Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
SOCIEDAD

La juez Mercedes Alaya renueva sus votos matrimoniales

  • La instructora del caso de los ERE fraudulentos celebró la ceremonia en Sevilla

La jueza Alaya renueva sus votos matrimoniales

Vuelve de la luna de miel el 27 de marzo

La juez Alaya y su marido, en Sevilla.

La juez Mercedes Alaya renueva sus votos matrimoniales

La juez Alaya y su marido, en Sevilla.

EFE
0
Actualizada 15/03/2014 a las 20:42
  • EFE. Sevilla
La juez Mercedes Alaya, que instruye el caso de los ERE fraudulentos, ha renovado este sábado sus votos matrimoniales en una ceremonia religiosa, a la que ha asistido vestida de novia, celebrada en la iglesia de San Alberto, dentro del conjunto del Oratorio de San Felipe Neri, en el casco histórico de Sevilla.

Los invitados a la ceremonia, que han asistido vestidos con pamela y chaqué, como es costumbre extendida en Sevilla en las ceremonias nupciales, llegaron a la iglesia antes de las doce del mediodía, hora en la que estaba prevista la ceremonia, si bien Mercedes Alaya no llegó hasta las 12.45.

La juez llegó en un vehículo de alta gama con cristales tintados y escoltada por dos agentes de paisano que iban en otro coche, por lo que la mayor parte de los fotógrafos y de las cámaras que la aguardaban se quedaron sin su imagen, ya que accedió al templo por la puerta de la Calle Estrella, una calle sin aceras, solo con bordillos, y de poco más de dos metros de ancha, lo justo para el vehículo.

De hecho, al dar marcha atrás el coche, solo unos centímetros, ha golpeado en la rodilla a un fotógrafo de prensa y a un agente de la Policía Nacional.

Sólo cuatro motoristas de la Policía Nacional han participado en el operativo, junto a los dos agentes de paisano que escoltaban a la juez, uno de los cuales hubo de apartar a algunos fotógrafos para que Alaya pudiera abrir la puerta del coche y entrar en la iglesia.

Una hora más tarde, al salir por la puerta principal del Oratorio, que también es residencia de sacerdotes, los fotógrafos y cámaras pudieron obtener su imagen, mientras que algunas de las invitadas a la ceremonia no ocultaban su indignación con la labor de los informadores.

Al salir acompañada de su marido, ella sonriente, la pareja fue recibida en las puertas de la iglesia y justo antes de que accedieran de nuevo al coche que los esperaba en la misma puerta, por una lluvia de pétalos de rosas blancas que lanzaron unas adolescentes de las invitadas a la ceremonia.

El coche que ha trasladado a la juez también llevaba un ramo de rosas blancas en la bandeja posterior, y rosas blancas con lazos de gasa blanca atadas en las puertas del vehículo, como es costumbre en las bodas, y la propia juez llegó al templo con un ramo de estas flores en la mano.

Los periodistas que han cubierto el acto, entre cuyos invitados estaba el juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero, hubieron de trasladarse esta mañana desde la distante Basílica del Gran Poder, donde inicialmente creían que se celebraría la ceremonia, hasta la Iglesia de San Alberto.

El retraso con el que ha comenzado la celebración ha hecho que una misa posterior, prevista para las 13.15 horas, se haya cancelado, y hasta el cura que iba a oficiar la ceremonia ha mostrado su enfado ante los periodistas que aguardaban a las puertas del templo por el retraso que se iba acumulando desde las doce del mediodía.

El portero y sacristán del Oratorio, también con gesto de enojo, ha dicho a los periodistas que en los veinticinco años que lleva prestando servicio en este conjunto religioso nunca una novia se había retrasado más de diez minutos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual