Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Salud

El trasplante de médula, una nueva vida frente al cáncer

  • Más del 90 por ciento encuentran un donante compatible, ya sea no emparentado o de su familia

0
Actualizada 23/03/2014 a las 14:43
  • efe. gijón
El trasplante de médula ósea es la única posibilidad de curación para muchos pacientes con cánceres hematológicos, de los cuales más del 90 por ciento encuentran un donante altruista compatible, ya sea no emparentado o procedente de su entorno familiar.

En la lucha contra estas enfermedades malignas, el trasplante hematopoyético, como así se denomina técnicamente, supone una segunda oportunidad de vida para vencer dolencias tan graves como leucemias, linfomas o mielomas.

Las tasas de supervivencia de los niños y adultos con estos cánceres, incurables hasta hace no muchos años, están experimentado un incremento significativo, gracias a los avances en la investigación y los nuevos procedimientos médicos, según ha explicado a Efe el doctor Carlos Vallejo, responsable del Programa de Trasplante Hematopoyético de Asturias.

En 2012, último año con cifras disponibles, se realizaron en España en torno a 57 trasplantes por millón de habitantes, una cifra que varía significativamente de una comunidad autónoma a otra.

Asturias, con 96,7 procedimientos, casi duplica la media nacional y se aproxima a la de países como Alemania.

El Programa de Trasplante Hematopoyético de esta región ha superado recientemente el millar de injertos, lo cual le consolida como uno de los más avanzados del país tanto por el número de procedimientos, más de un centenar al año, como por la variedad de las técnicas aplicadas.

Hoy en día, según datos oficiales, el de médula es el tipo de trasplante más realizado en el Principado, por encima de los de riñón, córnea, hígado y corazón.

Carlos Vallejo, jefe de Sección de Hematología, ha explicado que los índices de supervivencia durante el período peritrasplante, comprendido desde que el paciente inicia el procedimiento hasta que es dado de alta, superan el 95 por ciento, a pesar de haberse incrementado significativamente la edad media de los trasplantados, que en algunos casos sobrepasan los setenta años.

Durante el proceso, después de que el paciente se haya sometido a un régimen de quimioterapia y/o radioterapia, comienza un periodo de aislamiento, que puede oscilar entre tres y ocho semanas, tiempo en el que las complicaciones infecciosas son uno de los principales riesgos que tiene que superar el trasplantado.

"Por ello, las estrategias preventivas y los tratamientos precoces de las complicaciones infecciosas, son muy importantes. Hay que adoptar una vigilancia muy estrecha sobre el paciente", ha asegurado Vallejo.

El especialista ha indicado que, junto con los tratamientos médicos, una "actitud positiva" y el apoyo de la familia y los allegados son "fundamentales" para que los pacientes puedan recobrar cuanto antes un estilo de vida normalizado, que en un alto porcentaje de casos puede llegar a ser "pleno".

Por otro lado, el hematólogo ha subrayado la importancia de la donación de médula ósea, ya que el trasplante de progenitores hematopoyéticos representa, en muchos casos, la única posibilidad real de curación para estos enfermos.

Actualmente, la Fundación José Carreras y el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) cuentan con más de 130.000 donantes tipificados.

"La donación de médula ósea es una expresión de solidaridad y de ternura entre los seres humanos", ha manifestado el doctor Vallejo, especializado en este tipo de trasplante en uno de los centros más prestigiosos, el Fred Hutchinson Cancer Research Center de Seattle, Estados Unidos.

Según sus palabras, en los próximos años se continuará trabajando para desarrollar los distintos tipos de trasplante, como el haploidéntico (de donantes sólo 50 por ciento compatibles), con el fin de seguir incrementando los índices de curación y la calidad de vida de los personas con cánceres hematológicos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual