Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EDUCACIÓN

Combatir el acoso escolar desde el pupitre de al lado

  • Cada vez más centros forman un equipo de mediación con alumnos y profesores para cortar de raíz la violencia escolar
  • Favorecen la integración y el buen ambiente y, en muchos casos, son la primera voz de alarma

Un aula vacía

Un aula vacía

Un aula vacía.

ARCHIVO
0
31/05/2015 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Clara y Olivia son primas, tienen 14 y 16 años y estudian segundo y cuarto de la ESO, respectivamente. Cada mañana se levantan, meten los libros en la mochila y acuden al instituto. Allí, como el resto de sus compañeros, atienden las clases y disfrutan del recreo, pero Clara y Olivia tienen además una misión especial. Forman parte del 'Equipo de mediación' , un grupo formado por seis profesores y 20 alumnos, todos ellos voluntarios, cuyo objetivo es velar por el buen ambiente y la resolución de conflictos en el centro. "Nos incorporamos el año pasado mediante la actividad 'El Secreto', que consiste en que los alumnos deben pensar qué cualidades debe tener una persona a la que confiarían un secreto y proponen a alguien de la clase. La persona más votada, si quiere, puede formar parte del equipo de mediación", explican las adolescentes

El proyecto se implantó en su instituto hace dos años, siguiendo la estela de otros muchos centros que, de forma autónoma, han decidido tomar cartas en el espinoso asunto de la violencia escolar, para frenar desde el origen posibles futuros casos de acoso

Conocido como 'ayuda entre iguales', fomenta un papel más relevante de los adolescentes en el manejo de conflictos y, aunque su implantación es bastante reciente en España, es un recurso muy extendido en países como Reino Unido. De hecho, un informe sobre violencia escolar realizado por el Defensor del Pueblo y Unicef en 2007 destacaba que los compañeros son el principal factor de miedo para que un alumno no acuda a clase pero que, precisamente, los estudiantes que son víctimas de maltrato buscan ayuda en primer lugar entre sus compañeros. Son parte del problema pero también de la solución y su labor cobra mayor relevancia si cabe tras el caso trágico de Arancha, la joven madrileña que decidió quitarse la vida la semana pasada tras sufrir acoso. "Hablamos de estos temas entre el equipo y también en las charlas sobre acoso ", apuntan Clara y Olivia. "Hay que concienciar a la gente y hacerles ver que la mediación puede acabar con estos problemas con finales trágicos y que nadie desea".

FORMACIÓN

En cada curso, los alumnos-mediadores tienen distintas funciones

Desde la acogida e integración de los nuevos estudiantes o el fomento de la participación y las charlas sobre el buen uso de internet hasta la mediación en los conflictos. Cuando se detecta un problema, se pone en conocimiento del jefe de estudios y él decide si el conflicto lo lleva el equipo de mediación. Si es así, y las dos partes enfrentadas aceptan el proceso, este equipo habla primero con cada parte por separado. "Es importante que sea confidencial y también ser imparcial; el mediador no puede ser alguien cercano a las personas en conflicto", destacan las estudiantes. Una vez analizado el problema, se reúne a las partes enfrentadas y se trata de "hacerles recapacitar, empatizar con el otro y concocer el daño que se han causado". Su trabajo termina con la búsqueda de un acuerdo final para evitar futuros problemas aunque, destacan Clara y Olivia, "no puede ser una imposición del mediador, tiene que nacer de ellos mismos porque así es más fácil que lo cumplan"

Los casos de acoso no son competencia de estos adolescentes, pero su labor observadora se está convirtiendo en algo vital para el equipo docente, más aún cuando, según denuncian desde muchos institutos, los recortes favorecen la proliferación de conflictos. "La falta de recursos significa desatención", alerta una profesora que, desde hace siete años, participa como voluntaria en un programa de mediación. "En un grupo de 30 alumnos puedes tener varios que acaban de llegar, algunos que no dominan aún el idioma, otros con necesidades especiales, más algún alumno ya de por sí conflictivo. Y todos en plena adolescencia. Con los recursos que tienes haces lo que puedes", alerta la docente

Para Carmina Valiente, directora del colegio Luis Vives de Valencia, con el aumento del ratio de alumnos por profesor, la prevención se constituye como elemento fundamental para atajar la problemática. "Cuando se notifica un caso de acoso, es que hemos llegado tarde"





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual