Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ciencia

Un análisis en sangre para detectar cáncer de ovario

  • Un aumento brusco de la molécula CA12 en sangre podría indicar la presencia del cáncer

0
20/02/2014 a las 06:01
  • efe. madrid
Un ensayo clínico realizado en Inglaterra para analizar la cantidad en sangre de la molécula CA125, cuyos resultados se van a publicar este año, podría descartar la existencia de cáncer de ovario cuando este marcador está estable, mientras que un aumento brusco puede incrementar las posibilidades.

Así lo ha avanzado hoy Karen Lu, oncóloga del MD Anderson Center Cancer de Houston (EE UU), en rueda de prensa para informar de los avances que se van a presentar durante el IV Congreso Internacional MD Anderson sobre cáncer ginecológico, que reúne en Madrid a casi 600 expertos de todo el mundo.

El CA125 es una proteína producida por el útero, el cérvix, las trompas de falopio y el forro del pecho y abdomen. Cuando alguno de estos tejidos es dañado o inflamado, por ejemplo por un cáncer de ovario en desarrollo, cantidades pequeñas de esta molécula pueden entrar al flujo sanguíneo.

La doctora Lu ha señalado que los oncólogos confían en que esa investigación suponga un avance en la detección precoz del cáncer de ovario, lo que actualmente no ocurre, puesto que el 75 % de los casos se presentan con enfermedad muy avanzada, por lo quela supervivencia se sitúa a niveles del cáncer de páncreas o de pulmón.

"Si tuviéramos algún análisis de sangre que pudiera determinar algún marcador sería más fácil diagnosticar a más mujeres que estuvieran en fase 1 y no en 3 y 4 como suele ser en la mayoría de los casos ahora", ha insistido esta profesora de la Universidad de Texas.

En este tipo de tumores, el doctor Nadeen Abu-Rustum ha señalado que la cirugía como primera opción de tratamiento es "crucial" y ha dicho que el objetivo es intentar eliminar en la medida de lo posible toda la enfermedad visible, "lo que suele ser muy difícil puesto que en la mayoría de los casos el cáncer está ya muy avanzado".

A este respecto, el doctor Pedro Ramírez, también del centro de Houston, ha destacado la importancia de elegir el cirujano que va a realizar la intervención, ya que el propósito en cáncer de ovario avanzado es "no dejar residuos" o que éstos sean microscópicos.

En cuanto a los tratamientos más novedosos en este tipo de tumor, el doctor Robert Coleman, de Houston, ha citado terapias biológicas, como la angiogénesis y los inhibidores de los PARP, cuya eficacia se está evaluando.

El doctor Anil Sood ha explicado que la angiogénesis es la capacidad que tienen los tumores de desarrollar un nuevo aporte sanguíneo y, por tanto, de crecer.

En el caso del cáncer de ovario, "es particularmente importante porque tiene un genoma muy inestable, con mucha variabilidad, y hemos visto que el tumor puede ir creciendo a pesar de cercenar los nuevos vasos sanguíneos", ha precisado este oncólogo.

En cáncer de endometrio, el doctor Abu-Rustum ha señalado que por primera vez en los centros MA Anderson se tienen datos de más de mil 1.000 pacientes operadas con éxito siguiendo la técnica del ganglio centinela (el primer ganglio linfático que encuentran las células tumorales al intentar diseminarse a través del sistema linfático).

Los resultados, que se van a presentar durante el Congreso, son positivos y permiten realizar una cirugía más precisa y mínimamente invasiva en la mayoría de los casos, "con la tranquilidad de que se puede detectar igual o mayor número de metástasis que con la cirugía tradicional", ha explicado este oncólogo.

Además, dentro de un par de años se publicarán los últimos datos "que van a revolucionar la cirugía en este tipo de cáncer".

De hecho, según ha explicado el doctor Abu-Rustum, las guías clínicas de este año ya incluyen el uso de esta técnica del ganglio centinela para construir un mapa de la presencia de metástasis como una de las técnicas estándar de asistencia médica.

A este respecto, el doctor Coleman ha precisado que esta técnica (que se utiliza con éxito en mama) se empezó a usar en cáncer de cuello de útero para intentar determinar la vía de drenaje linfático, ya que "no se sabe hacia dónde va la metástasis por vía linfática, si hacia la ingle o hacia la axila".

Con esta técnica, se pueden evaluar mejor los posibles puntos de contaminación por vía linfática.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual