Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
Salud

Tres de cada diez personas obesas sufren estrés

  • Con motivo de la celebración este viernes del Día Nacional de las Personas Obesas, se ha lanzado la campaña "Dile NO al Obestrés"
  • Comer deprisa fuera de casa o comer mientras se ve la televisión son factores que determinan que haya más obesidad

1
13/12/2013 a las 06:01
Etiquetas
  • efe. madrid
Tres de cada diez personas con obesidad tienen problemas relacionados con el estrés, y cuatro de cada diez ciudadanos modifica su patrón alimentario cuando lo sufre, mediante el aumento de la ingesta de alimentos con alto contenido calórico y de grasas.

Por ello y con motivo de la celebración este viernes del Día Nacional de las Personas Obesas, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) han lanzado la campaña "Dile NO al Obestrés".

Según el doctor Javier Salvador, presidente de la SEEN, el "estrés constituye, por sí mismo, un factor de riesgo adicional para el desarrollo de ciertas enfermedades, como las cardiovasculares".

Para la doctora Susana Monereo, secretaria general de SEEDO, "la población no está suficientemente concienciada y, por lo tanto, seguimos comiendo mal".

En este contexto, desde las sociedades científicas abogan por insistir en educar y animar a la gente a cambiar sus hábitos de vida de forma progresiva.

Comer deprisa fuera de casa, no hacerlo alrededor de la mesa con toda la familia, comer mientras se ve la televisión o delante del ordenador son factores que está demostrado científicamente que determinan que haya más obesidad.

El doctor Albert Lecube, coordinador del Grupo de Obesidad de la SEEN, advierte de que el estrés tiene influencia en la elección de los alimentos y en el tamaño de las raciones, ya que las aumenta.

Se asocia con un aumento de la adiposidad central, un efecto que se produce en mayor medida en los hombres que en las mujeres.

El estrés, además, favorece la ingesta de alimentos que podrían denominarse de "recompensa", aquellos más placenteros para el paladar, generalmente más ricos en grasas o más dulces, cuya ingesta favorece la aparición temporal de un estado de felicidad.

Parece ser que aquellas personas que tienen un peso por encima de lo normal o con sobrepeso u obesidad leve antes de sufrir el estímulo estresante están más inclinados a responder incrementando la ingesta y su peso.

La exposición al estrés a lo largo de distintos periodos de la vida, como por ejemplo en la infancia o la adolescencia, influirá sobre el peso en la edad adulta y puede ser crucial para el desarrollo futuro de obesidad, advierten los expertos.


  • Eliseo
    (13/12/13 10:23)
    #1

    El estrés y la obesidad por mi experiendia personal, tienen una relación directa. Yo engordé 10 kilos en la época en la que la situación de mi empresa no era la mejor. Comía por pura ansiedad y sin medida, no podía parar. Comía de una forma compulsiva por sentirme desesperado y angustiado por el miedo a perderlo todo. Me recomendaron a un psicólogo de Pamplona llamado Ricardo Ros y su Método El Viaje Decisivo, que me ha ensañado a comer de una forma consciente y ordenada. Estoy recuperando mi peso anterior y además consigo mantener la dieta en el tiempo, que para mi era lo más complicado.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual