Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Energía

Cada día se fugan de las gasolineras más de 100 clientes sin pagar

  • Las huidas de los usuarios cuestan a las empresas cinco millones al año, más otros dos necesarios para tramitar las denuncias judiciales

Gasolinera de Tudela

Gasolinera de Tudela.

Una gasolinera.

B. Aldanondo
1
04/06/2015 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid
Las cámaras de seguridad instaladas en gran parte de las estaciones de servicio no consiguen persuadir a las decenas de conductores que repostan gasolina cada día y se marchan sin pagar. Saben que les están grabando y que posiblemente les denuncien, pero se dan a la fuga. En los tres últimos años, se han registrado más de 115.000 casos de huidas de clientes morosos con las gasolineras, según la Memoria de la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP). Es decir, a una media de 38.300 impagos al año, o de 104 al día.

En un sector en el que la presencia de empleados que se encargan del repostaje y del cobro es cada vez menor, con numerosas estaciones de autoservicio que no están atendidas, y sin más medida de seguridad que las grabaciones -salvo casos en los que existen barreras para impedir la huida-, las pérdidas que registran los propietarios alcanzaron los cinco millones de euros el año pasado. A esa cantidad la AOP calcula que habría que añadir casi dos millones más correspondientes a la tramitación de las denuncias que realizan los empresarios afectados. Es decir, un cuarenta por ciento del dinero que dejan de ingresar por las fugas tienen que destinarlo a los procesos judiciales en los que se adentran para captar a los usuarios.

Para acabar con este tipo de prácticas, a finales del año pasado se puso en marcha un grupo de trabajo que ha instado a la Administración a reducir los plazos de identificación y sanción de estos comportamientos delictivos. Además, demandan una mayor implicación de la policía para identificar a los infractores o la implantación de medios telemáticos para el envío de pruebas de forma ágil. Porque no solo se trata de casos de huidas, sino también de actuaciones violentas que presentan "riesgos asociados a la seguridad e integridad física de los empleados que tratan de evitar estas fugas", explican desde AOP.

'EFECTO FRONTERA' REGIONAL

El análisis de precios de los carburantes que realiza la AOP en su memoria también refleja los cambios que se producen entre comunidades autónomas, dependiendo de los impuestos que aplican a los combustibles.

Las gasolineras de los territorios donde se han reducido los tipos del Impuesto especial de hidrocarburos, o directamente se han suprimido, como Cantabria y Navarra, incrementaron sus ventas un 2,8 y un 8,6 por ciento, respectivamente, en 2014. Estas dos regiones se habían convertido en unas islas con los precios más altos entre sus vecinas (en País Vasco, La Rioja y Aragón no se aplicaba este impuesto). En estas tres comunidades, sus estaciones de servicio se beneficiaron hasta 2013 de la llegada de usuarios cántabros y navarros, que evitaban los elevados costes de los combustibles.

Este 'efecto frontera' entre regiones provoca diferencias de precios de hasta 5,7 céntimos por litro. De hecho, la AOP explica que estos desvíos de consumo se han observado "con especial incidencia" desde que en los primeros meses de 2012 algunas regiones (Comunidad Valenciana, Castilla y León y Cataluña) aplicaron el límite máximo del tramo autonómico del impuesto, beneficiando a las gasolineras ubicadas en las provincias limítrofes cuyos tributos eran menos elevados, como Madrid, Aragón, La Rioja, País Vasco o Cantabria. En algunas comunidades autónomas, no hay posibilidad de que se produzca este 'efecto frontera' porque las regiones vecinas aplican el tramo más alto del impuesto, al igual que en ellas, como en los casos de Asturias, Galicia, Extremadura, Andalucía, Murcia o Castilla-La Mancha.

Las grandes petroleras integradas en la AOP (Repsol, Cepsa, Shell, BP, Galp y Saras) sostienen que "algunas compañías se permiten ofrecer precios más bajos gracias a la adulteración del carburante, poniendo en peligro los motores" de los coches. Incluso acusan a algunas empresas de "adulterar el gasóleo" de uso agrícola y de calefacción, que están bonificados fiscalmente, para venderlos en automoción.


  • Gonzalo Montes Villarroya
    (04/06/15 10:02)
    #1

    A mí se me ocurre que para evitar esas fugas sin pagar, que se tenga que usar la tarjeta del banco después de meter el tubo en el vehículo y elegir la cantidad de litros. Si no pagas entonces no podrás sacar el tubo y si lo intentas que suene la alarma para avisar a la policia de que alguien se quiere ir sin pagar.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual