Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MARTE

La NASA observa auroras boreales en todo el hemisferio norte de Marte

  • Una sonda de la agencia espacial de EE UU observa el fenómeno, que ayuda a explicar por qué el planeta rojo perdió su ciclo del agua

Creado un proyecto para una colonia polar en Marte

Creado un proyecto para una colonia polar en Marte

Imagen virtual de la región polar de Marte.

www.nasa.org
0
06/11/2015 a las 06:00
  • COPISA. MADRID
La sonda Maven de la NASA ha observado un nuevo tipo de aurora boreal en Marte. Un fulgor de luces en el cielo que se producen cuando partículas de alta energía provenientes del sol se apelotonan sobre las líneas del campo magnético de un cuerpo celeste con atmósfera. Su aparición el pasado marzo, que cubrió prácticamente todo el hemisferio norte, puede ayudar a los científicos a comprender por qué el planeta rojo pasó de ser un astro húmedo, con lagos y ríos, al desierto áspero, seco y muy probablemente inerte de la actualidad.

"Estamos descubriendo como reacciona la atmósfera de Marte a las partículas de alta energía que le llegan del sol", explica Sonal Jain, investigador postdoctoral de la Universidad de Colorado y coautor del trabajo de analizar los resultados que ha enviado la NASA a la Tierra. "Creemos que la atmósfera del planeta está recibiendo una auténtica paliza por parte del sol, que está arrancándosela poco a poco". Por las evidencias geológicas en su superficie, se sabe que en Marte hubo un ciclo del agua similar al que ahora mismo existe en la Tierra.

Es decir, agua que fluye, que se evapora, que se transforma en nubes y que vuelve a precipitarse hacia el suelo. Como ya no existe en el planeta rojo -la atmósfera actual es demasiado tenue para sostener un sistema así-, los científicos quieren saber por qué desapareció. Una de las explicaciones propuestas es, precisamente, esta destrucción de la atmósfera, probablemente asociada al enfriamiento de su núcleo interno.

La aurora que ha observado Maven y que han estudiado los científicos de la Universidad de Colorado es muy particular. En vez de ser como las más características de la Tierra, que solo pueden verse en las zonas polares y siempre en franjas -porque siguen las líneas del campo magnético terrestre-, la aurora boreal marciana cubrió todo el hemisferio norte del planeta. O, cuando menos, la mitad a la sombra -la zona expuesta directamente a la luz del sol es tan brillante que no permite detectarlas-.

La mitad septentrional del cielo nocturno marciano. "No estamos seguros de si habría podido verse a simple vista porque nuestro instrumento solo analiza luz ultravioleta, pero es posible que sí", afirma Jain. "Pero sabemos que afectó a todo el hemisferio norte, o al menos a la zona nocturna". El efecto duró los cinco días que estuvieron llegando las partículas -el llamado viento solar- de una enorme llamarada solar que se produjo el pasado marzo.

"Sabemos que Marte está perdiendo su atmósfera, pero no sabemos cuánta importancia tiene la colisión del viento solar en que desaparezca", apunta Jain. El tipo de aurora que han descubierto apunta a que puede ser más grave de lo previsto. Que fuese capaz de iluminar todo el cielo nocturno de la mitad norte del planeta significa que las partículas energéticas son capaces de colarse en la zona de sombra, como si la luz de una linterna pudiese iluminar áreas que tiene ocultas tras una superficie opaca. Para lograrlo, aprovecha un minúsculo campo magnético que provoca el viento solar al atravesar la atmósfera.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual