Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
AUTOMOCIÓN

Presentan en Tokio los primeros coches de hidrógeno

  • ​Se trata de un combustible limpio aunque producirlo sí contamina

Los coches del futuro, en el Salón del Automóvil de Tokio

Presentan en Tokio los primeros coches de hidrógeno

ATLAS
0
29/10/2015 a las 06:00
  • atlas
Dos gigantes como Toyota y Honda han mostrado cómo serán los automóviles del futuro: modelos propulsados por una pila de hidrógeno.

Quieren llenar nuestras ciudades de estos vehículos que sólo desprenden vapor de agua. Se acabó, en principio, la contaminación generada por los tubos de escape.

Pero hay un problema: ahora mismo, el hidrógeno se genera en plantas de gas natural que sí emiten grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera.

"Las emisiones de CO2 que no salen por los coches de hidrógeno saldrán por las chimeneas de las plantas de producción de hidrógeno y el problema de emisiones no está resuelto", dice Guillermo Calleja, catedrático de Ingeniería Química de la Universidad Rey Juan Carlos.

Algo similar ocurre con los coches eléctricos. En este caso, el reto tecnológico es producir hidrógeno a partir del agua utilizando energías renovables.

"El coche eléctrico enchufable y el coche eléctrico movido por una pila de hidrógeno son imparables. Es cuestión de tiempo", advierte Guillermo Calleja. Tiempo que, según los expertos, será de entre diez y veinte años.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual