Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
internet

Los 'trolls', la última gran plaga de internet

  • Google, Twitter y otras plataformas declaran la guerra a los 'trolls', alborotadores digitales que alteran la normal participación en la red

0
18/05/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Hace poco más de un año, Secret llamó la atención de Silicon Valley y de muchos de los inversores que mueven el dinero de un lado a otro en busca del próximo Facebook. Esta página web pretendía convertirse en lo más parecido a un confesionario digital, donde los internautas pudiesen dejar comentarios o informaciones sin miedo a ser juzgados o descubiertos.

El anonimato que ofrecía se convirtió en carne de cañón para los alborotadores digitales que acabaron por convertir la plataforma en un cortijo de 'trolls', nombre con el que se conocen a estos usuarios. Simplemente se convirtió en un refugio para el insulto y la difamación e, incluso, Brasil llegó a prohibir su utilización. Hace unos días, su creador afirmaba que el sitio había perdido la orientación con la que nació y anunciaba que echaba la persiana y que los fondos restante en la caja volvería a los inversores.

El de Secret es uno de los casos más simbólicos de cómo estos grupos son capaces de alterar el normal funcionamiento de una web de internet pero no el único. Así, de esta manera, se puede encontrar miles de ejemplos en páginas de 'fans' de Facebook, foros o servicios de comentarios de periódicos y páginas especializadas que pueden ver cómo se convierten en un auténtico problema para su comunidad.

El asunto ha llegado incluso a ser objeto de estudio en algunos centros universitarios. Investigadores de Stanford y Cornell han creado un algoritmo que, según sostienen, puede identificar a estos usuarios con tan solo diez mensajes en función a su manera de escribir, la frecuencia de publicación o expresiones utilizadas. Para ello, tuvieron que analizar más de 40 millones de mensajes de 1,7 millones de usuarios diferentes en web como la CNN, IGN o Breitbart.

PACIENCIA AGOTADA

Los 'trolls' han acabado incluso con la paciencia de Google. El gigante de Mountain View anunciaba la paralización de Map Maker, su herramienta colaborativa de edición para mejorar Google Maps. "Hemos estado experimentando ataques de "spam" en los últimos meses", aseguraba Pavithra Kanakarajan, uno de los miembros de desarrollo del equipo, quien hacía referencia a un incidente "particularmente lamentable".

La pasada semana, al sur de Rawalpindi, una ciudad de Pakistán, apareció un muñeco de Android orinando sobre una manzana mordida en clara referencia a Apple. La imagen no tardó en convertirse en algo viral y dar la vuelta al mundo lo que parece haber supuesto un punto de inflexión.

Otro de los grandes afectados por esta plaga es Twitter. La naturaleza de la red de los 140 caracteres parece atraer especialmente a estos agitadores que no dudan en intervenir en conversaciones ajenas publicando mensajes provocativos o fuera de tema esperando sacar de quicio al resto de interlocutores.

Para combatirlos, la compañía actualizó en abril los términos por los que puede bloquear una cuenta y anunció que incumplan las normas tendrán que asociar un número de móvil verificado y una identificación a su perfil. También creó un sistema que rastreará automáticamente contenido ofensivo y evitará que se muestre fuera de la página del autor y multiplicó por tres el personal disponible para estudiar estos casos.

El mayor problema es cuando se cruza la frontera entre lo meramente lúdico y delitos como el acoso.Uno de los últimos casos más mediáticos, el de la escritora J.K. Rowling que fue objeto de una campaña de insultos por su apoyo al Partido Laborista británico y su 'no' a la independencia escocesa. En nuestro país, recientemente se ha detenido a dos personas como supuestos responsables de los ataques y las amenazas que la periodista de TVE Lara Síscar sufrió durante dos años.

Los trolls, según denuncia la organización estadounidense Women Action Media, han encontrado nuevas técnicas para esquivar como la bautizada como 'tuitea y borra'. Al eliminar la publicación, el afectado no puede adjuntar un enlace al formulario de denuncia de la red social, lo que dificulta mucho más ese trabajo. El informe también habla de la creación de grupos de cuentas que atacan simultáneamente a un usuario, como en el caso de Síscar, lo que también hace complicado dar con los responsables.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual