Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Monumentos

La ciudad de Stalin pide recuperar la estatua del dictador

  • Fue desmontada en 2010 por el entonces presidente del país, hoy declarado enemigo de Rusia

Retirada de la estatua de Stalin en 2010.

La ciudad de Stalin pide recuperar la estatua del dictador

Retirada de la estatua de Stalin en 2010.

Reuters
0
29/03/2015 a las 06:00
  • EFE. Georgia
Al menos 10.000 habitantes de Gori, la ciudad natal de Stalin, han firmado una petición para exigir a las autoridades que devuelvan a la pequeña localidad georgiana el monumento de bronce al dictador soviético, desmontado hace cinco años.

"No solo los habitantes de Gori, sino la gran mayoría de los georgianos está a favor de recuperar el monumento. No se trata de nostalgia por el dictador, sino del respeto a nuestra Historia y a la memoria de nuestro compatriota más celebre", dijo el jefe del Partido Comunista georgiano en Gori, Alexandr Lursmanishvili.

Los comunistas quieren que la histórica estatua de bronce de siete metros de altura se coloque a las puertas de la casa museo de Stalin antes del próximo 9 de mayo, día en que se conmemora la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi, una hazaña cuyo mérito se atribuye al dictador por muchos en Rusia y Georgia.

"Ya tenemos voluntarios para una huelga de hambre frente a la administración local si no nos hacen caso. No nos pararán", aseveró Lursmanishvili, quién agregó que las protestas se extenderán incluso a Tiflis, a las puertas del ministerio de Cultura georgiano.

La figura de Stalin es explotada como atractivo turístico no solo en Gori, sino también en todo el país caucasiano, aunque es en la casa-museo -donde vivió hasta los dieciséis años- donde se puede encontrar todo tipo de objetos con la imagen del sanguinario dictador.

Esos regalos, muy populares entre los turistas, van desde una botella de vino georgiano con el retrato de Stalin en la etiqueta hasta camisetas y cajas de cerillas.

El museo, que funciona desde 1957 y que el año pasado visitaron más de 40.000 turistas, la mayoría extranjeros, exhibe algunos de los objetos personales del sátrapa, como una de sus famosas pipas, un par de botas, un capote, un teléfono o incluso menaje de cocina.

Hace dos años, el museo firmó un convenio con el de Mao Zedong en Shaoshan (China), localidad natal del padre del comunismo chino, tras el cual muchos chinos visitan la que fue la casa del dictador soviético en Georgia.

Junto al edificio de dos plantas está el vagón personal que usaba Stalin durante sus desplazamientos por el vasto territorio de la Unión Soviética.

Será también junto a ese museo donde podría ubicarse la estatua desmontada en 2010 por orden del entonces presidente del país, Mijaíl Saakashvili, declarado enemigo de Rusia y hoy un alto cargo en el Gobierno de Ucrania.

Saakashvili, que al igual que el genocida soviético nació curiosamente un 21 de diciembre, organizó durante su presidencia una campaña contra todos los símbolos soviéticos, que comparó con los fascistas.

En el caso de la estatua de Stalin de Gori, justificó además que ninguna ciudad georgiana podía albergar "un símbolo del imperio que atacó Georgia en 2008", en alusión a la guerra ruso-georgiana en agosto de ese año por el control de la secesionista Osetia del Sur.

La estatua de Gori, que se erigía sobre un pedestal de diez metros, es el monumento más famoso al dictador de toda la Unión Soviética, sobre todo después de que muchos otros fueran destruidos tras la campaña para desmontar el culto a su personalidad iniciada por su sucesor, Nikita Jruschov.

El monumento fue levantado en el centro de la ciudad aún con Stalin en vida, en 1952, y desde entonces hasta que fue desmontado en 2010, fue objeto de culto para estalinistas de todo el mundo.

Si las autoridades acceden a la petición firmada por los ciudadanos de Gori, ya no podrá ser devuelto a la plaza central de la ciudad, toda vez que lo prohíbe expresamente una ley aprobada ya por el nuevo Gobierno georgiano de Bidzina Ivanishvili.

Sin embargo, aunque la ley veta levantar monumentos que aludan a cualquier totalitarismo, la estatua de Stalin sí podría ubicarse en territorio de la casa-museo, donde tendría la consideración de una pieza de exposición.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual