Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Medio Ambiente

El cambio climático amenaza la biodiversidad de los trópicos

  • Investigadores del CSIC alertan del riesgo de subestimar los efectos menos espectaculares del calentamiento global en las especies

Salvar el Ártico

Para evidenciar los posibles efectos que el cambio climático y el deshielo del Ártico podrían tener en España, Greenpeace ha simulado en cuatro imágenes fotográficas cómo el aumento de las temperaturas, la subida del nivel del mar o las súper-tormentas afectarían a importantes sectores socioeconómicos, como la industria del vino o el turismo. La galería de imágenes que presenta Greenpeace, elaborada por los fotógrafos Pedro Armestre y Mario Gómez, es una prospección de futuro "ficcionada" de cómo podrían verse afectados cuatro puntos icónicos (Marbella, Benidorm, Donosti y un viñedo del nordeste peninsular) si no se frena el cambio climático y el Ártico desaparece.

3
02/05/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • colpisa. madrid
Las imágenes son lo suficientemente elocuentes. La donostiarra plaza de La Concha pasa a mejor vida, absorbida por las aguas del Cantábrico; la tranquilidad de la costa marbellí es solo un recuerdo del pasado. Dos instantáneas apocalípticas, como sacadas de sendas películas hollywoodienses, que alertan del fin de la existencia de la raza humana en el planeta. En realidad, son dos recreaciones que presentó al mundo Greenpeace para intentar concienciar a la población de los peligros que supone la inacción de la sociedad y de las autoridades ante el calentamiento del planeta. Unas consecuencias que son fruto de los planteamientos más extremistas elaborados a partir del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC), donde se señala en su último documento que si la temperatura del planeta sube entre 0,3 grados y 4,8 grados, el nivel del mar podría aumentar a su vez entre 26 y 82 centímetros, alterando la vida en las zonas costeras, como señalaba la entidad 'verde'. Un futuro que no hay que desdeñar de ninguna manera.

No solo inciden en este aspecto las ONG ecologistas, sino que también hace hincapié en él un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde se analizan los cambios en la temperatura y las precipitaciones que pueden afectar a la supervivencia a largo plazo de las especies. A través del análisis de quince modelos climáticos elaborados por el IPCC, el artículo expone la complejidad de los efectos del cambio climático sobre la biodiversidad y los retos a los que se enfrentan los ecosistemas naturales en todo el planeta. Los resultados han sido publicados en la revista Science.

"Las regiones polares han captado mucha atención debido al deshielo de los casquetes por el aumento de las temperaturas y a la reducción del hábitat de las especies árticas y subárticas. Sin embargo, no hay que subestimar otros efectos, en principio menos espectaculares visualmente, del cambio climático en otras regiones del planeta. En los trópicos, el calentamiento originará condiciones climáticas totalmente nuevas y desconocemos si las especies serán capaces de adaptarse a ellas", explica el investigador del CSIC Miguel Bastos Araújo, del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

REVISIÓN DE MÉTODOS

El estudio revisa los métodos de medición de cambio climático y relaciona los cambios que ya se están produciendo con las amenazas y las oportunidades que pueden afectar a la biodiversidad en un futuro. La comparación de los resultados aportados por los diversos métodos de medición revela que las especies experimentarán los cambios de forma diferente según en qué región del planeta se encuentren. "Por ejemplo, el calentamiento extremo y las sequías afectarán principalmente la biodiversidad de los trópicos, mientras que las especies polares y de climas fríos verán cómo se reducen los hábitats a los que están adaptadas", añade la investigadora del CSIC Raquel García.

A pesar de ser un fenómeno global, el cambio climático se manifiesta de formas tan diferentes que no es posible aplicar una misma receta para enfrentarse él. Según los investigadores, es necesario tener en cuenta las consecuencias a escala regional. "Cuanto mejor entendamos las implicaciones del cambio climático, mejores estrategias podremos diseñar para preservar la biodiversidad y los ecosistemas", concluye Bastos Araújo. En el último informe del IPCC, los expertos de este organismo de Naciones Unidas alertaban de que era necesario reducir entre un 40% y un 70% las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el calentamiento global a 2 grados antes de 2050.

El documento incide en que esta "revolución energética" requiere abandonar los combustibles fósiles contaminantes y utilizar fuentes más limpias para evitar el efecto invernadero, que podría provocar un aumento de la temperatura del planeta de entre 3,7 grados y 4,8 grados antes de 2100. Hace dos años, las emisiones a la atmósfera de gases invernadero se situaron en 430 ppm (partículas de CO2 equivalente por millón), una concentración "muy elevada", según el IPCC. De ahí la necesidad de reducir hasta un 70% las emisiones de gases. No obstante, las propias conclusiones del IPCC señalan que solo hay un 66% de probabilidades de alcanzar el objetivo de los 2 grados.


  • La nueva religión
    (02/05/14 09:54)
    #3

    Con la tercera parte del dinero que se destina anualmente a luchar contra una supuesta subida de la temperatura planetaria dentro de 100 años, se podría abastecer de agua potable a todo aquel que no la tiene. A causa de los triunfantes dogmas ecologistas (nadie puede "osar" discutirlos), el ricachón y opulento Occidente, que tiene la llave de la caja, exige a los países hambrientos que no prosperen y que sigan en la miseria, eso sí, para que no se caliente el planeta. Por cierto, a ver si leo alguna vez en un medio que si se deshelara el Ártico no subiría ni un milímetro el nivel del mar, por la misma razón que no sube cuando se deshielan los cubitos de hielo que hay en un vaso: es mejor escribir que subirá 12 metros, es mentira pero queda bien.

    Responder

  • Ion Erretxea
    (02/05/14 08:49)
    #2

    Cambio climático y calentamiento global . Cuentos chinos para seguir viviendo de las subvenciones y chupar del dinero de los demás. Y lo triste es que los medios de comunicación les hacen la ola a estos pseudo-científicos.

    Responder

  • Mikel
    (02/05/14 07:21)
    #1

    Qué grandes visionarios... Aún recuerdo la portada de la revista Muy Interesante de hace unos lustros... Aparecía Zaragoza arrasada, con el Ebro totalmente seco. La portada decía algo así como... "efectos del calentamiento global en 2012", o parecido. No ha aparecido nadie de Greenpeace ni del IPCC a decir que se equivocaron...

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual