Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ética animal

"España es el país de Europa más cruel con los animales"

  • Ésta es una de las reflexiones que aparecen en 'El triunfo de la compasión', de Jesús Mosterín

'El triunfo de la compasión', del filósofo Jesús Mosterín

España es el país de Europa más cruel con los animales

'El triunfo de la compasión', del filósofo Jesús Mosterín

cedida
1
Actualizada 05/05/2014 a las 17:44
  • efe. madrid
'El triunfo de la compasión', escrito por el filósofo Jesús Mosterín, reflexiona sobre la relación de las personas con los animales en España, el país más "inmisericorde y cruel" de toda Europa y con una clase política "impresentable" que carece de "sensibilidad moral, ética y estética" con la naturaleza.

Conocido internacionalmente por sus trabajos en la frontera entre ciencia y filosofía, y por sus aportaciones a la lógica, la bioética y la antropología, Mosterín explica en una entrevista que la ausencia de la Ilustración está detrás de este comportamiento y es responsable "de una cultura bronca, hosca y violenta".

'El triunfo de la compasión', que publica Alianza Editorial un año después de 'El Reino de Animales', del mismo autor, es la culminación de una larga reflexión filosófica, biológica y ética de Mosterín sobre nuestra relación con los animales, relación deliciosa y conflictiva, capaz de despertar lo mejor y lo peor de uno mismo.

Su nueva obra, en la que el catedrático es muy beligerante con las corridas de toros -fue uno de los ponentes de la comisión del Parlamento de Cataluña para debatir y finalmente decidir su prohibición-, pretende "suplir la falta de información y de razonamiento" sobre estos temas, en los que "se contraponen sentimientos y prejuicios".

En definitiva, propugna la consideración moral de todos los animales, lo que no implica afirmar que sean iguales a los humanos -matiza-, pero sí merecen "respeto".

A su juicio, hay temas complejos como la alimentación o la experimentación animal en laboratorio, pero con las corridas de toros o las peleas de gallos no hay complicación: "son crueldades absolutamente inútiles que hay que suprimir ya".

Las corridas están prohibidas en Cataluña y Canarias, y están vetadas en casi todo el mundo, incluidos países de América Latina como Panamá, Argentina, Chile y Uruguay.

Tanto en el caso de la tauromaquia como en el resto de "festejos salvajes" no hay que suponer que esto siempre ha sido así: "Hace 200 años se cometían en capitales como Londres, la diferencia es que Europa acabó prohibiéndolo".

"Esto es lo que se llama la Ilustración, y en España no la hubo, porque tras la invasión napoleónica, vino el absolutismo con Fernando VII, que introdujo las corridas de toros oficiales como las que conocemos hoy", añade Mosterín, miembro del Center for Philosophy of Science de Pittsburgh (EE UU) y de la International Academy of Philosophie of Science, entre otros.

A su juicio, lo que impide acabar con todo esto es una clase política "impresentable, sin ninguna sensibilidad moral, ni ética, ni estética, ni con la naturaleza, ni con los animales. Los políticos no quieren hacer nada contra estas salvajadas por temor a perder unos votos".

"Estamos ahora igual que en la época de Franco; somos el país europeo más salvaje, sin duda: nuestra cultura es bronca, hosca, violenta y completamente inmisericorde con los animales", subraya el catedrático, que describe en su libro a algunos de los animales más cercanos a los humanos como los caballos, los lobos, los perros y las vacas.

En el capítulo dedicado al sufrimiento y el dolor, explica que el sistema límbico, situado en el centro del cerebro, se comporta igual a nivel fisiológico en animales como en humanos.

Por lo tanto, "no hay ninguna razón por la que creer que si le das una patada a un perro, sienta algo distinto a si te la propinan a ti".

Mosterín (Bilbao, 1941) concluye que la experiencia propia del dolor permite ponerse en el lugar de "otras criaturas que padecen y padecer con ellas, compadecerlas". La compasión actúa como "un mecanismo inhibidor de la agresión y la crueldad".


  • jabeer
    (06/05/14 02:03)
    #1

    Al Sr. Mosterín le preguntaría qué hacemos con los miles de Toros y vacas bravas que hay en las dehesas españolas. Entiendo el tema de las corridas, admitiendo que el toro de lidia vive como un marajá hasta su lidia y muerte. Ahora bien, supongamos la eliminación de la "fiesta" ¿qué hacemos con todas estas reses?. ¿las soltamos al monte?. Por otro lado España, es el país europeo con más biodiversidad de Europa. ¿No será que los europeos no matan animales porque ya no les quedan?

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual