2016 a las 06:00
  • colpisa. madrid
Qué lejos queda aquella mítica frase de Lydia Grant, la profesora de danza de la serie de televisión ‘Fama’, cuando se presentaba a los nuevos alumnos de la academia: "Queréis fama, pero la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor". Hoy, el éxito artístico tiene poco que ver con el sudor y más con el márketing. Sobre todo en Japón, donde el fenómeno ‘idol’ obliga a las cantantes a parecerse a androides y, además de sudar, sería impensable verlas en otras situaciones puramente humanas como enamorarse.

Pero, por primera vez, la justicia japonesa se ha atrevido a tambalear los cimientos de una de las mayores industrias del entretenimiento del país y ha reprendido a las agencias de representación de este tipo de artistas por restringir la "búsqueda de la felicidad" de las ‘idols’. En concreto, ha rechazado la prohibición, estipulada en contrato, a una integrante de un grupo de pop femenino de salir con un seguidor del conjunto.

El tribunal del distrito de Tokio desestimó así una demanda interpuesta por la agencia hacia su exrepresentada por daños ocasionados a la imagen del grupo y, en repercusión, pérdidas económicas. Y es que es, precisamente, la imagen robótica, angelical y virginal de las chicas que componen este y otros conjuntos ‘idol’ lo que llena las arcas de este tipo de negocio musical. Los contratos se blindan ante cualquier escándalo, aunque sea una inocente cita para tomar el té y con carabina.

CELIBATO POR CONTRATO

La exigencia contractual alcanza su apogeo en el conjunto más importante del pop japonés, AKB48. Creado en 2005 por un mánager musical, está formado por más de 80 chicas de menos de 22 años. Cada noche, realizan una actuación en un teatro propio localizado en el barrio tokiota de Akihabara (de donde vienen las siglas ‘AKB’). Las integrantes deben pasar un duro proceso de selección, donde los antecedentes se investigan con rigor ‘CSI’, y, una vez aceptadas, deben cumplir una serie de estrictas normas.

La más importante de ellas ya no es la de no tener relaciones con ningún fan, sino con ningún ser humano, alzándose como vírgenes modernas de la industria del entretenimiento digital. Para enfatizar este mensaje, las chicas deben abandonar el grupo al cumplir los 21 ó 22 años, ya que, a esa edad, se las considera mujeres hechas y derechas y, por lo tanto, pierden el aura ‘kawaii’ -bonito, mono- que impregna, como un perfume demasiado dulzón, todo el universo ‘idol’.

La decisión de este tribunal nipón es una excepción, ya que la justicia japonesa, en procesos similares, siempre ha dictaminado a favor de la industria, protegida por unos contratos donde se indica, claramente, que las pérdidas económicas provocadas por la mala conducta de las ‘idols’ deben compensarse. El caso más mediático fue protagonizado por una exintegrante de AKB48 en 2013, que, además de cumplir económicamente con su penitencia, grabó y compartió un vídeo donde se rapaba el pelo mientras pedía perdón con los ojos anegados en llanto. Su crimen fue pasar la noche con un hombre mientras pertenecía al grupo musical.

Pues sí, profesora Grant, la fama cuesta. Pero no se consigue con sudor. Un robot nunca suda.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual