Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
UNIÓN EUROPEA

Cigarro electrónico, un producto en auge en el limbo legal

  • Las próximas semanas dirigentes europeos tratarán de alcanzar un acuerdo sobre la normativa de este producto

0
Actualizada 07/12/2013 a las 12:41
  • EFE.BRUSELAS
Los cigarrillos electrónicos se encuentran actualmente en un limbo legal en la Unión Europea, que trata de sacar adelante una normativa para regular la venta y el uso de estos nuevos productos, mientras su presencia aumenta con rapidez en los Estados miembros y en Navarra viven su época dorada

Estos dispositivos -y en particular sus efectos sobre la salud- son objeto de un intenso debate tanto en la comunidad científica mundial como dentro de la Unión, donde las discusiones acerca de los cigarrillos electrónicos están bloqueando la aprobación definitiva de la nueva directiva sobre el tabaco y los productos derivados.

El Ejecutivo comunitario, los Veintiocho y el Parlamento Europeo (PE) mantendrán dos reuniones decisivas en las próximas semanas para tratar de alcanzar un acuerdo sobre esta normativa.

Uno de los puntos más delicados es la clasificación de estos dispositivos como "productos médicos" o "productos de consumo", lo que determinará qué normas se les aplicarán sobre publicidad, etiquetado, distribución y control sanitario.

La Eurocámara optó por la segunda opción, es decir, por una regulación más flexible con vistas a facilitar su uso como sustitutivos del tabaco, en el último borrador legislativo aprobado con el respaldo de los grupos popular y liberal y el rechazo de los socialistas.

La enmienda introducida por la eurodiputada liberal belga Frédérique Ries se basaba en considerar al cigarrillo electrónico como un producto menos nocivo que el tabaco normal, al contener nicotina pero no alquitrán ni otras sustancias cancerígenas.

Pero esta consideración, así como otros aspectos más técnicos como los niveles de nicotina permitidos en los dispositivos, todavía están siendo discutidos por las instituciones europeas y por los Estados miembros, entre los cuales hay un grupo importante que son partidarios de un enfoque más riguroso.

"Intentamos encontrar una solución intermedia", dijo a Efe el portavoz comunitario de Sanidad y Consumo, Frédéric Vincent, quien señaló que si finalmente se les aplica el estatus de productos de consumo, "será necesario que los cigarrillos electrónicos estén regulados".

El portavoz destacó la dificultad de "legislar sobre un mercado que está desarrollándose muy rápidamente" y sobre el que "aún no existe suficiente perspectiva científica", y señaló que en cualquier caso el objetivo de la CE es "regular, pero no prohibir" los cigarrillos electrónicos.

Estos productos representan actualmente entre el 2% y el 3% de las ventas totales del sector tabaquero en Europa, y su consumo se ha duplicado en los últimos años hasta alcanzar los 7 millones de vaporizadores, según los datos que manejan las instituciones europeas.

La Alianza Europea de la Salud Pública (EPHA) ha destacado la necesidad urgente de "un marco normativo robusto" para evitar que los cigarrillos electrónicos "sigan en un limbo jurídico", y en particular, de "reglas estrictas sobre la publicidad y el control de mercado de estos productos".

"No se puede dejar el tema únicamente en manos de los Estados miembros, es necesario actuar a nivel europeo", dijo a Efe la secretaria general de la EPHA, Monika Kosinska, quien confió en que la UE "logre un compromiso para garantizar la seguridad de los consumidores".

El vapor que exhalan estos cigarrillos "tiene por supuesto efectos sobre la salud porque contiene nicotina, aunque todavía no están claros", señaló la experta, quien no obstante admitió que son "mucho menos dañinos" que los cigarrillos normales y que por tanto "tienen potencial para ayudar a dejar de fumar".

Por tanto, defendió "un equilibrio normativo adecuado, que tenga en cuenta el supuesto menor riesgo para la salud pero también que no son unos productos inofensivos", señaló la responsable de EPHA, que agrupa a más de cien organizaciones europeas relacionadas con el ámbito sanitario.

En la misma línea, el eurodiputado socialista español Andrés Perelló afirmó que la actual "indefinición normativa" deja a los cigarrillos electrónicos "en una posición de libre venta", algo que a su juicio es "peligroso" para los consumidores, y en especial para potenciales nuevos fumadores como los jóvenes.

"Están tratando de engañar a los consumidores diciendo que sirve para dejar de fumar o que es inocuo", dijo en unas declaraciones a Efe Perelló, quien denunció que el apoyo de otros grupos políticos a una normativa "menos ambiciosa" se debe a "presiones del lobby del tabaco".

Ante esta situación, el eurodiputado miembro de la Comisión de Salud Pública del PE apostó por revisar la directiva en los próximos años cuando existan más pruebas científicas, o incluso por sacar adelante una normativa específica sobre los cigarrillos electrónicos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual