Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PSICOLOGÍA

Javier Urra detecta una sociedad donde los adolescentes tienen "mucho poder"

  • El psicólogo forense navarro considera que los padres ejercen sobre sus hijos una autoridad tibia o incluso nula

El pedagogo y escritor Javier Urra

Javier Urra ofrece respuestas para "padres agobiados"

El pedagogo y escritor Javier Urra

ARCHIVO
6
Actualizada 07/04/2015 a las 16:53
  • EFE. VALLADOLID
Una sociedad permisiva, donde los padres ejercen sobre sus hijos una autoridad tibia o ninguna, ha detectado en España el psicólogo forense Javier Urra, con el resultado de unos adolescentes que han conquistado "mucho poder en el hogar, en el aula y en la calle".

Los vástagos "no necesitan 'padres-colegas' porque lo que les sobran son amigos, sino un principio de autoridad porque las familias no son una democracia; alguien debe poner las normas porque, de no existir, les desconcierta desde muy temprana edad", explicó Urra en una entrevista.

Esta y otras apreciaciones son fruto de su experiencia como psicólogo y su dedicación a la infancia y adolescencia desde diversos ámbitos, entre ellos el institucional, que en 2006 volcó en en su obra "El pequeño dictador" y al que desde hoy le sigue "El pequeño dictador crece" (La esfera de los libros).
"Hay que educar desde muy corta edad, enseñar a los niños que el 'yo' es tan importante como el 'tú', que ellos no son los más importantes de la casa y que también deben ponerse en el lugar de los demás", añadió.

La igualdad entre padres e hijos "conlleva un riesgo seguro" con consecuencias que pueden derivar en conductas incontroladas y problemas de gravedad social como el alcoholismo o la drogadicción, "por eso es algo que nos deben concernir a todos, no sólo a las familias: los padres no son los únicos responsables", matizó.

Los padres 'light', incapaces de ejercer la autoridad "por miedo a que sus hijos se traumaticen", es el principio de un conflicto ahora acentuado por una sociedad "muy digital" donde los adolescentes "se apoyan entre sí a través de las redes sociales", y en cuya resolución confluyen factores afectivos y psicológicos, añadió.

Los padres y sus descendientes se quieren mutuamente, "pero son como dos imanes mal colocados y se rechazan: es como una patología del amor" que, de forma progresiva parte de la falta de entendimiento y desemboca en la violencia física y luego en la verbal, explicó, algo "hay que prevenir" desde muy pequeños.

"Hace treinta años esto no ocurría en España", apreció el autor del "El pequeño dictador crece", donde Javier Urra persiste en su tesis de que un dictador "no nace, sino que se hace" y cuya gestación "no es solo un problema familiar sino también social".

Según datos de la Fiscalía General del Estado, en los últimos siete años prácticamente se ha duplicado el número de denuncias de padres contra hijos por violencia y agresiones de éstos contra sus progenitores "no nos podemos dejar chantajear", insistió.

"Hay padres que complacen a sus hijos por no contradecir, lo cual es un gran fracaso", continuó, no sin antes advertir que nunca hay se debe confundir al infante o adolescente tirano con el hiperactivo.

La sociedad, resumió, "debe retomar la autoridad de los profesores y de los padres, el respeto a las personas mayores, enseñar a los más pequeños el significado del deber, de la urbanidad y de las buenas formas", pero a través de una educación basada "en la generosidad y el perdón", recomendó.

Javier Urra (Estella, Navarra, 1957), defensor del Menor en la Comunidad de Madrid entre 1996 y 2001, presentará este miércoles 8 de abril en Valladolid su nuevo libro, que el martes 7 comenzó su distribución.


  • Alucina
    (08/04/15 22:04)
    #6

    A ver, que la educación de nuestros mayores tampoco era lo peor!!.¿Qué queremos ahora?Eato no es la panacea,señores. Lo que "han cambiado" son las formas de vivir,pues" la vida sigue igual".

    Responder

  • Alucina
    (08/04/15 21:18)
    #5

    ¡¡A ver, que la educación que nos dieron nuestros mayores tampoco pensemos que era lo peor!!¿Qué queremos ahora?...esto no es la panacea.Lo que "han cambiado son las formas de vivir."Que la vida sigue igual".

    Responder

  • Aterrizando
    (08/04/15 20:20)
    #4

    Esas circunstancias externas influye en cierta medida,pero lo importante es saber transmitir unas normas, disciplina...todo en su justa medida, para no llegar al otro extremo.

    Responder

  • ciudadano
    (08/04/15 12:15)
    #3

    No es disculpa, Ahora para sacar adelante a un familia hacen falta dos sueldos, ¿no tendrá algo que ver?¿Y estas jornadas de trabajo?¿Y las hipotecas que te hacen esclavo de tu trabajo? A mi me gustaría poder criar a mis hijos con la calidad de vida que tuvieron mis padres.

    Responder

  • opino
    (07/04/15 22:38)
    #2

    ¿No será que muchos padres y madres quieren seguir siendo adolescentes?. Aquí no quiere hacerse viejo ni Dios.......

    Responder

  • Profe
    (07/04/15 17:45)
    #1

    Bombas de relojería en algunas casas que tarde o temprano explotarán por la falta de fundamento de sus progenitores.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual