Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
OBITUARIO

Muere María Teresa De Filippis, primera mujer piloto en F1

  • La italiana debutó en 1958 en las calificaciones del Gran Premio de Mónaco

Maria Theresa de Filippis.

Maria Theresa de Filippis.

Maria Theresa de Filippis.

FIA
0
10/01/2016 a las 06:00
  • EFE. ROMA
La italiana María Teresa De Filippis, primera mujer piloto de la historia de la Fórmula Uno, murió este sábado a la edad de 89 años.

De Filippis debutó en 1958 en las calificaciones del Gran Premio de Mónaco y consiguió una histórica décima plaza en la Carrera de Spa (Bélgica).

La napolitana, nacida en 1926, se acercó al automovilismo tras una apuesta con sus hermanos sobre cuanto rápido hubiera podido conducir, que terminó con un triunfo en su estreno con un Fiat 500. En su carrera, De Filippis disputó tres carreras en la temporada 1958, consiguiendo una histórica décima plaza en Bélgica.

La piloto se retiró de la competición tras la muerte del francés Jean Behra, dueño de su equipo, en un dramático accidente en la carrera de Alemania de 1959. "Han muerto demasiados amigos", declaró De Filippis en 2006 al periódico inglés The Observer.

Sin embargo, a pesar de ser la primera mujer piloto de la historia de la F1, la italiana aseguró que nunca sufrió por los prejuicios de la gente.

"Un jefe de carrera dijo que el único casco que una mujer tenía que llevar era el del peluquero. Aparte de eso, no creo que haya tenido prejuicios, simplemente sorpresas por mi éxito", declaró en una vieja entrevista a The Observer.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual