Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SOLIDARIDAD

El Camino como reto para ayudar a niños con cáncer

  • La atleta dominicana Mariluz Viñas correrá 52 kilómetros diarios por una buena causa

0
Actualizada 12/05/2015 a las 16:37
  • EFE. SANTIAGO DE COMPOSTELA
Deporte y naturaleza entran en comunión en el Camino de Santiago, en esta ocasión con un nombre femenino, el de la ultramaratoniana dominicana Mariluz Viñas, que se ha marcado el propósito de correr, durante una quincena, 52 kilómetros diarios de esta ruta de peregrinación.

Su desafío pasa por hacer los 750 kilómetros que separan la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port de la plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela, con el objetivo de recaudar fondos para la Fundación St. Jude, que ayuda a niños con cáncer en la República Dominicana.

Del 27 de septiembre al 11 de octubre, Viñas hará este recorrido por la ruta francesa del Camino de Santiago, y el proyecto, que hoy ha sido presentado en la Sala Eisenman, de la Ciudad de la Cultura de Galicia, se denomine El Reto del Camino.

Mariluz Viñas, que corrió varios maratones, se ha alejado del asfalto para acercarse a la naturaleza. "Me agobiaba estar pendiente del reloj, de las marcas", explica. Lo suyo es el ultrafondo, "retos -remarcó- que van desde los 100 kilómetros a estar seis días corriendo".

Ha participado cinco veces en el ultramaratón del Sahara; ha superado pruebas de 100 kilómetros en Cerdeña, Islandia, Senegal y Namibia; y de 268, en seis etapas, en la zona desértica del Gran Cañón en Utah (EE UU).

Ahora se ha planteado un nuevo desafío, quizás el más exigente: recorrer esos 750 kilómetros en 15 etapas. "Nunca he corrido 6 días seguidos una distancia tan larga. Pero el reto que tienen todos estos niños es mucho más difícil que el mío, y esa es la mayor motivación que tengo", señala.

En pruebas tan exigentes como esta, donde el cuerpo va al límite, lo peor siempre se dice que es el entrenamiento. "No hay que hacer tiradas hasta llegar al cansancio extremo. Lo que me va a llevar a terminar el Camino es la recuperación muscular", apunta.

Pero no solamente corre esta dominicana afincada en Italia con el objetivo de superar sus propios límites, sino que su intención es también marcadamente solidaria.

"En mi país hay niños que no tienen nada. Su mejor ropa la visten cuando tienen que ir a las sesiones de quimioterapia", afirma, emocionada, Viñas.

La Fundación St. Jude apoya a cientos de niños que sufren diferentes tipos de cáncer, siendo la leucemia el más común entre la población infantil dominicana. "Tienen cantidad de niños en lista de espera, porque no pueden acoger a más por falta de fondos", lamenta la atleta.

Su estancia en Galicia le ha permitido conocer algunos detalles del recorrido que deberá superar: "La primera parte será muy difícil por el desnivel que me voy a encontrar".

La edad, 52 años, no es un problema para ella: "Con los años tienes más fuerza de voluntad y esa fuerza mental que siempre se necesita. La preparación psicológica es muy importante".

Sabe Mariluz que tendrá que aguantar dolores y que pasará por momentos duros, pero para ellos espera contar con el apoyo de muchos peregrinos, que se pueden sumar a esta causa solidaria haciendo donaciones o acompañándola en alguna de las etapas.

A cada kilómetro de la corredora se le ha dado un valor de 1 euro, de modo que se puede donar la cantidad que se desee. Además, Tree Travel, organizador de El Reto del Camino, permitirá a los interesados, senderistas, ciclistas, peregrinos, acompañar a Viñas durante todas las etapas, así como alojarse en su mismo hotel.

"Se harán diferentes bloques para que los que quieran puedan acompañar a la atleta durante el tiempo que aguanten. Se ofrecerán paquetes para participar en un reto tan ilusionante como éste", ha destacado hoy en esta presentación Mar Rodríguez, directora de Tree Travel.

Mariluz Viñas desprende optimismo y lo explica: "Siempre he ido marcándome metas, pero este es uno de los retos más significativos de mi vida. Siempre he tenido el sueño de hacer el Camino de Santiago. Lo quise hacer con 50 años, pero no pude porque tuve que competir en una carrera. Ahora lo voy a realizar con 52, de ahí que en cada etapa vaya a recorrer 52 kilómetros", subraya Viñas.

"Con este reto se está demostrando que el deporte es una herramienta fantástica para mejorar la vida de mucha gente, y en este caso de esos niños. Ellos lo merecen", ha manifestado esta mujer antes de afrontar la prueba más difícil e ilusionante de su carrera.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual