Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Literatura

María Dueñas defiende el "alma" de sus novelas

  • La escritora quería que su nuevo libro, 'La templaza', tuviera "alma de novela"

0
12/09/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • EFE. SEGOVIA
Tras el éxito televisivo de 'Un tiempo entre costuras', basada en su novela del mismo nombre, María Dueñas (Puertollano, 1964) ha confesado en Segovia que habría tenido fácil proyectar su nueva obra, 'La templaza', con formato de guión, pero hizo todo lo contrario, blindarse para que tuviera "alma de novela".

Antes de participar en el prólogo del Hay Festival de Segovia, donde representantes de la política y la cultura han leído los primeros capítulos de 'La templanza', la también profesora de lengua y literatura inglesa se muestra implacable cuando habla de no dejarse condicionar por el formato audiovisual "porque sería -ha dicho- traicionarme a mí misma y a mis lectores".

No obstante, la adaptación a televisión de la historia en torno a la vida de Sira Quiroga, algunos de cuyos capítulos superaron en Antena 3 TV los cinco millones de espectadores, ha sido, ha señalado, una "experiencia muy positiva en todos los sentidos".

No solo por la audiencia y la crítica, sino que María Dueñas está feliz porque dice no haber traicionado a sus lectores, ella no quería que vieran otra cosa distinta al libro, sino que se mantuviera la esencia y el alma de la novela, "y así ha sido", matiza.

Este año ha visto la luz 'La templanza', la obra que más trabajo le ha costado, según reconoce, después de publicar 'El tiempo entre costuras', en 2009, traducida a más de veinticinco idiomas, y 'Misión olvido', en 2012.

De hecho, durante una conversación con la editora Ana Gavín, la escritora ha confesado que sale a andar todas las mañanas, para pensar y luego sentarse a escribir, pero con 'La templanza' había momentos en que no sabía cómo continuar, "porque todo se empezaba a enrevesar".

Incluso le resultó difícil resolver el nudo central en una partida de billar, deporte que Dueñas dice desconocer o averiguar cómo se aplicaban las herencias en 1861, pero Dueñas estaba ilusionada con el proyecto "con las mismas ganas y curiosidad que con los anteriores, porque mi capacidad para ilusionarme permanece intacta".

La clave para una buena obra, según ha explicado en una entrevista, es combinar una historia que atrape con unos personajes solventes y unos escenarios cautivadores, "para luego juntar las letras con un mínimo de gracia, al menos es lo que me cuentan los lectores sobre lo que les gusta de mis libros".

En 'La templanza' María Dueñas aborda la historia de la reconstrucción de un hombre, un viaje de vuelta, un español del XIX que hace fortuna en el México turbulento, convulso y apasionante de Benito Juárez.

Mauro Larrea, nombre del protagonista, a quien acompaña y aconseja su apoderado, Andrade -como Félix hacía con su vecina Sira Quiroga- hace fortuna y la pierde, un paralelismo con su anterior obra, emigrando a La Habana (Cuba) colonial y volviendo a la madre patria, moviéndose entre las bodegas de Jerez.

Dueñas ha mostrado su interés por "volver la mirada al Jerez bodeguero, el del comercio exterior, a su dimensión internacional cosmopolita, sobre todo hacia los ingleses, donde muchas bodegas fueron establecidas procedentes de la minería de la plata mexicana".

El trabajo ha sido duro, explica la autora, porque ha tenido que recurrir a documentación de cartas o libros de viajes de la época, además de haber pasado inadvertida en Jerez, durante unos días, recorriendo sus calles y viendo los edificios de la época que aún permanecen en pie.

Después se dio a conocer y aceptó la hospitalidad de algunos bodegueros y miembros de consejos reguladores porque, en su opinión, "andar y oler las bodegas te acerca a la realidad, luego no sé si consigo transportarlo a palabras, pero lo intento".

Luego, Dueñas se ha permitido el lujo de construir un personaje varón que se ocupa de sus hijos, algo que le parece poco habitual, un padre coraje, como lo ha definido, aunque también un hombre fuerte, que antes de hacerse rico había descendido a los pozos de las minas de plata.

En cuanto a su visión actual del mundo, Dueñas ha explicado que es la de cualquier ciudadano y ser humano: "Estamos asombrados, abatidos y apenados por lo que pasa, expectantes, nos estamos matando desde Caín y Abel, por desgracia parece que no tiene una solución inmediata; y tampoco nos salva la literatura...".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual