Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SOCIEDAD

Despedidas de soltero y hostelería, un noviazgo en crisis

  • Granada se ha convertido en el destino predilecto para la última fiesta prenupcial

0
Actualizada 17/05/2015 a las 11:30
  • EFE. GRANADA
Granada se ha convertido en los últimos años en el altar desde el que despedir la soltería, un destino en el que celebrar la penúltima fiesta prenupcial con despedidas de soltero cada fin de semana, a las que los hosteleros amenazan con un divorcio exprés por las molestias y el alcohol.

Tipos vestidos de novia, de preservativo, de campanilla o los austeros con camisetas que apuntan que "Paco se casa" recorren en grupo las calles de Granada, convertida desde 2007 en un destino consolidado para vivir el último fiestón antes de la boda.

Según los datos del sector, la ciudad de la Alhambra acoge alrededor de un millar de despedidas de soltero al año, un turismo prenupcial que enamora a empresas especializadas pero que también provoca celos y recelos en la hostelería.

El auge de Granada como ciudad predilecta para despedirse de la soltería comenzó en 2007, según las estadísticas de los servidores de búsqueda por internet y ha cosechado un público fiel que elige la ciudad por su buen ambiente, los precios económicos y la tradición de la tapa con cada consumición.

Sin embargo, los excesos de algunos de los futuros maridos y mujeres y su panda de amigos, dispuestos a darlo todo antes del "sí, quiero", han provocado el rechazo del sector hostelero.

"Aquí no se sirve a despedidas de soltero ni a grupos que formen jaleo". Así reza el cartel de un conocido bar de la calle Navas de Granada, una especie de epicentro de estas celebraciones a las que muchos bares ya han mandado una demanda de divorcio exprés.

"Muchas de las despedidas no cumplen la ordenanza de la Convivencia del Ayuntamiento, con actuaciones y comportamientos en la vía pública poco decorosos, obscenos y que provocan mucho ruido. A este tipo de despedidas nos oponemos, porque restan más de lo que suman", ha detallado a Efe el secretario general de la Federación Provincial de Hostelería y Turismo, Antonio García.

La Patronal ya ha pedido a todos los partidos políticos un mayor control al despiporre de ciertas celebraciones para evitar un perjuicio a Granada como destino turístico y con el objetivo de evitar que esta tradición "entre en una espiral de desenfreno y alcohol que nos perjudique y que nos convierta en un destino turístico que no queremos, como Magaluf (Mallorca)".

Los hosteleros no piden el divorcio con el sector, al que reiteran su amor, aunque condicional, porque defienden a las empresas que organizan despedidas "civilizadas", con recorridos por los bares, con fiesta, pero sin perjuicio para el orden de la ciudad.

"Hay empresas que lo hacen bien, que organizan recorridos, reservan hoteles y cenas, pero con educación. Estas empresas del sector tienen todo nuestro apoyo", ha subrayado García.

Desde el restaurante Torres Bermejas de plaza Nueva han detallado que ven mucho movimiento pero sirven pocas despedidas y diferencian entre los ordenados y "los otros", los que sí provocan el desamor del sector de la hostelería.

"El domingo pasado vino una despedida con mucha gente y les servimos sin problema porque aunque estaban de fiesta, eran educados y no molestaban", han explicado a Efe.

Estos grupos, pertrechados con tambores o megáfonos para que nadie se pierda por dónde pasan, piden a los viandantes "un euro y le rompes un huevo en la cabeza al novio" o "un baile con la novia a cambio de un beso", que en esto, como en el amor, para gustos...

Al calor del amor a este turismo, en Granada han surgido empresas especializadas en cenas, rutas por los bares, palcos en salas de fiestas, actuaciones eróticas o "tupersex", pero también los que organizan actividades de aventura, masajes y baños árabes para ponerse a punto para la boda.

De momento, Granada y las despedidas de soltero se han consolidado como una pareja fiel, ahora en crisis, aunque predispuesta a darse el "sí, quiero" y reconducir una oportunidad turística en lo bueno y en lo malo y hasta que la muerte los separe.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual