Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
DEPORTE Y DISCAPACIDAD

Rugby en silla de ruedas contra las barreras discriminatorias

  • Yaka Ruedas es el primer equipo deportivo para personas con discapacidad de Paraguay

0
Actualizada 03/10/2015 a las 10:30
  • EFE. ASUNCIÓN - PARAGUAY
El sonido de ruedas, el choque del metal contra el metal y el estallido de júbilo al son del silbato dominan una escena poco común en Paraguay, un partido de rugby en silla de ruedas protagonizado por el único grupo de deportistas con discapacidad física del país.

Así es como pasan las noches de cada miércoles los jóvenes de Yaka Ruedas, el primer equipo deportivo para personas con discapacidad física en Paraguay formado para superar las distintas barreras con las que se enfrenta este colectivo, explicó el capitán del grupo, Emilio Fleitas.

"De alguna u otra manera nos ayuda en la autoestima, a desafiarnos unos a otros y saber que podemos hacer cosas a pesar de las limitaciones", comentó Fleitas, minutos antes de incorporarse a un emocionante amistoso celebrado en las instalaciones de la Secretaría Nacional de Deportes (SND) en Asunción.

El fuerte choque de las sillas en jugadas de defensa y ataque, que comúnmente termina dejando las ruedas desinfladas, genera altos niveles de adrenalina y hace de esta actividad una experiencia muy intensa.

Para Vanessa Báez, quien desde los 9 años se traslada con silla de ruedas, la participación en el equipo significó "un cambio radical" en su vida. "Al principio no me animaba porque el rugby suena muy rudo para una mujer, pero decidí venir a ver", explicó.

Sin embargo, durante el partido resulta evidente que Báez no se arrepiente de haberse unido al equipo hace poco más de dos años, lo que la llevó a acudir a numerosas competiciones nacionales e internacionales.

Entre estas se incluye el Maximus Suramérica, campeonato de rugby en silla de ruedas en la modalidad practicada por hombres y mujeres con lesión medular, donde la selección paraguaya obtuvo el quinto lugar.

"Fue demasiado ambicioso y desafiante, competimos con equipos que ya tenían más tiempo de desarrollo", aseguró Teo Urbieta, uno de los miembros fundadores de Yaka Ruedas.

Urbieta lamentó que el apoyo estatal sea escaso y actualmente se limite al usufructo del espacio otorgado por la SND. "No tenemos entrenadores ni recursos para reparar las sillas de rueda", explicó.

El gran desafío que tiene el equipo para seguir creciendo es la creación de un comité paralímpico en Paraguay, que requiere del apoyo estatal así como el empuje de las organizaciones, aseguró Urbieta.

Aún así los "Yaka Ruedas" no pierden sus esperanzas de lograr títulos internacionales, incluyendo la oportunidad de competir en unos Paralímpicos, por que lo que está en juego va más allá del desafío físico y personal.

"Queremos demostrar que las personas con discapacidad pueden realizar un montón de actividades, solamente necesitamos la oportunidad", acotó Fleitas.

El capitán del equipo explicó que otro de los objetivos del grupo es derribar los perjuicios que tiene la sociedad hacia las personas con discapacidad, y "mostrar las capacidades".

"Nosotros no queremos que se vea la discapacidad desde las limitaciones, sino que queremos que se vea todo lo que podemos dar con un mínimo de apoyo", agregó el deportista.

En Paraguay, el 12 por ciento de la población tiene alguna discapacidad, según el último censo, y debe afrontar todo tipo de barreras y dificultades para poder desplazarse o desarrollar su vida profesional, casi sin ninguna ayuda de organismos estatales.

Aceras en mal estado, un transporte público inadaptado, edificios sin ascensores o baños angostos, son los principales obstáculos, apuntó Andy Matías Moreno, otro miembro del equipo Yaka Ruedas, quien a los 19 años perdió la pierna derecha en un accidente de tránsito que le dejó con la movilidad severamente reducida.

"A partir de ese segundo mi vida cambio drásticamente, tuve que vivir otra realidad donde pude apreciar que no hay accesibilidad en este país", lamentó Moreno.

El deportista comentó que en las calles de Asunción no es común ver a personas con discapacidad ya que las mismas "no tienen el apoyo económico" para comprarse sillas de rueda, o si logran adquirir una, no pueden salir por que "no hay accesibilidad".

Pese a todas las trabas, el Yaka Ruedas seguirá metiendo goles para lograr una mayor inclusión en la sociedad paraguaya.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual