Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Cine

Carmelo Gómez: "Me voy porque veo que estoy de más"

  • ‘La playa de los ahogados’, la despedida de Carmelo Gómez, llega a los cines

Cartel de 'La playa de los ahogados'.

Carmelo Gómez: "Me voy porque veo que estoy de más"

Cartel de 'La playa de los ahogados'.

0
06/10/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Un cadáver, un grupo de hoscos marineros, antiguos compañeros de fatigas del finado, y un inspector para el que el trabajo constituye su única razón de ser. Como escenario, una localidad gallega cuyos habitantes se ven sacudidos por un aparente suicidio tras el que se esconde un crimen cuya motivación radica en un turbio episodio del pasado. Estos son los mimbres en torno a los cuales articula Gerardo Herrero su nueva película, ‘La playa de los ahogados’, que llega este viernes a la cartelera y que supone la práctica despedida de la gran pantalla -aún habrá de llegar ‘La punta del iceberg’, a las órdenes de David Cánovas- de Carmelo Gómez. Un intérprete cuya carrera jalonan dos premios Goya y que dice adiós al sentir que está "de más".

"Cuando llegué no entendía por qué aparecía en cualquier sitio, me hacían una prueba y decían ‘hay un tío ahí…’ Y ahora siento que no me quieren. Ha cambiado todo mucho", explica Carmelo Gómez, quien ante esta situación ha optado por abrir una nueva etapa profesional. "Vuelvo al teatro para recuperar la autoestima destruída que tengo en el escenario con ‘El alcalde de Zalamea’", agrega un actor cuya decisión no parece tener vuelta atrás y que se deriva de su desencanto con el estado actual del séptimo arte en España. Para desdecirse "tendría que volver otra vez el cine", subraya un hombre que hizo su primera incursión en este campo a mediados de los ochenta con un pequeño papel en ‘El viaje a ninguna parte’ y de cuyo rostro se sirvió Julio Medem en sus tres primeros largometrajes: ‘Vacas’, ‘La ardilla roja’ y ‘Tierra’. Desde entonces, un puñado de filmes, entre los que sobresalen ‘Días contados’ (1994) y ‘El método’ (2005), que le valieron sendos ‘cabezones’.

Su penúltima contribución al cine la ejecuta metiéndose en la piel del inspector Leo Caldas, un hombre del que la cinta únicamente muestra su faceta profesional, pese a que el abanico registrado en el libro de Domingo Villar en la que se basa es mucho más amplio. Eso fue lo más difícil a la hora de preparar el personaje, revela Carmelo Gómez. "Me hubiese gustado contar otras vidas que la novela tiene pero que en una película no caben, esa relación que tiene con los suyos, con los viejos, con los cuentos, con la fantasía, con la bruma, con las meigas… Y una relación de amor que está ahí pero que en la película no aparece", se lamenta un intérprete que afirma no sentirse cómodo dentro del género policíaco, pues prefiere poner rostro a "personas que tienen vinculaciones, sueños y esperanzas".

Lo que lo convenció para vencer esa reticencia al género fue, sobre todo, la posibilidad de volver a colaborar con Gerardo Herrero, a cuyas órdenes ya se puso hace casi dos décadas en ‘Territorio comanche’ y del que destaca su carácter "incombustible, no se cansa nunca de trabajar". Unos elogios que le devuelve el realizador. "Es un actor al que conozco bien, que sé que va a venir con el personaje muy preparado y que no me voy a sorprender con él durante el rodaje", detalla un cineasta que encontró en el thriller de Villar "una novela muy cinematográfica" no solo por su trama sino también por el paisaje y por la presencia de unos personajes que le atraparon, especialmente el inspector al frente de la investigación. "Me gusta mucho Caldas, me sorprendió encontrar un policía distinto al habitual de la literatura y el cine. Un tipo bueno, que está solo, muy obsesivo con el trabajo pero que no es ni un borracho ni un policía violento", apunta un director que convivió con la historia durante varios años pero que no pudo sacarla antes adelante por los crecientes obstáculos con que se encuentran quienes, como él, quieren plasmar este tipo de relatos. "Cada día es más difícil financiar una película", remacha.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual