Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MEDIO AMBIENTE

La Antártida pierde más hielo de lo que los expertos creían

  • Alrededor de 2009, varios glaciares comenzaron a arrojar hielo al océano a una velocidad casi constante de 60 kilómetros cúbicos cada año

Imagen de la Antártida.

Imagen de la Antártida.

Imagen de la Antártida.

EFE
0
Actualizada 21/05/2015 a las 22:40
Etiquetas
  • E.PRESS. MADRID
Un equipo de científicos, liderado por expertos de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, ha observado un aumento repentino de la pérdida de hielo en una región previamente estable de la Antártida, como revelan en un artículo que se publica este jueves en 'Science'. Esta región se convierte así en el segundo mayor contribuyente al aumento del nivel del mar en la Antártida y la pérdida de hielo no muestra signos de disminución.

Mediante el uso de medidas de la elevación de la capa de hielo de la Antártida realizado por un conjunto de satélites, los investigadores encontraron que la Península Antártica Sur no mostró signos de cambio hasta 2009. Alrededor de 2009, varios glaciares a lo largo de una vasta extensión costera, de unos 750 kilometros de longitud, comenzaron repentinamente a arrojar hielo al océano a una velocidad casi constante de 60 kilómetros cúbicos o cerca de 55 billones de litros de agua cada año.

El doctor Bert Wouters, investigador en la Universidad de Bristol, quien dirigió el estudio, exlica: "Hasta la fecha, los glaciares añadían aproximadamente 300 km cúbicos de agua al océano. Eso es el equivalente del volumen de cerca de 350.000 edificios como el Empire State".

Los cambios se observaron utilizando el satélite CryoSat-2, una misión de la Agencia Espacial Europea dedicado a la teledetección de hielo. Desde una altitud de unos 700 kilometros, el satélite envía un pulso de radar a la Tierra, que se refleja en el hielo y posteriormente recibe de nuevo el satélite. A partir del tiempo que el pulso tarda en viajar, se puede recuperar datos de la elevación de la superficie del hielo con una precisión increíble.

Mediante el análisis de unos cinco años de datos, los investigadores encontraron que la superficie de hielo de algunos de los glaciares está disminuyendo hasta en unos 4 metros cada año. La pérdida de hielo en la región es tan grande que genera pequeños cambios en el campo gravitatorio de la Tierra, que pueden ser detectados por otra misión del satélite, la 'Gravity Recovery and Climate Experiment' (GRACE).

"El hecho de que tantos glaciares en una región tan grande de repente comiencen a perder el hielo fue una sorpresa para nosotros --continúa Wouters--. Esto demuestra una respuesta muy rápida de la capa de hielo: en pocos años el régimen dinámico estará completamente desplazado". Los datos de un modelo de clima antártico muestran que el repentino cambio no se puede explicar por alteraciones en las nevadas o la temperatura del aire, sino que el equipo atribuye la rápida pérdida de hielo al calentamiento de los océanos.

Muchos de los glaciares en la región se alimentan en las plataformas de hielo que flotan en la superficie del océano y actúan como un contrafuerte al hielo que descansa sobre la roca madre en el interior, lo que frena el flujo de los glaciares en el océano. Los vientos del oeste que rodean la Antártida se han vuelto más vigorosos en las últimas décadas, en respuesta al calentamiento climático y el agotamiento del ozono, y estos empujan las aguas cálidas del Océano del Sur hacia los polos, donde socavan los glaciares ylas plataformas de hielo flotantes desde abajo.

Las plataformas de hielo de la región han perdido casi un quinto de su espesor en las últimas dos décadas, lo que reduce la fuerza de resistencia en los glaciares. Una preocupación clave es que gran parte del hielo de la Península Antártica Sur se basa en cimientos bajo el nivel del mar. Esto significa que incluso si los glaciares se retiran, el agua caliente los perseguirá interiormente y los derretirá aún más.

Wouters subraya: "Parece que en algún momento alrededor de 2009, el adelgazamiento de la plataforma de hielo y el derretimiento de los glaciares del subsuelo pasaron un umbral crítico que provocó la pérdida de hielo repentina. Sin embargo, en comparación con otras regiones de la Antártida, la península del sur está menos estudiada, precisamente porque no mostró ningún cambio en el pasado, irónicamente".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual