Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Tecnología

La tecnología se dosifica para luchar contra la monotonía

  • Más relojes inteligentes, tabletas, teléfonos más baratos y nuevos objetos conectados son la tendencia de este año​

Las Vegas celebra la feria tecnológica CES.

Las Vegas celebra la feria tecnológica CES.

Las Vegas celebra la feria tecnológica CES.

AFP
0
11/01/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Quizá los consumidores empiecen a fatigarse del frenético ritmo de la industria tecnológica. Un estudio de Accenture dice que así esta ocurriendo. Sólo hay un 10% de personas que tienen en mente cambiar su móvil este año. Aunque menor, el descenso es similar en televisiones y electrodomésticos conectados. Por si fuera poco, los inventos más recientes, como relojes y pulseras fitness, no logran rellenar el hueco producido por esta fuga. Con este presentimiento como telón de fondo se ha celebrado en Las Vegas el primer gran cónclave tecnológico del año. Los más poderosos del gremio se han entremezclado con pequeñas 'start-ups' de todo el mundo que han presentado sus ideas de presente y futuro en la capital del juego. Así, los grandes fabricantes parecen haber dosificado sus novedades para este año. La más activa ha sido Samsung, quien ha presentado, entre otras cosas, un cinturón conectado o la tableta Galaxy S Pro, que cambia Android por Windows 10, en un intento de crear un aparato que realmente permita dejar el ordenador de lado. No es la primera vez que se afea a Google que su sistema operativo no es realmente productivo a la de hora de trabajar con dispositivos móviles.

Además, la compañía surcoreana puso de relieve lo que ha venido a llamar Galaxy Ecosystem, un conjunto de máquinas y software que el día de mañana podría servirles para cortar el cordón umbilical con los de Mountain View y Android.

Otro de los que han querido reafirmarse en este CES de Las Vegas ha sido HTC. La taiwanesa atraviesa una fuerte anemia comercial en lo que a los smartphones se refiere pero ha querido demostrar que no se le acaba la gasolina de momento: ha presentado Vive Pre, la evolución de su casco de realidad virtual; y HTC UA Band.

La mejor noticia en las televisiones es precisamente la ausencia de ellas. Tras años de carrera y pulsos entre fabricantes, el UHD -también conocido como 4K- se ha establecido como estándar. Cada vez hay más y más contenido en este sentido y la expansión de Netflix -que llegará a 130 países más- ayudará al despegue de esta tecnología.

Dentro del campo de la imagen, LG ha enseñado la primera pantalla 8K del mundo -todavía queda mucho para verla en el mercado- y paneles transparentes, así como flexibles. Una innovación que se podría traducir en un móvil plegable, que podría llegar este mismo año al mercado de la mano de Samsung. Aunque el Mobile World Congress del próximo mes de febrero en Barcelona es su gran fiesta, el smartphone, rey indiscutible de la electrónica de consumo, también tuvo su espacio. Móviles más baratos y con mayores prestaciones. Marcas como Polaroid o Alcatel hicieron propuestas en este sentido. Los fabricantes chinos también pidieron paso: Huawei lanzó una nueva tableta, así como una edición dorada del Nexus 6P, confirmando que este color ha abandonado el estigma de hortera y ya es todo un clásico. Los asiáticos también desvelaron un reloj inteligente para mujeres. Más significativo es el lanzamiento de Le Max Pro, otro terminal de ojos rasgados. La particularidad es que será el primero en usar Sense ID, una tecnología de Qualcomm basada en ultrasonidos para identificar tu huella dactilar sin que haya contacto directo entre el dedo y el sensor.

Por lo demás, hubo una nueva avalancha de smartwatches de la mano de fabricantes como Fitbit o Casio, que lanzó su primer aparato de este tipo.

​GADGETS IMPOSIBLES

Lejos de las propuestas más convencionales, el CES también sirve para imaginar la tecnología que vendrá el día de mañana. Así, el internet de las cosas ya no se limita a macetas, termostatos o neveras. El colmo de la 'hiperconectividad' es un test de embarazo conectado o una pulsera dedicada únicamente a medir el tiempo que pasas con tus amigos. Las partidas de paintball pueden cambiar rádicalmente si triunfa el casco que funciona con Android para este pasatiempo y ver una película en tu casa puede ser tan fácil como activar el proyector. Y quién sabe si en unos años llevaremos nuestros ordenadores en pequeños 'sticks' de apenas diez centímetros como el que ha creado Intel. Los coches conectados están más cerca de hacerse realidad. Bosch presentó una impresionante pantalla que imitaba el tacto real de los botones; Ford o Fiat Chrysler 'enchufarán' sus modelos a soluciones como Android Auto o Apple Car en las próximas temporadas y General Motors se ha unido a Lyft, una firma norteamericana, para crear un Uber pero con coche autónomos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual