Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Monarquía

La Reina rompe con la tradición y apuesta por el blanco

  • Se desprendió del negro, la peineta y la mantilla para hacer entrega de su primera bandera como Reina

Doña Letizia instaura un nuevo protocolo 28 Fotos

Doña Letizia instaura un nuevo protocolo

Fernández Díaz: "La Guardia Civil no se marchará jamás del País Vasco"

AGENCIAS
0
Actualizada 14/05/2015 a las 08:58
  • Colpisa. Madrid
Comenzó a circular la imagen y de inmediato surgieron partidarios y detractores. Unos alabando la indumentaria elegida por doña Letizia para su estreno como Reina en la entrega de una bandera y otros criticando que la esposa de Felipe VI echara por tierra una tradición de siglos y se desprendiera no solo de la peineta y la mantilla, sino también del vestido negro hasta los pies que antes de ella -y también ella, como Princesa de Asturias en 2006- vistieran las reinas Sofía, Victoria Eugenia, María Cristina e Isabel II.

Fue precisamente la hija de Fernando VII y madre de Alfonso XII quien, a mediados del siglo XIX, instauró en un protocolo no escrito la vestimenta negra y mantilla para hacer entrega de la enseña nacional en actos castrenses. Pero los tiempos cambian y, del mismo modo que don Felipe dio la bienvenida el 19 de junio de 2014 a "una monarquía renovada para un tiempo nuevo", doña Letizia puso en práctica las palabras de su marido y apostó todo al blanco para rendir homenaje en Vitoria a la labor que allí realiza la Guardia Civil.

Eligió para la ocasión el emblemático conjunto de vestido y abrigo, firmado por Felipe Varela, con el que dio sus primeros pasos como Reina. Y, como aquel día, del pecho prendía el lazo de la orden de Carlos III, que le fue concedida por don Juan Carlos apenas unos días antes de que doña Letizia contrajera matrimonio con el entonces Príncipe de Asturias. Como complementos, una cartera nude a la que recurre frecuentemente y unos zapatos de idéntico color de Magrit. Su recién recortada melena la llevó recogida en un sencillo moño, que, de nuevo, dio que hablar.

Desde el día en que doña Letizia puso un pie en Zarzuela, como prometida de don Felipe, ha sido recurrente que a la hoy Reina se le juzgue más por lo que viste que por lo que hace o dice. En su nuevo estatus se la ve más cómoda, ha ganado en seguridad y también en aceptación popular.

Y los cambios que junto a su marido introduce para la renovación de la monarquía -no hay que olvidar que este lunes Felipe VI estrenó una nueva fórmula para recibir a mandatarios internacionales, ya no en un salón de palacio, sino a pie de calle- van calando poco a poco. De ahí que el gesto de ayer de vestir de corto, y sin mantilla, se entienda como un paso más en la modernización de la institución.

Doña Letizia pasó revista a los agentes desplegados en el patio del cuartel vitoriano de Sansomendi, rindió homenaje a los que dieron su vida por España y, en su turno de palabra, volvió a poner de manifiesto que no quiere pasar a la historia como un reina de discursos vacíos.

Destacó "lo valioso de vuestra labor y lo admirable y útil del servicio que prestáis a todos los españoles; la sociedad os valora, os respeta y os quiere" y no se olvidó de los 161 agentes asesinados por ETA. Para ellos, su "homenaje, respeto y cariño", dijo vestida de blanco e instaurando su nuevo protocolo.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

  • Galería de imágenes:
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual