Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Religión

Maradiaga, colaborador del Papa, defiende la reforma de la Iglesia

  • El arzobispo de Tegucigalpa asegura que se han cerrado 14.000 cuentas para lograr más transparencia en el banco vaticano

El arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

Maradiaga, colaborador del Papa, defiende la reforma de la Iglesia

El arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

EFE
0
11/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid
El próximo lunes, Francisco saludará uno por uno a los nueve cardenales a primera hora de la mañana. Participará en una eucaristía con este consejo y comenzará unas reuniones de trabajo -de 9 a 12.30 horas y de 16 a 19 horas-, donde el Papa escucha atentamente las explicaciones de sus hombres de confianza que deben reformar la curia y aconsejar al Papa en el camino que debe tomar la Iglesia católica. Expondrán sus puntos de vista hasta el miércoles.

Será la novena reunión de este grupo, cuyas virtudes defendió el viernes Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga. El arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), presidente de Cáritas Internacional y partícipe en las dos últimas quinielas papales -aunque él desechó cualquier aspiración a la silla de san Pedro con una amplia sonrisa- incidió en que el balance de este grupo de trabajo es muy bueno, al igual que los dos años de pontificado de Francisco, marcado por "la misericordia, la alegría y la pobreza". En este tiempo se ha conseguido reformar el banco vaticano -el Instituto para las Obras de Religión (IOR)-, en el que se han cerrado más de 14.000 cuentas. "Se dijo a sus propietarios que lleven su dinerito al Estado italiano, pues muchas veces se buscaba para no pagar impuestos, que es una equivocación y un mal", apuntó el cardenal centroamericano en un desayuno informativo. Una medida que busca una mayor claridad en las cuentas vaticanas, cuyos presupuestos y ejecución se harán públicos. "Cuando hay más transparencia, hay menos corrupción", recalcó. Unas arcas que no son tan abultadas como se creen. "No le llega a los tobillos a la archidiócesis de Colonia", indicó entre risas. El arzobispado alemán confesó tener 3.350 billones en bienes.

El cardenal hondureño ahondó en la preocupación del Papa por la economía, que le llevó a crear una Secretaría de Economía. Una situación que también preocupa a Maradiaga. "Se busca más dinero, más poder, más juventud, más fama, pero no más amor", añadió el coordinador del G-9, quien consideró que "un capitalismo insolidario es anticapitalista". Por este motivo, exigió que se tengan en cuenta a las políticas sociales en la economía, cuya evolución "tiene que afectar a todos los eslabones de la cadena".

Otro de los aspectos es la modernización de la curia. "Ya no es una corte papal. Tal vez en el pasado, pero ahora no. Está para servir". Maradiaga consideró que en esos cambios es necesaria la presencia de nuevos rostros. O cambios en los que ya están. "Sin la reforma de las personas, no hay reforma", señaló. Eso incluye a miembros de la Iglesia que están a pie de calle, como el padre Ángel de Mensajeros de la Paz o las mujeres. "Claro que sí", aseveró con contundencia, energía que perdió cuando se le consultó sobre si habrá cardenalas. "Es otra cosa", se limitó a señalar Maradiaga, quien aseguró que el Papa argentino se encuentra bien de salud y descarta una renuncia. "El Papa es muy bromista. Tiene 78 años y solo pide que recemos por él"

UNA "SACUDIDITA"

Después del verano, el 25 de septiembre, una de las visitas más esperadas del Papa es a las Naciones Unidas. Allí, el religioso hondureño espera que el santo padre dé una "sacudidita" a los dirigentes políticos por su inacción en las guerras de Oriente Próximo y las matanzas de cristianos que se están produciendo en Nigeria o, la más reciente, en la universidad keniana de Garissa.

Un toque de atención necesario ante la situación que vive el mundo. "¿Por qué la ONU es tan indiferente en Siria? Yo he estado en Jordania, en los campos de refugiados de sirios, iraquíes y de otros países árabes y se te parte el corazón. ¿Por qué se permite?", se preguntó Maradiaga. "Debemos hacer algo", exhortó tras rechazar de plano la excusa del costo político que ha escuchado entre bambalinas por parte de dirigentes políticos. Esa misma petición de ayuda para Oriente Próximo la ha trasladado para los cristianos que sufren represalias en África. Recordó, con pesar, que el número de fallecidos en el accidente del avión de Germanwings en los Alpes franceses es muy similar a los estudiantes asesinados en Kenia. "¿Por qué se mira hacia otro lado? ¿Por racismo, por tener otro color de piel?", se cuestionó el cardenal, que también se mostró muy crítico con la situación en Venezuela.

Maradiaga recordó el enfrentamiento ("Una caricia muy interesante") que mantuvo con Hugo Chávez hace ya ocho años cuando le llamó "loro" y "payaso imperialista". Ahora, el arzobispo no movió un ápice su postura. "Hay que decir la verdad. Un pueblo no puede ser gobernado por dictadores. Reprimir como se está haciendo a la oposición no se debe", señaló el cardenal hondureño. "Venezuela se aísla a sí misma porque reprime la libertad", indicó.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual