Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
BÉLGICA

La Grande Place de Bruselas se convierte en un jardín turco

  • Más de seis mil begonias dibujan una alfombra de 1.800 metros cuadrados

Vista de la alfombra de flores creada en el centro de la Grand Place de Bruselas

Vista de la alfombra de flores creada en el centro de la Grand Place de Bruselas

EFE
0
Actualizada 15/08/2014 a las 11:10
Etiquetas
  • EFE. BRUSELAS
Las famosas alfombras turcas, "Kilims", sirven de inspiración por primera vez para la creación del tapiz floral que se instala cada dos años en la Grande Place de Bruselas, con lo que el centro de la capital se inunda de colores durante tres días.

Colores vivos y tonos pastel decoran el pavimento de esta famosa plaza de la capital belga con su tradicional alfombra de flores, que este año celebra su decimonovena edición.

En esta ocasión, "el tapiz es una confluencia entre Turquía y Bélgica, para celebrar los cincuenta años de la inmigración turca en el país", explicó a Efe el coordinador del tapiz, Koen Vondenbusch.

Más de seis mil begonias dibujan una alfombra de 1.800 metros cuadrados inspirada en los patrones geométricos de los famosos "Kilims" de Turquía.

Los patrones de estos tapices turcos son increíblemente variados y también incluyen motivos florales o animales, que representan y simbolizan mitos y creencias, como la fecundidad, la alegría, la felicidad o incluso la protección contra el mal de ojo.

Los visitantes podrán contemplar el colorido de las begonias, procedentes de Gante, a pie de plaza o tomar, previo pago, una vista panorámica desde el balcón del Ayuntamiento, el cual también se ha decorado para la ocasión y cuenta con una exposición floral, hasta el próximo domingo 17 de agosto.

Desde el jueves los más de cien voluntarios participaron durante casi siete horas en la minuciosa y coordinada colocación de la alfombra bajo la atenta mirada de vecinos y turistas.

Como si de un "puzzle vacío se tratase, se colocan los colores adecuados en los lugares precisos" para que el resultado sea el deseado, precisó Vondenbusch.

La primera vez que el corazón de la ciudad albergó un tapiz floral fue en 1971, aunque no fue hasta 1984 cuando se estableció como acontecimiento bienal.

El arquitecto paisajista Etienne Stautemas, que estudió Horticultura en la Universidad de Gante, fue el primero en diseñar la alfombra en la capital belga, tras dos décadas experimentando en la creación de tapices florales.

El paisajista, tras años realizando este tipo de creaciones, llegó a la conclusión de que los grandes tapices urbanos podían ser un excelente vehículo de promoción no de su capital, sino de las flores belgas más populares: las begonias.

Este tipo de flores son elegidas para la creación de tapices por sus cualidades de "robustez, resistencia a la intemperie y el sol", lo que permite garantizar la larga vida y frescura de la alfombra, resaltaron los organizadores del evento.

"El cultivo de begonias es una especialidad belga, como puede ser el chocolate", declaró Vondenbusch.

En Bélgica se cultivan 60 millones de tubérculos de begonias todos los años, y el país del Benelux es reconocido como el mayor productor del mundo. Países como Holanda, Francia y Estados Unidos son sus mejores clientes.

Para Goethals Martine, voluntaria de la colocación de la alfombra, es "en los campos de cultivo donde se puede apreciar mejor la belleza de estas flores", porque en un evento como este solo se puede disfrutar de estas plantas durante tres días.

Turquía no sólo estará presente en el corazón de la capital belga a través de sus formas y colores, sino también con la música.

El compositor Grégoire Dune ha creado para la ocasión una banda sonora que ayudará al espectador "a trasladarse" a Turquía a través de una mezcla de sonidos contemporáneos y tradicionales, procedentes de instrumentos como el Saz (tipo de laúd de cuello largo), el Daf (tambor sagrado) y el violín.

Cada noche un juego de luces y el sonido acompañarán a este tapiz hasta que el domingo se inicie su recogida y tengan que pasar otros dos años para su disfrute.
La espera merecerá pena, ya que en 2016 Bruselas celebrará el vigésimo aniversario del tapiz floral y promete ser un evento especial, apuntó Vondenbusch.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra