Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Investigación

El conocimiento de los chimpancés sobre la cocina

  • Un estudio revela que estos animales prefieren, por ejemplo, el alimento cocinado al crudo

0
03/06/2015 a las 06:00
  • Europa Press. Madrid
Un nuevo estudio sugiere que la capacidad cognitiva de los seres humanos para cocinar también la tienen los chimpancés. Esto incluye una preferencia por los alimentos cocinados, la capacidad de comprender la transformación de los alimentos crudos en cocinados e, incluso, la posibilidad de guardar y transportar alimentos desde la distancia con el propósito de cocinarlos.

Los hallazgos, que se revelan en un artículo publicado en la edición de este miércoles de 'Proceedings of the Royal Society B', sugieren que esas habilidades surgieron temprano en la evolución humana y que, aparte de control del fuego, los chimpancés pueden poseer todas las habilidades cognitivas necesarias para participar en la cocina.

"Cuándo surgió la cocina en la evolución humana es una pregunta importante. Pensamos que una manera de llegar a esta cuestión es investigar si los chimpancés, en principio, tienen las capacidades cognitivas esenciales para cocinar. Si nuestro pariente evolutivo más cercano posee estas habilidades, sugiere que una vez que los primeros seres humanos fueron capaces de utilizar y controlar el fuego también podrían utilizarlo para cocinar", afirma Felix Warneken, profesor asociado de Ciencias Sociales en la Universidad de Yale, Estados Unidos.

Una serie de estudios anteriores, en particular los dirigidos por Richard Wrangham, profesor de Antropología Biológica y conservador de Biología del Comportamiento primate en el Museo Peabody de Arqueología y Etnología, han planteado la hipótesis de que la cocina juega un papel clave en la evolución humana haciendo los alimentos más fáciles de digerir y permitiendo a los primeros seres humanos extraer más energía de su dieta.

Sin embargo, al tratar de comprender los orígenes evolutivos de la cocina, los estudios anteriores se centraron en gran medida en lo que es claramente un aspecto crítico de la cocina, el control del fuego. Ahora, Warneken y y Alexandra Rosati, compañera post-doctoral en el departamento de Psicología de la Universidad de Yale, decidieron abordar la cuestión desde una dirección alternativa.

"La gente se centran en el control del fuego, porque eso parece muy sobresaliente, pero incluso teniendo un palo con fuego, se requieren varios otros puntos de vista antes de que usarlo para cocinar -señala Rosati-. Obviamente, los chimpancés no pueden controlar el fuego, pero se trata de una hipótesis sobre algunos de los otros aspectos de la cocina, como la comprensión causal que si pones este alimento crudo en el fuego se crean alimentos cocinados, o en el extremo de nuestro estudio, la capacidad de planificar".

"Lo que es particularmente interesante acerca de la cocina es que es algo que todos hacemos, pero se trata de una serie de capacidades que, incluso sin el contexto de la cocción, se cree que son exclusivamente humanas. Por eso hemos querido estudiar esto en los chimpancés".

Para llegar a esas preguntas, Warneken y Rosati viajaron en el verano de 2011 al Santuario de chimpancés Tchimpounga del Instituto Jane Goodall en la República del Congo, donde llevaron a cabo una serie de experimentos con chimpancés salvajes para probar si eran capaces de dar mentalmente los saltos necesarios para cocinar.

Sus primeras pruebas se centraron en replicar los resultados de otros estudios: demostraron que el chimpancé prefirió la batata que había sido "cocinada" -colocada en una sartén caliente, sin mantequilla o aceite, durante un minuto- a la cruda, y que los chimpancés estaban más dispuestos a pagar un coste temporal, en forma de una espera de un minuto de duración, para obtener el alimento cocinado.

Pruebas posteriores perseguían medir si los chimpancés realmente comprendieron la transformación de alimentos crudos a cocidos y si estaban espontáneamente tratando de "cocinar" los productos. Para eso, presentaron a los chimpancés dos dispositivos: un "dispositivo de cocción" que convirtió trozos de batata crudos en cocinados y un dispositivo de control que los dejó sin cambios.

Durante la prueba, los chimpancés vieron la batata cruda transformarse en ambos, pero tuvieron que elegir un dispositivo antes de ver su contenido. Warneken y Rosati explican que casi cada chimpancé optó por el dispositivo de cocción, lo que sugiere que rápidamente comprendieron la transformación que realizaba. Sin embargo, fue el último experimento el que realmente reveló la capacidad de los chimpancés para cocinar.

"Nos preguntamos si podrían ser capaces de aferrarse a la recompensa y seleccionar activamente poner la comida en el dispositivo de cocción", relata Warneken. "Eso es muy difícil, porque, por lo general, cuando los chimpancés tienen comida, comen".

"Pensé que no habría manera de que hicieran eso -añade Rosati-. Hay una gran cantidad de investigación que dice que los animales tienen problemas con el autocontrol cuando se trata de poseer comida, pero estuvimos en el santuario unos pocos días, así que decidimos probarlo".

Para su sorpresa, según reconoció esta experta, numerosos chimpancés, cuando recibieron un trozo de batata cruda, optaron esencialmente por cocinarla colocándola en el "dispositivo de cocción" y, a cambio, recibir una pieza cocinada de los alimentos.

"La primera vez que uno de los chimpancés hizo esto, me quedé asombrada", recuerda Rosati. "Realmente no lo había previsto. Cuando uno de ellos lo hizo, pensamos que quizás ese chimpancé era un genio, pero con el tiempo alrededor de la mitad de ellos lo hizo".

El sorprendente resultado dejó a Warneken y Rosati con una serie de preguntas adicionales que tendrían que esperar hasta que regresaron al Congo el verano siguiente, como por ejemplo, si la comprensión del proceso de cocción se extendía a otros alimentos.

Los chimpancés hicieron lo mismo con las zanahorias, con el añadido de que ellos nunca vieron que los investigadores ponían también la zanahoria en el dispositivo pero fueron capaces de generalizar ese proceso. Además, cuando se les dio una patata y un trozo de madera, solo colocaron la patata en el dispositivo de cocción, lo que indica que entendían que solo se pueden cocinar los elementos comestibles.

En los dos últimos experimentos, Warneken y Rosati se centraron en una de las cuestiones actuales más acuciantes en la cognición animal, si los animales son capaces de planificar el futuro. Aunque un puñado de estudios ha sugerido que los chimpancés pueden guardar herramientas para su uso posterior, "esos estudios son muy diferentes de la cocina", según Rosati.

No obstante, los chimpancés estaban dispuestos a transportar alimentos por la oportunidad de cocinarlos. Cuando se les administraron trozos de patata cruda en un lado de un recinto, varios chimpancés mostraron una buena voluntad para llevarlas a cuatro metros, donde el dispositivo de cocción.

"En algunos casos, en realidad lo llevaron en su boca, y se podía ver que a veces se lo comían, casi por accidente -describe Rosati-. Este fue un problema difícil, por lo que eran menos propensos a ponerlo en el dispositivo de cocción si tenían que llevarlo, pero lo consiguieron la mitad del tiempo, por lo que fueron capaces de hacerlo".

Para probar si los chimpancés ahorrarían alimentos en previsión de la cocción más tarde, a lo largo de varios ensayos, se les dio comida, pero pusieron a su alcance el dispositivo de cocción solo tres minutos más tarde. Para su sorpresa, Warneken y Rosati informan de que varios de los chimpancés fueron capaces de realizar la tarea, y dos guardaron casi cada pedazo de alimento crudo que se les dio para cocinarlo después.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual