Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Arqueología

Humanos y neandertales se mezclaron en Europa

  • Hasta ahora se pensaba que esto sólo ocurrió en el ​Medio Oriente, hace más de 50.000 años

Humanos y neandertales se mezclaron en Europa

Humanos y neandertales se mezclaron en Europa

Distintos especies de homos, incluído el neandertal.

Cedida
0
Actualizada 14/05/2015 a las 13:26
  • Europa Press. Madrid
Uno de los restos humanos conocidos más antiguos de Europa tenía un ancestro cercano de origen neandertal, quizás un tatarabuelo de su tatarabuelo.

El hallazgo, presentado en la reunión de Biología de Genomas en Cold Spring Harbor, Nueva York, cuestiona la idea de que los seres humanos y los neandertales se cruzaron sólo en el Medio Oriente, hace más de 50.000 años.

Qiaomei Fu, una paleogenomicista en la Escuela de Medicina de Harvard, explicó que había secuenciado el ADN de una mandíbula masculina de 40.000 años de antigüedad, que representa a algunos de los primeros restos humanos modernos en Europa. Estiman que el 5-11% del genoma del hueso es neandertal, incluyendo grandes trozos de varios cromosomas.

Analizando cómo la longitud del ADN heredado de cualquier antepasado se acorta con cada generación, el equipo estimó que el hombre tenía un ancestro neandertal en las 4-6 generaciones anteriores.

Las pruebas de ADN confirman los argumentos anteriores de que la mandíbula y los dientes unidos poseían una mezcla de rasgos humanos y neandertales. Sus muelas del juicio, por ejemplo, son mucho más grandes que las de Homo sapiens. "Supongo que es tranquilizador en algún nivel que hay correspondencia entre lo que la anatomía nos está diciendo y lo que los genes nos están diciendo", dice Erik Trinkaus, un paleontólogo de la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri, que ha analizado la mandíbula y ha leído el trabajo de Fu y su equipo, informa Nature.

La mandíbula fue encontrada entre restos de oso en una cueva rumana llamada Pestera cu Oase (que significa "cueva con huesos") que fue descubierta por un grupo de espeleólogos en 2002. "El único acceso a la cueva es por el buceo a través de un río subterráneo ", dice Trinkaus.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual